Martes, 18 Abril 2017 00:00

Revival UCR: Lousteau dispara nueva interna en “La Coordinadora”

Escrito por  Ezequiel Rudman
Valora este artículo
(2 votos)

Inorgánicos a cargo de Jesús Rodríguez y Suárez Lastra arman, vía Sanz, acto de “Radicales en Cambiemos” para blindar a Larreta en Capital Federal.

 

De un lado, y con la lapicera del Comité UCR de la Capital Federal garabateando el nombre de Martín Lousteau, está Enrique "Coti" Nosiglia. Del otro lado, con los radicales inorgánicos que blindan a Horacio Rodríguez Larreta, asoman Jesús Rodríguez y Facundo Suárez Lastra. El revival ochentoso del radicalismo se hará carne mañana, cuando un pelotón de dirigentes del centenario partido se despegue de la conducción formal de la UCR porteña para apoyar el armado de una lista que incluya candidatos del radicalismo pero sin Lousteau.

A través de una carta sin firma, "Radicales en Cambiemos" convocó a un acto para mañana en Rodríguez Peña 361, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se trata de los radicales con cargo en el Gobierno nacional. Rodríguez, exministro de Economía en 1989, ocupa una silla en la Auditoría General de la Nación. Suárez Lastra, exalcalde porteño, responde al Ministerio del Interior de Rogelio Frigerio con rango de subsecretario de Estado a cargo de políticas interjurisdiccionales en el área metropolitana. Detrás de ellos sobrevuela la figura de Ernesto Sanz, el civil sin cargo electivo, político ni partidario que cada semana se sienta al lado de Mauricio Macri.

Estos radicales inorgánicos saldrán a resistir el desembarco de Lousteau en Capital Federal con el objetivo de desangrar a la conducción partidaria oficial a cargo de Emiliano Yacobitti con el sponsoreo de Juan Nosiglia hijo. Su objetivo es de mínima. Dotar de músculo radical al armado político de Rodríguez Larreta de cara a las legislativas con tal de acceder a un cupo en las listas locales y nacionales. Este grupo, donde también aparece Fernando Blanco Muiño, calcula que Elisa Carrió será quien encabece la boleta del oficialismo porteño y aspiran a reservarse lugares antes de que la boleta resulte copada por nombres del PRO y la Coalición Cívica.

Del otro lado, en la orgánica del Comité UCR de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se preparan para resistir. Y están dispuestos incluso a judicializar el sello Cambiemos en el corazón del poder macrista, la Capital Federal. "Si no acceden a que la UCR integre Cambiemos con Lousteau que se despidan del sello", advirtieron ayer cerca de Yacobitti. El chispazo replicó ayer en Chaco, donde Ángel Rozas se mostró iracundo por armados políticos inconsultos de la Casa Rosada.

Prescindente se mantiene Daniel Angelici. No juega para Lousteau por su lealtad a Macri. Pero tampoco auspicia a los radicales inorgánicos que se reunirán mañana con el objetivo de acomodarse en una papeleta que presuntamente encabezará Carrió. El exembajador argentino en Estados Unidos regresará al país la semana próxima. Municipalizará su campaña y no hará política más allá de la General Paz. Sus allegados juran que su armado no tendrá espejos ni en la provincia de Buenos Aires ni en ningún otro distrito donde haya elecciones legislativas. Es decir, por ahora, no habrá confluencia con Sergio Massa ni con Florencio Randazzo. Una vez más, los radicales buscan un imán electoral fuera del partido. Roberto Lavagna fue candidato presidencial de la UCR en 2007, Francisco de Narváez se erigió como postulante a gobernador radical en 2011 colgado de la aventura presidencial de Ricardo Alfonsín y Macri, en 2015, coronó la política importadora de figuras del radicalismo. En 2017, el Comité se atará a Lousteau, de pasado peronista con Felipe Solá y Cristina de Kirchner pero sin rastros en la UCR.

"Lousteau es nuestra Vidal. Nosotros también queremos demostrar que tenemos un candidato con votos y queremos explotarlo", es el ruego sordo del radicalismo orgánico en la CABA.

El exembajador tampoco tenía demasiadas opciones para plantarse como referencia política y disputar el Ejecutivo porteño en 2018. El problema fue la instrumentación de su renuncia. Algo similar a lo que le ocurrió con la Resolución 125 durante el Gobierno de Cristina de Kirchner. Detalles de instrumentación económica. Esta vez, la desprolijidad fue política y llegó a un punto de no retorno con el Presidente. 

Ezequiel Rudman

Visto 162 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…