Ciudad de Buenos Aires

Ciudad de Buenos Aires (478)

 

Tras el fallo del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso y Administrativo y Tributario N°2, habrá una mesa negociadora que integrarán SBASE, Metrovías, la UTA y los metrodelegados, que funcionará durante 60 días con el fin de convenir la paritaria salarial 2018.

El Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso y Administrativo y Tributario N°2 hizo lugar a un pedido de medida cautelar presentado por la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), y ordenó que los metrodelegados sean incluidos en la negociación paritaria, además de que se dejen sin efecto las sanciones.

De esta manera habrá una mesa negociadora que integrarán SBASE, Metrovías, la UTA y los metrodelegados, que funcionará durante 60 días con el fin de convenir la paritaria salarial 2018.

Durante ese plazo, el gremio que integran referentes como Néstor Segovia y Roberto Pianelli no podrá realizar medidas de fuerza.

"Desde la AGTSyP siempre sostuvimos nuestra vocación de diálogo con la empresa y el Gobierno de la Ciudad, llamándolos a la reflexión y a que retomen las negociaciones paritarias. Esperamos que las autoridades acaten la orden del juez Andrés Gallardo y convoquen a mesa paritaria", expresó el gremio en un comunicado.

Los metrodelegados desplegaron las últimas semanas un plan de lucha que incluyó liberación de molinetes y paros rotativos. El conflicto tuvo su punto más álgido cuando Segovia fue detenido junto a otros trabajadores durante una de las jornadas en las que se paralizó el servicio.

 

 

El Colegio de Escribanos formalizó 5.977 actos escriturales de compraventa. Se ubicó apenas 1,1% por debajo del pico de 2008. Expectativas de desaceleración

Martes, 05 Junio 2018 00:00

La Comuna 1, de estreno

Escrito por

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, inauguró este lunes la nueva sede de la Comuna 1 en el espacio donde funcionaba el ex Padelai, recuperando así el edificio y conservando su patrimonio arquitectónico.

Horacio Rodríguez Larreta afirmó que este edificio “estuvo usurpado durante muchísimos años y se fue cayendo a pedazos”, por lo que “haberlo recuperado para darle mejor servicio a los vecinos es una gran alegría”.

“Primero por haber recuperado este lugar tan lindo y segundo porque acá vamos a dar servicio de trámites, de rentas, licencia de conducir, registro civil, infracciones: un lugar más lindo, bien iluminado y en el corazón de San Telmo”, destacó el Jefe de Gobierno.

También estuvieron presentes en la inauguración el ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Eduardo Macchiavelli; el secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Facundo Carrillo, y la subsecretaria de Gestión Comunal, Marina Hernández.

Por su parte, el ministro Macchiavelli señaló que “el centro comunal por definición es un punto de encuentro donde va a haber actividades culturales, muestras de arte y diferentes iniciativas”.

En tanto, Carrillo remarcó que entre los servicios que se brindarán habrá un “centro integral para la mujer” y también “muchos vecinos van a participar con sus propuestas para mejorar el barrio”.

Se pusieron en valor sus fuentes, su doble escalinata imperial y el casco general. Dado que es un inmueble protegido, la obra fue consensuada con la Comisión para la Preservación del Patrimonio Histórico de la Ciudad. La reconstrucción se llevó a cabo respetando la fachada original.

El ingreso principal es por la esquina de Balcarce y Humberto 1º, a través de una plaza cívica pública que vincula el predio con el barrio, completando un recorrido histórico junto a la Iglesia San Pedro Telmo y la Plaza Dorrego.

Las dos plantas del edificio se vinculan a partir de un gran atrio con una terraza accesible y una cubierta vidriada, conectadas por una escalera metálica de gran porte.

Gracias a la transformación del edificio, ahora la planta baja va a estar abierta al público, ofreciendo diferentes servicios de atención al ciudadano en un espacio integrado con el patio verde exterior. Además, habrá un sector público apto para realizar espectáculos y presentaciones.

La Comuna 1 está integrada por los barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución.

María Roberta Perujo Rivas

 

 

Exposiciones de autobombas, simulacros, cursos de primeros auxilios y juegos para chicos, formaron parte del festejo que se realizó el sábado en Paraná y el río. Los intendentes Gustavo Posse y Jorge Macri compartieron las actividades con los vecinos.

Los Bomberos Voluntarios de San Isidro y Vicente López celebraron el sábado su día con una gran fiesta para toda la familia que incluyó: exposiciones de autobombas y equipamientos, simulacros, cursos de primeros auxilios y juegos para chicos, entre otras actividades.

