Viernes, 11 Mayo 2018 00:00

Alcoholemia: hay un positivo cada dos horas y premiarán a los que superen los controles

Escrito por  Karina Niebla
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Entre todos los vecinos que den negativo en los operativos callejeros, la Ciudad sorteará a 20 por mes. A los ganadores les descontarán la tasa de Patentes por un año, les regalarán bicicletas o les cargarán $ 5.000 en la SUBE.

 

 

La Ciudad lanzará este viernes el programa “Conductores responsables”, un plan de incentivos para que la gente no tome antes de manejar. Cada mes, entre todos los automovilistas y motociclistas que superen los controles de alcoholemia, serán reconocidos por sorteo 20 ganadores. El premio: bonificación del 100% de Patentes durante todo 2019.

 

Actualmente, se pagan en promedio unos $ 7.900 de Patentes por año para autos y camionetas. Pero su bonificación no es el único premio previsto en el programa. Si el que dio negativo en el control de alcoholemia salió sorteado pero no es el dueño del vehículo, igual ganará una bicicleta. Y si se trata de un rodado que no paga Patentes, como los de discapacitados o los que tienen más de 12 años, al conductor le darán $ 5.000 de carga en la SUBE.

 

Los requisitos para poder ser uno de los ganadores son que el vehículo esté radicado en la Ciudad, contar con la VTV al día, no tener infracciones y mantener la titularidad o autorización de uso del rodado durante la vigencia del programa.

 

Los ganadores serán anunciados mes a mes en las redes de Participación Ciudadana, una de las áreas que impulsa el programa, y en la página Web www.buenosaires.gob.ar/vamoslosvecinos. Los participantes que no hayan resultado favorecidos un mes podrán ser parte de los sorteos de los meses siguientes.

 

En septiembre se remitirá la lista de ganadores a la AGIP para que ejecute el beneficio en 2019. Y quienes resulten sorteados a partir de octubre podrán acceder a la bonificación en 2020.

 

También habrá sorteos extra en fechas especiales. Durante el Día de la Primavera y las Fiestas de fin de año, quienes obtengan resultado negativo en los puestos de control de alcoholemia podrán participar por premios.

 

En la Ciudad, cada poco más de dos horas un conductor da positivo a un control de alcoholemia, según datos difundidos por la Secretaría de Transporte porteña. En esos controles, 0,5 gramo por litro de sangre es el máximo tolerado para quienes manejan vehículos particulares; 0,2 para los de motos y 0 para principiantes y profesionales (choferes de colectivos, taxis y camiones).

 

En ese contexto, la Ciudad tomó una medida inusual: premiar una conducta que debería ser la norma. “Queremos cambiar el paradigma del Estado sancionador por uno que recompensa el cumplimiento de las leyes de tránsito, con énfasis en no conducir bajo los efectos del alcohol”, explicó el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, durante la presentación del programa. “Se trata de un cambio cultural que queremos lograr para que los vecinos entiendan desde un nuevo lugar la importancia del respeto a las normas”, agregó Juan José Méndez, secretario de Transporte de la Ciudad.

 

Esta acción se enmarca en el Plan de Seguridad Vial de la Ciudad, con el que se busca reducir en un 30% las víctimas fatales por siniestros de tránsito para 2019. Para eso, además de estas iniciativas de Participación Ciudadana, se implementan programas de diseño de infraestructura vial segura, controles a través de tecnología y agentes de tránsito, y campañas de concientización.

 

Entre enero y marzo de este año se hicieron 59.768 tests de alcoholemia en la Ciudad, casi el doble que durante el mismo período del año pasado. Este aumento se debe, explican desde el Gobierno, a que en 2017 se duplicaron los puestos rotativos de control, que pasaron de 12 a 25 los fines de semana. Es que durante esos días se disparan los resultados positivos de alcoholemia: de acuerdo a un sondeo del Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad del año pasado, esta situación se registra en el 53% de los encuestados cuando se trata de viernes, sábado o domingo por la noche.

 

De todos los controles efectuados, 1,5% dio resultado positivo. Pero ese índice se multiplica cuando el test se hace luego de un siniestro vial: en esos casos el resultado positivo es de casi un 10%. Eso evidencia el papel que juega el consumo de alcohol en la inseguridad vial.

 

De hecho, en los últimos años distintas asociaciones de víctimas viales han pedido castigos más severos para quienes manejan después de tomar alcohol. Pero la mayoría de los proyectos en ese sentido no se concretan.

 

El más reciente fue elaborado el año pasado por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, que lo presentó en la Legislatura porteña. En este caso no sólo se proponía bajar a cero la tolerancia de alcohol en sangre al conducir sino además crear una nueva escala para el descuento de puntos en el registro.

 

Karina Niebla

 

Visto 179 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Mayo 2018 16:37

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…