Lunes, 11 Junio 2018 00:00

Las tensiones internas complican el armado de Cambiemos en Capital

Escrito por  Jazmín Bullorini
Valora este artículo
(2 votos)

 

La Ciudad es uno de los pocos distritos que no desdoblará elecciones. Pero las distintas fuerzas que en el orden nacional componen la coalición oficialista no logran ponerse de acuerdo para el armado. ¿Habrá internas?

Todas las partes acuerdan con la misión: constituir Cambiemos en Capital. Sin embargo, las tensiones entre las principales figuras del Pro, la Coalición Cívica y la UCR porteña -encolumnada detrás de Martín Lousteau- complican el armado y la definición se dilata.

En el oficialismo que conduce Horacio Rodríguez Larreta hablan de avances y se muestran confiados: “va muy bien, va a salir seguro”. Dicen que tras una primera reunión "exitosa" entre algunos referentes locales de la UCR y el Pro la negociación quedó en stand by. Consideran que "no es momento" de pensar estrategias electorales, aunque aseguran que retomarán la charla.

En la UCR no dan todo por sentado. “Todavía no hay nada. Lo anunciaron más de una vez, tal vez guiados por focus group o encuestas, pero no hay ningún contacto formal ni institucional" aseguró el presidente de la UCR porteña, Guillermo De Maya.

La orden es nacional. La Ciudad es uno de los pocos distritos que no va a desdoblar las elecciones y dada la situación actual, Macri no se puede dar el lujo de dividir a sus posibles votantes. Todos deben "empujar para el mismo lado".

En abril hubo un encuentro entre Larreta, Elisa Carrió, Maxi Ferraro y Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional, en el que ratificaron el compromiso de armar Cambiemos en Capital.

"Cambiemos no se forma porque lo dicen tres jefes en una oficina, sino con diálogo entre partidos democráticos y reglas claras", dispara De Maya. Por eso, desde la UCR que conduce dejan en claro que la negociación debe ser con las autoridades porteñas del partido.

El trabajo fino es limar las asperezas. La elección pasada, Larreta no le dio a Lousteau lugar en la interna que el ex embajador en Washington reclamaba. Eso derivó en una campaña durísima entre ambos.

Por su parte, "Lilita" -que compartió UNEN con Lousteau en 2013- también tiene objeciones.

La socia de Macri fue muy crítica con el economista cuando este dejó la embajada y además tiene una cruzada personal con el histórico operador radical Enrique "Coti" Nosiglia y Daniel Angelici, dos referentes del radicalismo porteño. "Son miembros y dirigentes importantes de la UCR y Coti fue arquitecto de Cambiemos en 2015”, recuerda De Maya.

"Dejar de lado los vaivenes emocionales" es lo que piden varios radicales de la plana mayor a sus correligionarios de la Ciudad y a Carrió.

Así las cosas, un sector considera que hasta que no se definan las candidaturas el armado permanecerá trabado. Otros apuestan a que se debe armar el espacio sí o sí y después discutir por dentro.

Mientras, Carrió coquetea con una candidatura a senadora nacional por Capital. Recientemente le aseguró al Presidente que va a estar en donde él la considere más útil.

Esa carta, en definitiva, dependerá de cómo llegue Cambiemos en las encuestas, es decir, "qué tan necesaria sea". Igualmente, por estrategia, no lo confirmarían ahora.

En el radicalismo tampoco adelantan si Lousteau insistirá con la Ciudad. “No es momento de candidaturas", responden, aunque piden internas.

"Queremos trabajar no sólo por un frente electoral sino democrático; hacer un mejor Cambiemos. Hay diferencias que sostuvimos durante la campaña y las seguimos manifestando. Es elemental plantear reglas claras de juego y que haya internas, como lo pedimos siempre", señala De Maya.

En concreto, tienen mucho por definir: si habilitan internas, cuáles serán los candidatos y si habrá listas de consenso.

Jazmín Bullorini

 

Visto 62 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…