Cientos de vecinos se acercaron a Paraná y el río, al igual que los intendentes Gustavo Posse y Jorge Macri, para disfrutar de cada una de las propuestas y del chocolate caliente que se repartió para combatir el frío.

"Estamos muy felices de poder celebrar este día juntos, un símbolo de que el trabajo en conjunto es el que garantiza el éxito. Más allá de la fecha de conmemoración, el homenaje a los bomberos voluntarios debe ser todos los días y de toda la comunidad", expresó Posse tras recorrer los distintos puestos de actividades.

A su lado, Jorge Macri comentó: "Creemos que la mejor manera que tienen los bomberos de festejar su día es de esta manera: con sus familiares y cerca del agradecimiento de los vecinos. La verdad que no alcanzan los días para destacar a estas personas que diariamente anteponen el bienestar de los demás a su propia salud y seguridad".

Durante la jornada, familias enteras pudieron vivenciar cómo es el día a día de los bomberos. Para ello, se distribuyeron distintas carpas donde se recrearon varias situaciones de rescate, brindaron cursos de Reanimación Cardiopulmonar (RCP) y Primeros Auxilios, y expusieron todo el equipamiento de ambos destacamentos.

Pero sin dudas, quienes más disfrutaron de la fiesta fueron los más chicos. Inflables, tirolesas y un circuito con obstáculos, donde los más pequeños simularon apagar un incendio, fueron los puntos más elegidos por los presentes.

"Estamos muy felices y emocionado de festejar este día de esta manera. No sólo buscamos acercarnos a la comunidad sino también transmitir el mensaje de que San Isidro y Vicente López trabajan en conjunto todos los días para cuidar a la comunidad", destacó Daniel Gallego, comandante mayor de los Bomberos Voluntarios de San Isidro.

Con él coincidió Victorio Salvia, segundo jefe del departamento de Bomberos Voluntarios de Vicente López, quien subrayó: "Los bomberos somos uno solo. Cuando la necesidad nos llama ahí estamos todos juntos. Ese es el espíritu que buscamos mostrar con esta fiesta".

 

Acompañado por sus dos hijos y su esposa, Maximiliano Giangiaccomo contó: "Me pareció muy lindo el evento, en especial porque los chicos pudieron ver cómo trabajan los bomberos y el esfuerzo y sacrificio que hacen por el prójimo".

Ezequiel Branda, de Villa Adelina, también se mostró muy entusiasmado con la iniciativa: "Es muy integrador porque nos permite a todos conocer bien de cerca esta actividad. Ojalá que se siga realizando porque es muy interesante".

Junto a toda su familia, Belén, quien le regaló una torta a los bomberos sanisidrenses, completó: "Esta semana tuvimos un episodio complicado en nuestro edificio y la actuación del personal fue impecable. Por eso, además de disfrutar de las actividades vinimos a traer este obsequio para agradecer".

 

 

Solo se preservarán las 1966 incorporadas a un catálogo histórico; quejas por el mal estado.

El casco histórico porteño mantiene esa mirada romántica de la Buenos Aires colonial. Transitar por las calles y los pasajes de San Telmo, San Nicolás y Monserrat puede resultar un viaje al pasado. Son esas mismas calles adoquinadas con esas piedras que llegaron desde la isla Martín García, donde circularon, hace siglos, carruajes y caballos. Pero la experiencia es diferente a kilómetros de allí, en barrios donde el empedrado se convierte en una trampa para vehículos y peatones por su deterioro y falta de mantenimiento.

En Villa Urquiza, por ejemplo, la avenida Triunvirato cuenta con una colección de baches, ondulaciones y piezas sueltas que alteran la circulación de los automóviles, particulares y taxis, y también de los colectivos. Al mal estado general se suman las secuelas que dejan las obras en el espacio público y el tendido de servicios, aunque estas situaciones quedarán ocultas bajo el asfalto, como ocurrirá en la avenida Triunvirato, y en más de 1700 calles adoquinadas de la ciudad.

Todas ellas serán, tarde o temprano, pavimentadas al no formar parte del catálogo definitivo de calles preservadas como patrimonio cultural de la ciudad, tal cual lo estableció la ley 4806, aprobada el año pasado en la Legislatura. La norma dispuso nuevas reglas para el tratamiento del empedrado porteño, un tema sensible y que atravesó varias etapas de conflicto entre el gobierno y agrupaciones que promueven y defienden el patrimonio, hasta llegar a instancias judiciales.

