Miércoles, 07 Diciembre 2016 17:45

Gritos e insultos en la Legislatura por la nueva traza de la Illia

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Los vecinos de la Villa 31 coparon el recinto y acusaron a los legisladores del oficialismo de "chorros"

 

 

La Legislatura porteña fue escenario de un escándalo cuando los diputados debatían la nueva traza de la Autopista Illia y un grupo de vecinos irrumpió en el recinto.

 

El diputado Agustín Forchieri fue el primero en tomar la palabra. Explicó la iniciativa que proyecta hacer un gran espacio verde lineal de 1.300 metros de extensión sobre la actual autopista y en reemplazo construir una nueva autopista.

 

Como adelantó LPO, el jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta reconoció hace un tiempo que la traza actual de la Autopista Illia es ilegal. Asimismo, como está emplazada actualmente divide el asentamiento de Retiro en dos.

 

Es por eso que el plan que tiene el Gobierno porteño es que los vecinos que habitan los terrenos debajo de la autopista, sean trasladados a un complejo de viviendas que sería construido en un terreno de YPF que el Gobierno comprarán por $9 millones. Sin embargo, los habitantes de la zona exigen no ser desplazados de sus viviendas.

 

En tanto, cuando el presidente de la Comisión de Planeamiento Urbano aseguró que “esta traza es de una época nefasta de nuestro país”, se escuchó a un hombre, en uno de los palcos del recinto, decir por lo bajo “justo el PRO dice eso”.

 

En ese momento, más de 20 vecinos que presenciaban el debate, levantaron carteles que decían “Basta de atropellos. Si a la urbanización. No a la autopista” y acompañaron el acto con gritos e insultos contra los legisladores del bloque amarillo.

 

“Escuchen a los vecinos” pedían los habitantes de la Villa 31 desde el palco. Forchieri, que pedía la calma sostuvo que “tuvimos una primera lectura, tuvimos una audiencia pública, esto es un comienzo, está claro que no es la urbanización pero por algo hay que empezar”, pero no logró tranquilizar a los manifestantes que le gritaban, entre otras cosas “manga de cara rotas”.

 

Posteriormente fue el turno de escuchar de los diputados de la oposición que cada vez que terminaban de hablar, recibian fuertes aplausos que caigan desde el palco.

 

“No se entiende. Cambiemos cambió y tomo nuestras políticas de urbanización” aseveró Javier Andrade del Frente para la Victoria, quien luego agregó “un ejemplo de alguien que urbanizó verdaderamente hoy está detenida, Milagro Sala en Jujuy”.

 

Por otro lado, el legislador de Lousteau, Juan Francisco Nosiglia mantuvo su voto en contra de la nueva traza y se refirió a la comparación que hace el Gobierno de la Ciudad con el Highland Park de Nueva York, el que toman de ejemplo para el parque en altura que planifican construir en la traza actual. Nosiglia sostuvo que en Buenos Aires el contexto es otro y además cuestionó “porque hay tanto apuro para correr la traza”.

 

La diputada María Rosa Muiños, por su parte, dijo que no esta en contra de la nueva traza, puesto que coincide que divide la Villa 31, pero opinó que “no tiene sentido que se mantenga la actual”.

 

El debate lo cerró Maximiliano Sahonero. El legislador del PRO ha contado en más de una oportunidad que nació en la Villa 20. Los vecinos que se encontraban protestando en el recinto, no dudaron en agarrarse de eso para confrontar a Sahonero.

 

“La inclusión urbana es un trabajo a largo plazo” afirmó el diputado, y continuó “no hay ocho años de abandono como nos marcan, son 30 años de abandono. Nosotros no queremos que los de la política hagan negocios con los pobres”.

 

Esa frase fue motivo de nuevos gritos que provenían del palco, “ustedes hacen negocios” le decía una vecina. A modo de defensa, el hombre de Vidal aseguró “nosotros no hacemos ningún negocio con la pobreza, nosotros trabajamos para más y mejores oportunidades para los pibes. Otros hablan de los pibes que se mueren en la calle por la droga”.

 

El diputado concluyó su discurso y le pidió a Diego Santilli, que presidia la sala que pase a la votación. Por lo bajo de nuevo, el mismo vecino que lo había hecho al principio del debate, dijo “viviste en la 31 y no hiciste nada por el barrio”.

 

“Estamos diciéndole que no a la autopista” “chorros” “es una vergüenza” “voten a favor de los vecinos, no a favor de ustedes” “escuchen, presenten atención a lo que le dicen los vecinos” “plata para vivienda y urbanización, no para negocios” “corruptos” “piensen bien gente” “vayan al barrio para darse cuenta lo que está pasando”, se escuchaba mientras los 55 legisladores presentes votaban la norma.

 

Tras la votación, Santilli comunicó que de los 55 votos emitidos, 35 fueron afirmativos, 19 votos y hubo 3 abstenciones. Con la ley sancionada, los vecinos no ocultaron su enojo y volvieron a poner el grito en el cielo “sigan así” “¿vos que aplaudís? ¡Manga de ladrones!”. También se escucharon algunas amenazas como “te vamos a ver en el barrio” y “nos vamos a quedar afuera”.

 

 

Fieles a sus palabras. Se quedaron afuera, con el resto de los vecinos que no había logrado entrar al recinto y se mantuvieron durante la sesión especial en la puerta con bombos y bombas de estruendos. El personal de seguridad, debió abrir las puertas traseras de la Legislatura porteña para que salgan los presentes.

 

Visto 510 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Febrero 2017 22:12

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…