Domingo, 14 Mayo 2017 00:00

El Reino de este mundo

Escrito por 
Valora este artículo
(6 votos)

Cristina se fue del país a esta gira mágica y misteriosa que tiene algo del viaje al Arco Iris que emprendiera hace 70 años la esposa del general Perón, al visitar España, el Vaticano y Suiza, si, Suiza (evidentemente, la parte más misteriosa del trayecto).

 

Pero el Arco Iris destiñe, y mientras Santa Cruz queda en llamas, su amigo Recalde depositó los $ 300.000 en caución, en un gesto de solidaridad peronista. Lo que no queda en claro quién le pagó el vuelo en Bussiness de British Airway, una aerolínea inglesa (¡La soberanía al palo!). Lo curioso del caso, es que para salir de su lugar en el mundo, el paraíso surero creado tras 20 años de dominio, el gobierno nacional puso a su disposición ¡un helicóptero! sí, un helicóptero para traerla a Buenos Aires, donde con esa verba ponzoñosa que la caracteriza, advirtió a una audiencia cada día menos entusiasta, sobre los peligros del neoliberalismo: el trabajo y la desarticulación del gremialismo (que continúa siendo un enorme obstáculo para la formación de empleo legítimo).

Su mensaje fue claro: Ahora, muchachos, hay que cumplir el precepto bíblico de ganarse el pan con el sudor de la frente. No más subsidios. No esperen guita sin laburar, no como en el desbarajuste santacruceño, donde de 16.000 empleados públicos que habían en 1991 (ya de por sí, una barbaridad) se pasó a 38.000, con un aumento de 117 % (una locura). Mientras que en el mismo período en el país pasó de 1.2 millones a 2.3 millones de empleados públicos, (un magro aumento de “solo” el 85 %). Como si el desbarajuste fuese poca cosa, los diputados santacruceños (que votaban cualquier cosa que le ponían adelante) han solicitado fondos reservados por ¡26 millones por cada uno!, a tono con el aumento de las autoridades provinciales. (En realidad no sabemos si Alicia podrá gastar algo, porque no la dejan salir de la Casa de Gobierno). Para disimular y para que no los escrachen, les tiraron $ 5.000 por obrero de la provincia de Santa Cruz, con una sola desprolijidad: no dieron la lista de los beneficiados, con lo que cualquiera puede terminar cobrando cualquier cosa. Una práctica común de los K.

Pero aún peor es la situación jubilatoria, donde gracias al desorden y las mentiras oficiales, tan propias del kirchnerismo, se sospecha que han logrado un record de jubilados, cuyo número aún no se ha podido dilucidar y mantienen en secreto como la libreta universitaria de la exitosa abogada.

Esta mendacidad disfrazada, esconde la débil generación de empleos en una provincia rica y escasamente poblada, que solamente ha puesto en marcha una industria hotelera, como el espejismo perfecto para justificar el desvío de fondos de la obra pública que se hizo a precios astronómicos.

Santa Cruz fue el laboratorio de un esquema que intentó multiplicarse a gran escala, el método perfecto para tener como rehenes a miles de empleados públicos… pero la cuenta les falló (porque cada empleado que tomaban implica un costo de 30 millones de pesos de por vida). Y ahora no pueden cobrar e incendiaron la provincia. Los burócratas estatales estaban convencidos de tener la vaca atada y ahora ni pueden contentarse con un corderito patagónico.

Obviamente, el kirchnerismo no se hará cargo de nada, como no lo ha hecho nunca, no asumirá el mea culpa y seguirá jugando al Gran Bonete, mientras prometen hacer un ajuste en el 2020, cuando ya no estén en el poder, siguiendo la máxima kirchnerista: Que pague el que sigue. Veremos qué sale de la próxima entrevista con Frigerio, pero nadie es muy entusiasta en que presenten algo coherente.

Mientras tanto, a la gran culpable del desastre le darán micrófono en el exterior para victimizarse, para proclamarse la salvadora de la justicia social, y a tal fin visita, como la Madre Teresa, un campo de refugiados (no tenía que irse tan lejos, señora, hay varios muy parecidos en las villas que rodean Río Gallegos, sin luz, sin gas ni agua, y no son extranjeros, son argentinos que la votaron). Encima sigue con la bandera de los Derechos Humanos y se desgarra el tapado de Louis Vuitton (bueno, es una metáfora). Patalean por la ventaja concedida del 2 x 1 por una guerra librada hace 40 años, cuyas causas se reabrieron en el 2006, después de la ley del punto final y la obediencia debida, pero el tema aún sirve para batir el parche de los derechos humanos, cuando otros países europeos que pasaron guerras peores, desde hace tiempo curaron sus heridas y han vuelto a trabajar en paz. Que el teniente coronel retirado Emilio Guillermo Nani sea llamado a declarar y Firmenich esté libre, es una vergüenza nacional.

Ahora al jefe de la policía de Buenos Aires lo ponen preso por asociación ilícita en pocos días; a un idiota que se pasea en un Porsche a 200 Km/h lo pusieron preso para que no perturbe la investigación ¿y esta chorra que se llevó miles de millones está girando por Europa y declara que Macri fue elegido “fraudulentamente”? ¡Y encima sostiene que a los jueces hay que decirles cómo votar! Eso es democracia...

El tema del 2 X 1 es complejo y la normativa falló, como bien dijo la Dra. Carrió, por un vacío en la legislación. La marcha organizada no debía ser contra los jueces que aplicaron el principio jurídico (utilizado en su momento por el mismo Zaffaroni), sino contra los legisladores que no cumplieron en forma sus funciones (a pesar de los suculentos sueldos que le pagamos).

La Justicia es liebre y tortuga cuando le conviene. ¿Encubrimiento o complicidad? ¿Recién ahora van a investigar la denuncia de Nisman? Increíble.

Acá el tema, cómo dijo Graciela Fernández Meijide no es el dos por uno, ni los crímenes de guerra, acá el tema es la corrupción, la destrucción de la economía con políticas alocadas, la pobreza y la falta de trabajo. Lo demás fue una cháchara muy remunerativa que en su momento sirvió para tapar el sol con las manos, como probablemente haya hecho Cristina con sus enormes anteojos oscuros, cuando el helicóptero la alejó del infierno tan temido, y levantó vuelo sobre la estepa patagónica para llevarla a Europa, donde seguramente tratará de convertirse en la Santa Juana de Arco del progresismo, mientras arregla cuentas con la Iglesia que ha variado levemente sus apotegmas: dar a Dios lo que es de Dios y a Cristina lo que ha podido robar y poner a buen recaudo (¿Nos hemos olvidado de los dólares de López y los scons de las monjas?). No hace falta  que la reciba el Papa, cansado del peregrinar de funcionarios, ex funcionarios, sindicalistas y políticos para obtener una bendición. (Cuando la mayoría no iban a misa desde que tenían pantalones cortos y otro que se hacía el muy chupacirios propone a su pareja abortar).

Para la arquitecta egipcia no hay lugar más seguro para guardar unos dinerillos cerca del Cielo ¿o no? La historia de los bancos vaticanos jamás fue ejemplar y nunca se sabe cuándo puede aparecer otro financista ahorcado bajo un puente de Londres, cuando las cuentas no cierren en el Reino de este mundo.

Omar López Mato
Médico y escritor   
Su último libro es Ciencias y mitos en la Alemania de Hitler 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.     
www.facebook.com/olmoediciones
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 1194 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…