De las 26.000 calles porteñas son 3681 las adoquinadas, según fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño. De todas ellas, 1966 tienen protección histórica, según lo establecieron las 15 juntas comunales sobre la base de las áreas de protección histórica de cada barrio, la arquitectura especial, los sitios o lugares históricos y los distritos de urbanización y parque (espacios verdes), por lo que no serán asfaltadas. Las restantes 1715 podrán ser tapadas por el asfalto, lo que ya está ocurriendo en barrios como Villa del Parque, Villa Devoto y Núñez.

Las disputas provocaron una deficiencia en el mantenimiento del empedrado que provocó la lenta agonía de los adoquines. Antes de aprobarse la nueva ley, las calles contaban con una protección estricta que impedía ejecutar los planes oficiales. El gobierno pretendía asfaltar las que se encontraban en mal estado o retirar parte de las piezas.

Los intentos chocaron con la resistencia vecinal y, en varios casos, las obras se frenaron por amparos judiciales, como ocurrió en 2013, cuando se impidió levantar el empedrado de Carlos Calvo, entre Paseo Colón y Balcarce, y en Balcarce, entre Pasaje Giuffra y Estados Unidos, en San Telmo.

Con los cambios, la Comisión de Preservación del Patrimonio Histórico Cultural puede actualizar el catálogo de protección. De aquellas donde se retire el adoquín, las piedras recuperadas podrán ser utilizadas en la construcción de nuevos senderos peatonales, itinerarios de plazas y parques, diseño de plazas secas, o en las vías del subterráneo o Premetro.

"Con dolor veo cómo las máquinas asfaltadoras 'atacan' las calles adoquinadas, en el corazón del barrio. A muchos nos incomoda esta situación, pero otros no le dan mucha importancia porque quieren asfalto para que el auto no rebote. El patrimonio histórico y cultural no interesa mucho", planteó Eduardo Bisognin, un vecino de Villa del Parque.

El tema suele dividir opiniones entre los que están a favor de la protección y quienes plantean una convivencia difícil con estas calles, sobre todo los automovilistas. "Creo que se debería mantener el adoquinado en el casco histórico, pero no en el resto de la ciudad, que evolucionó y plantea otras normas de transitabilidad y movimiento. El empedrado en mal estado destruye los autos", dijo Marcelo Argal, de Villa Urquiza.

Asfaltar una cuadra completa puede demorar una hora y media, como ocurrió en la calle 11 de Septiembre, en Núñez, donde las máquinas ya pasaron y taparon los adoquines. Para hacerlo, primero se aplicó una mezcla de arena con cemento asfáltico que empareja los desniveles de los adoquines; luego se colocó una carpeta de mezcla asfáltica, compuesta de piedra, arena y cemento asfáltico. Entre las dos capas se colocó una emulsión y luego una aplanadora le dio la terminación. Al final, un rodillo neumático selló el pavimento.

"Nunca se entendió el valor paisajístico del adoquinado en la conformación de la imagen de las calles porteñas, en especial las de sus barrios. Se están asfaltando calles con escaso tránsito y está claro que tapar o reemplazar los adoquines con asfalto no es hacer mantenimiento. Eso está indicado en las recomendaciones internacionales de conservación de los paisajes urbanos históricos", sostuvo el arquitecto Marcelo Magadán, especialista en conservación del patrimonio.

La solución planteada desde la sanción de la ley es, para muchos, darle la espalda a la historia de las calles porteñas. Durante años las trabas vecinales y judiciales lo impidieron, pero ahora parece que el asfalto ganará la batalla.

Fernando J. de Aróstegui

 

El ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Eduardo Macchiavelli, aseguró hoy que el gobierno porteño recurrirá "a la justicia civil" para solicitar el "reintegro de los gastos" que demandaron los arreglos en la Plaza de Mayo tras el acto que ayer realizaron organizaciones sociales y sindicales, un monto que ubicó en "más de 4 millones de pesos".

"El operativo de limpieza en Plaza de Mayo duró hasta la madrugada de ayer. La semana que viene presentaremos ante la justicia civil la solicitud del reintegro de los gastos que abonamos todos los vecinos de la ciudad", publicó esta mañana en su cuenta de Twitter el ministro Macchiavelli.

Según informaron fuentes del Ministerio de Ambiente, se tratará de "una demanda por daños en el fuero contencioso administrativo", en la que "se sumarán distintas comprobaciones" sobre los daños que denunció Macchiavelli.

Ayer, también a través de Twitter, el funcionario porteño afirmó que "costará más de 4 millones de pesos volver a poner en valor la Plaza de Mayo", que se reinauguró esta semana tras una remodelación.

