Lunes, 31 Octubre 2016 07:42

Empezamos y continuamos, esa es la consigna

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

A diferencia de los 4.581 días mal habidos de kirchnerato donde cada promesa caía en falacia y cada falacia en negociado espurio, el gobierno de Cambiemos encabezado por Mauricio Macri dirigía sus dichos hacia hechos precisos

 

 

Reconstrucción de las redes ferroviarias destruidas por Menem; dragado, balizamiento y puesta en funciones de puertos fuera de servicio; reparación de la deuda histórica con nuestros jubilados y pensionados que todos usaron e incumplieron en décadas de dictaduras y democracias varias; ampliación de los planes sociales con obligación de los padres de cumplir con los requisitos vacunatorios en la primera niñez y de escolaridad temprana en los jardines maternales desde los dos años de edad; potabilización de aguas y servicios cloacales para aquellos que siempre fueron utilizados como manadas por un voto servil y multiplicados en su pobreza como acto de ignominia para garantizar las reelecciones indefinidas de corruptos gobernadores e intendentes de variopintas tendencias peronistas.

 

Comenzaron obras postergadas como el soterramiento del Sarmiento anunciada por Menem en 1998 y licitada por Néstor Kirchner en 2004 –inaugurada en ocho oportunidades- que nos permite saber que cada día que pasa Caballito y Castelar están 20 metros más cerca y dieciocho pasos a nivel desaparecerán en cinco años, finalizado el primer gobierno de Mauricio Macri. Y aunque fuera el único, ninguno de sus cientos de miles de usuarios olvidará quién lo hizo.

 

Prueba que esta obra se encamina en el buen sentido son las declaraciones de los dos extremos que nunca serán poder tras el voto popular. Mientras que el sindicalista ferroviario de la línea Sarmiento “Pollo” Sobrero acusó un negociado, el apóstata ultraliberal Javier Milei la definió como “un gasto público innecesario”. Todo dicho…

 

En el justo término siempre se halla la verdad.

 

Se desnudó la realidad de un país pobre y se lo ayudó a caminar de a poquito, como aquel enfermo que transita sus primeros pasos en terapia intensiva luego de haber vuelto de la muerte.

 

Eso era la Argentina del 9 de diciembre de 2015.

 

Fuera del mundo, el triunfo de la asociación ilícita que nos ultrajara durante 12 años, 6 meses y 15 días hubiera hecho renacer el moribundo populismo latinoamericano y hoy el titiritero Daniel Scioli ya no sólo sería usado como preservorio del kirchnerismo sino que sería la longa manu sureña de Nicolás Maduro.

 

El “Plan Belgrano” no existiría para consolidar el norte argentino con el resto más rico y en Tucumán, en lugar de ampliarse aeropuertos para facilitar y multiplicar sus exportaciones directas de arándanos al viejo mundo, se recibirían cargamentos incontrolables de drogas ilícitas como lo han sido las pistas clandestinas norteñas a lo largo de décadas.

 

Seguiríamos fuera de los mercados internacionales de crédito bajo la carátula de “deudores morosos” pagando intereses usurarios como siempre admitió el kirchnerismo luego que su fundador canceló la deuda con el FMI –que era del 4% anual- con dinero prestado por Chávez al 12% anual. ¿Negociado?

 

Así las cosas la justicia sigue actuando sin prisa pero sin pausa.

 

Hoy deberá comparecer ante el juez Julián Ercolini. Además de ser acusada de liderar una asociación ilícita, la ex Presidenta será indagada, si es que acepta hacerlo, por el potencial delito de “administración infiel en perjuicio del Estado Nacional”.

 

Será la causa madre – a la que se sumarán las que en demasía se sustancian en su contra- que en un tiempo no lejano termine alejándola donde deberá purgar sus delitos frente a la sociedad en su conjunto: la cárcel.

 

Humberto Bonanata

www.humbertobonanata.com.ar  

www.notiar.com.ar  

www.sancernigimenez.com.ar

Buenos Aires, Octubre 31 de 2016

 

Visto 583 veces Modificado por última vez en Miércoles, 08 Marzo 2017 00:51

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…