Martes, 02 Enero 2018 00:00

Matías Tombolini irá al cargo que Horacio Rodríguez Larreta le quitó a Martín Lousteau

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El ex candidato massista presidirá el Consejo Económico y Social, donde estaba un hombre del ex embajador. Es un gesto del jefe de Gobierno por la ayuda de Massa para quitarle votos a su rival en la carrera del 2019.

 

Dicen que la venganza es un plato que se come frío. Horacio Rodríguez Larreta cumplió con el refrán al pie de la letra y una semana después de las legislativas de octubre expulsó de la presidencia del Consejo Económico y Social (CESBA) a Federico Saravia, un delfín del derrotado Martín Lousteau, su principal competidor por el poder en la Ciudad.

Un proverbio chino asegura que “la gratitud es la memoria del corazón”. El jefe de Gobierno parece haber seguido las enseñanzas de Lao Tse cuando le ofreció a Matías Tombolini, el ex candidato a diputado del massismo, quedarse con el estratégico espacio desde el que operaba el equipo político del ex embajador de Mauricio Macri en Estados Unidos y flamante afiliado a la UCR.

Tombolini consultó con su jefe político, Sergio Massa, y también con su aliada, Margarita Stolbizer, antes de dar una respuesta positiva. Pero pasó más de un mes rodeado de misterio y recién el viernes Larreta le puso el gancho al decreto 499/17, por el que el CESBA dejará de estar acéfalo.

Massa no es sólo un antiguo amigo del dirigente macrista, desde los tiempos en que compartieron la frustrada campaña presidencial de Palito Ortega, a finales de los 90. También fue el que le hizo el “favor” de colocar al frente de su lista en la Ciudad a un candidato “espejo” de Lousteau para morderle votos: Tombolini es, en efecto, un economista de presencia en los medios. No ganó la banca, pero su 5% pudo haber contribuido a que Lousteau no alcanzará más del 12% de los votos.

El Consejo está integrado por representantes de la sociedad civil (sindicatos, cámaras empresarias, universidades colegios profesionales), que elaboran propuestas de gestión “no vinculantes”, aunque con presupuesto propio. Es decir, con “caja”.

De acuerdo a la Constitución porteña, el director es designado por el jefe de Gobierno, sin necesidad de consultar a la Legislatura. Con todo, se instaló el mito de que le corresponde a la oposición. Pero no fue tan así cuando Larreta le cedió el lugar a Lousteau en el marco del acuerdo con el PRO para ir de embajador a Washington. Y ahora que el diplomático fugaz se afilió a un partido que integra Cambiemos, se queda afuera.

Comentan en el gobierno porteño que Larreta sospecha de algún guiño presidencial para que Enrique Nosiglia pacte el regreso de Daniel Angelici a la UCR de modo de potenciar en 2019 un nuevo intento de desafiar su poder mediante una interna abierta con Lousteau ya dentro de la coalición oficial. Por el momento, el jefe porteño cuenta con una aliada de peso para frenar la operación: nada menos que Elisa Carrió.

Las vueltas políticas de esta historieta no terminan ahí. El lugar que el jefe porteño cedió temporariamente al ex ministro K se lo había quitado al “margarito” Sergio Abrevaya, único legislador electo por 1País en la Ciudad y firme aliado de Tombolini. Según pudo saber Clarín, ahora el economista mediático piensa en retomar la agenda que empujaron juntos: baja de expensas y “protección” a los deudores hipotecarios. 

Marcelo Hugo Helfgot

Visto 127 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…