En un comunicado que difundió el Ministerio de Ambiente porteño, se consignó que "4.095.000 pesos es el monto que se tendrá que invertir para recuperar, reemplazar y poner en valor la Plaza de Mayo, al término de la manifestación".

"A pocos días de reinaugurada la plaza, el gobierno puso a disposición un operativo de limpieza e higiene, que costó alrededor de 1.595.000 pesos", se agregó en el texto del ministerio porteño, en el que se completó: "En la recuperación de los espacios verdes se realizará una reposición de césped, plantas, aspersores de riego y limpieza de graffitis con un costo total de 2.500.000 pesos".

El viernes, la Plaza de Mayo fue el epicentro del cierre de la Marcha Federal por Pan y Trabajo, en la que -con reclamos al Gobierno- confluyeron organizaciones como Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa y la Confederación de Trabajadores de le Economía Popular, agrupaciones gremiales y dirigentes políticos.

Tras seis meses de obras, la Plaza de Mayo había sido reinaugurada esta semana por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

La obra en su conjunto incluyó la puesta en valor del eje cívico, de las fachadas más emblemáticas de la Avenida de Mayo, la restauración integral de la Pirámide de Mayo, la ampliación y reparación de veredas, nuevas luminarias LED y más de 1.100 m2 de nuevos espacios verdes.

 

El Banco Ciudad y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) firmaron un Convenio de Cooperación con el objetivo de promover y concretar acciones conjuntas que fomenten el desarrollo de la actividad que llevan adelante las empresas que nuclea la CAC en todo el país.

 

 

Con los viaductos del Ferrocarril Mitre y San Martín, la ciudad avanza en su plan de eliminar los pasos a nivel.

Cuando el 24 de noviembre de 2008 se inauguró el Paso Bajo Nivel Bonorino, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires empezaba a saldar una vieja deuda con los vecinos y visitantes de la Capital: eliminar las barreras. Aquella obra fue la primera de su tipo en la ciudad en más de diez años. Hoy, una década después, ya son 27 los pasos bajo nivel abiertos, siempre con la empresa estatal AUSA como desarrolladora. Y antes de abril de 2019, con los viaductos Mitre y San Martín, se eliminarán otros 19 cruces, se abrirán 13 nuevas calles y se dejarán sentadas las bases del futuro RER, el sistema que conectará las distintas líneas de trenes.

Los viaductos Mitre y San Martín son parte del Plan de Movilidad Sustentable de la Ciudad, que articula distintos programas para darle prioridad al transporte público, lograr una movilidad saludable, ordenar el tránsito y tener mayor seguridad vial.

La eliminación de barreras cumple con todos estos objetivos, ya que no solo se logra bajar los tiempos de viaje de colectivos y autos particulares, sino que además permite aumentar la frecuencia de los servicios ferroviarios y, más importante aún, disminuir la cantidad de accidentes. Antes de estas obras, en los pasos a nivel del Ferrocarril Mitre se registraban en promedio cinco arrollamientos de personas y dos colisiones de vehículos por año, en tanto en los del San Martín seis y tres, respectivamente.

Viaducto Mitre

La obra que le cambiará definitivamente la cara al barrio porteño de Belgrano consiste en elevar las vías del Ferrocarril Mitre de modo que se eliminen los pasos a nivel de las calles Olleros, La Pampa, Sucre, Juramento, Mendoza, Olazábal, Blanco Encalada y Monroe. Pero además se habilitarán nuevos cruces en Virrey del Pino, José Hernández, Echeverría y Roosevelt. Las dos estaciones afectadas por esta mega obra, Lisandro de la Torre y Barrancas de Belgrano, serán totalmente reconstruidas.

Más allá de que eliminar pasos a nivel siempre es un gran beneficio para el tránsito y la seguridad, en el caso del viaducto Mitre la obra se volvía más imprescindible aún por el incremento en la frecuencia ferroviaria que se prevé a futuro con el RER. Si hoy cruzar las vías del Mitre puede demorar en hora pico hasta 20 minutos, es fácil deducir los inconvenientes a futuro.

La decisión de elevar las vías en lugar de construir túneles viales respondió también a otra particularidad de la zona. "En Belgrano hay muchos desagües pluviales que pasan por debajo de las calles, por lo que correr esas interferencias era muy costoso", indicó Carlos Frugoni, presidente de AUSA. Con el nuevo trazado el barrio ganará además en integración, espacios verdes y lugares de disfrute y recreación.

