Miércoles, 23 Noviembre 2016 09:19

Los medios de información y la mentira

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

 “Quien quiera tener ideas necesita antes disponerse a querer la verdad y aceptar las reglas de juego que ella imponga” -José Ortega y Gasset

 

 

Nunca habíamos tenido acceso antes a una masa de informaciones tan rápidas y omnipresentes en la vida de todos los  días, sin que hayamos logrado establecer al mismo tiempo el valor que ellas tienen en relación con hechos que son expuestos sin seguro de veracidad alguna.

 

Como consecuencia, esto no ha mejorado en absoluto nuestra  capacidad de formarnos conceptos apropiados sobre las características del mundo y sus circunstancias, porque su profusión parecería tener como objeto primordial de algunos medios, el establecer falsedades que se apoyan, casi siempre, en divulgaciones corporativas dirigidas a satisfacer determinados  intereses particulares.

 

Cuentan a su favor con el hecho psicológico probado de que nadie quiere quedarse “afuera” de las noticias de lo que ocurre –algo que suele poner psicológicamente nerviosas a muchas personas-, porque sienten temor a quedar desactualizados respecto de algunos supuestos aspectos del conocimiento que les serían eventualmente útiles para encarar los desafíos de todo tipo que impone la vida diaria.

 

Para el “club de los mentirosos” –extendido, múltiple y variado-, resulta una gran tentación el poder usar las nuevas armas tecnológicas y saltar a la consideración general propalando noticias falsas, presentadas mediante argumentos cada vez más difíciles de rebatir, habida cuenta que el día tiene 24 horas y todos  debemos trabajar duramente para proveer a nuestra subsistencia, por lo que resulta casi imposible hacer el seguimiento adecuado de novedades que infinidad de veces se termina probando -cuando ya es demasiado tarde-, carecían de veracidad alguna.

 

Los políticos, en especial, aprovechan de estos engaños que les resultan muy convenientes para contribuir a una supuesta “luminosidad” personal que les dé apariencia de sabiduría, mientras pontifican sobre una realidad deformada o simplemente falsa, apoyados por el telón de fondo de algunos medios adictos.

 

Muchas supercherías se difunden así como si se trataran de ciencias exactas, cuyo objetivo consiste en forzarnos a aceptar la supuesta sabiduría y versación de quienes pretenden utilizar argumentos de muy difícil rebatimiento, PORQUE VERSAN SOBRE HECHOS QUE NO EXISTEN NI HAN EXISTIDO JAMÁS.

 

Este sistema de mentiras sistemáticas como medio de la desinformación permanente, termina fomentando el crecimiento de muchas ideologías perniciosas, al permitir la proliferación de expresiones vagas que mezclan datos ciertos con simples inventos, con los que se pretende impactar psicológicamente a una sociedad que, como ya hemos señalado, no tiene tiempo  disponible para investigar por su cuenta el verdadero valor de los mismos.

 

Muchas organizaciones internacionales hacen también uso del mismo sistema viciado de información, por medio del cual contribuyen a sostener estructuras cada día más voluminosas, pobladas por parásitos funcionales, desde las cuales pontifican sobre la vida de los pobres, el intercambio desigual entre las naciones, la revolución verde, el cambio climático y otras supuestas verdades, muchos de cuyos secretos de dudosa autenticidad guardan bajo siete llaves, totalmente fuera del alcance popular.

 

Algo está ocurriendo como consecuencia de esta profusión de embustes y es bastante trágico: la desconfianza general ha ido aumentando al punto que las encuestas de opinión pública –tan necesarias para medir el pulso de la sociedad en otros tiempos-, comienzan a chocar con el hermetismo de entrevistados que no dicen la verdad sobre lo que piensan por temor a ser estigmatizados o perseguidos según sean sus opiniones.

 

De tal modo, resulta cada vez más difícil medir el verdadero impacto que puedan tener las políticas de orden público que puedan afectar a la sociedad, o la simple opinión sobre cuestiones de orden simplemente cultural, convirtiendo las conclusiones de ciertas investigaciones de campo en un tapiz que “acolcha” la opinión popular, tornando absolutamente impredecible el rumbo que tomarán sus preferencias.

 

Lo más grave es que de la mentira común a la mentira totalitaria hay un solo paso. Y ésta última, termina impidiendo finalmente a la sociedad el reconocimiento de la verdad, montada sobre el ingenio de informantes oficiosos que desarrollan versiones sobre políticas “revolucionarias” (sic), sin que nadie sepa muy bien por qué razón debe hacer caso a la narración de estos supuestos expertos que pontifican sobre el contenido de eventuales  verdades, según dicen, orientadas al bien común.

 

Mientras tanto, los datos reales -que evidenciarían el tenor de las mentiras difundidas-, son escamoteados a la sociedad por dichos oportunistas, quienes solo persiguen instalar o instalarse en el poder a perpetuidad.

 

Un buen ejemplo de todo lo expresado es la montaña de embustes que desparramó una prensa tradicionalmente demócrata en las recientes elecciones estadounidenses, exagerando y/o inventando patrañas que parecen haberse evaporado en la atmósfera luego de la victoria de Donald Trump, antes de darle “tiempo al tiempo”.

 

De continuar esta tendencia mundial, aumentará el nivel de reclusión de la gente “puertas adentro”, forzándonos a tener que abandonar las esperanzas de construir alguna vez proyectos sociales de verdadera integración horizontal en base a la verdad.

 

Sería saludable que destináramos unos minutos de reflexión a este problema que ha comenzado a asfixiarnos, aumentando la sensación de estar absolutamente desprotegidos, con las consecuencias imaginables: un aumento creciente de la desorientación popular y la proliferación de revueltas sociales  incontenibles para el sistema democrático republicano.

 

Carlos Berro Madero

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Gentileza para 

Visto 395 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Febrero 2017 22:36

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…