Viaducto San Martín

El Ferrocarril San Martín es otra de las líneas estratégicas del sistema suburbano de trenes, con cabecera en Retiro y más de 170 mil pasajeros transportados por día. En el marco de la recuperación, modernización y potenciación de la línea, el tren será electrificado, con lo cual desarrollará mayores velocidades y permitirá que se incrementen las frecuencias. Por eso se estima que la demanda potencial será de unas 400 mil personas, que es el número de residentes a menos de mil metros de sus estaciones en el tramo modificado.

La obra prevé mantener las vías elevadas desde la Estación Palermo hasta la de La Paternal, eliminando importantes pasos a nivel como los de las avenidas Córdoba y Corrientes pero también los de Honduras, Gorriti, Cabrera, Niceto Vega, Loyola, Ramírez de Velasco, Girardot, Jorge Newbery y Garmendia. Tampoco aquí convenía hacer pasos bajo nivel porque debajo de Corrientes circula la línea B de subterráneos y debajo de Córdoba cruza entubado el Arroyo Maldonado.

Por otra parte, se abrirán 9 nuevos cruces en las calles Castillo, Aguirre, Vera, Villarroel, Iturri, Leiva, Caldas, Concepción Arenal y Montenegro. El nuevo viaducto San Martín implica además la demolición del puente de la Avenida Juan B. Justo, que actualmente presenta problemas estructurales.

"El beneficio que van a brindar estos viaductos va a ser mayor inclusive al del Paseo del Bajo, la otra gran obra que estamos haciendo. Quizás el vecino hoy sufre un poco pero después lo va a disfrutar por muchísimos años. Lo que las vías separaban ahora estará integrado", concluye Frugoni.

 

 

Lo informó la empresa Metrovías. Para que los despidos se concreten, dijo que pidió que la Justicia excluya la "tutela gremial".

La empresa Metrovías informó el martes, ante el anuncio de nuevas medidas de fuerza en la Línea C -es decir, apertura de molinetes entre las 17 y las 20- por parte de los metrodelegados, que hay tres despidos y que ya mandó 171 telegramas con sanciones.

Fuentes gremiales dijeron que no habían sido notificadas sobre despidos y que si eso ocurría, evaluarían los pasos a seguir en asamblea.

En tanto, trascendió que los despedidos serían un oficial de mantenimiento de instalaciones fijas, un conductor de la línea B y un guarda de la A.

En un comunicado, Metrovías indicó que 131 telegramas fueron enviados a delegados gremiales que cuentan con tutela sindical, por "ocupación de instalaciones, apertura de puertas de emergencia y/o liberación de molinetes para facilitar la evasión, o directamente impedir la normal prestación del servicio".

Según la empresa, "la persistencia de este tipo de situaciones ha motivado el agravamiento de algunas de las sanciones, por lo cual se notificaron tres despidos con justa causa", a un delegado gremial y a dos miembros de la Comisión Directiva de AGTSyP, por "haber cometido agresiones e incidentes durante la apertura de molinetes el jueves pasado en la Línea H"

Debido a los cargos gremiales que ocupan estos empleados, los despidos están siendo notificados a la Justicia Laboral, para que autorice la exclusión de su tutela gremial, condición necesaria para que los mismos se efectivicen.

"En el día de ayer la compañía hizo una presentación ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para que se intime a la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) a que cese en las diversas conductas que viene desarrollando desde hace más de 40 días para entorpecer la normal prestación del servicio", señaló el comunicado.

Además, "ante el mismo organismo, hemos solicitado que se brinde intervención a la Comisión de Garantías para que se califique al servicio de subterráneos como esencial", agregó.

Esas denuncias se sumaron a 23 presentaciones previas en las que Metrovías denunció "hechos de gravedad, solicitando en todos los casos, que se declare la ilegalidad de las medidas de fuerza", indicó.

La medida de fuerza de este martes fue anunciada en conferencia de prensa por Roberto Pianelli, junto a quien estaba Pablo Moyano (Camioneros), Hugo Yasky, Eduardo López y Roberto Baradel, entre otros dirigentes.

El conflicto comenzó a mediados de abril porque los metrodelegados no aceptan el acuerdo paritario del 15,2% en tres cuotas que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) firmó con Metrovías y la Subsecretaría de Trabajo Porteña.

También hay otro tema: en marzo, la Corte Suprema le quitó a la AGTSyP la personería gremial que le había sido otorgada por el gobierno kirchnerista. Y la UTA es el único sindicato habilitado para discutir los salarios.

 

 

Encabezan el ranking de sancionados por Defensa al Consumidor de la Ciudad.

Página 2 de 35

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…