Domingo, 12 Noviembre 2017 00:00

El fanatismo de los conversos

Escrito por 
Valora este artículo
(5 votos)

El 22 de octubre se libró una nueva batalla de Caseros. En esta oportunidad, en lugar de armas se usó la espada de la democracia, más filosa y sutil que los sables de las huestes entrerrianas.

 

Al igual que después de Caseros, el 23 de octubre aparecieron los conversos. Urquiza atendió a los antiguos seguidores del Restaurador en la mismísima casona de Rosas. Devotos de don Juan Manuel asistieron al besamanos de don Justo, quien no dudó en hacer fusilar a Chilavert y ordenó la ejecución de antiguos mazorqueros a la vez que colgaban prolijamente de los árboles del Camino del Bajo a los 600 desertores del Regimiento Aquino.

Después de las elecciones del 22 de octubre los nuevos conversos se cobraron las primeras víctimas. Con décadas de parsimonia judicial estos conversos judiciales aceleran los tiempos con un show mediático, que pone en dudas la misma integridad del proceso legal. A diferencia del revanchismo de los conversos, el gobierno nacional ha declarado su desazón por esta divulgación de la aprehensión del ex vicepresidente… pero respeta la división de los poderes, base de la República.

Los que desde hace años reclamamos en estas páginas justicia por la bochornosa administración kirchnerista, no podemos acompañar este espectáculo de “Pan y Circo” propuesto para calmar la ansiedad de funcionarios sospechados de parcialidades. Queremos justicia, no revanchismo.

Me pregunto en qué país vivían los que aplaudieron la captura de De Vido, quien hasta el día antes no había recibido el menor signo de escarnio público por sus vecinos y conciudadanos. También me pregunto por qué hasta hace pocos días atrás Zannini (el ideólogo de muchas atrocidades políticas y económicas a las que asistimos) que hace apenas 2 años sacó el 49 % de los votos, podía circular por la calle y ahora es abucheado en un avión (bueno, era una aerolínea extranjera y viajaba en bussines…)

Este es el fanatismo de los conversos que nada suma. Queremos Justicia, no linchamiento mediático. Debemos abandonar la postura binaria futbolera. Este es un país, no un River-Boca. La mentalidad del barrabrava no nos hace mejores que el fanatismo populista.

Esta gente delinquió, merecen una sanción y la devolución de lo que robaron, pero no deben ser sacrificados en el altar de justicia tuerta y disléxica para que después se conviertan en mártires.

Las escenas se repiten a pesar de estar separadas por 150 años. El editor del Torito bajando el cartel de “Muera Urquiza” asistido por los propios soldados entrerrianos. Mansilla, Terrero, Pacheco y Gregorio Torres asistiendo a la primera entrevista que otorgó Urquiza, quien lució en su galera la cinta punzó como una forma de calmar a un público que hasta hacía poco tiempo vivaba al Restaurador y llevaba a la Princesa del Plata a pulso en  su carroza hasta su hogar.

Buenos Aires, hasta pocos días antes tan respetuosa de Rosas, recibió con alborozo a Urquiza y los porteños asistieron al desfile de las tropas brasileras, que habían elegido el 20 de febrero para marchar por la ciudad porteña, en secreta venganza por la derrota de Ituzaingo. (Era lo menos que podía concederles Urquiza, ya que Fue el oro del Imperio el que logró su ascenso a la suma del Poder público en las Provincias del Plata).

Urquiza, a diferencia de  su predecesor, quería conducir al país hacia una democracia abierta y moderna, quería una constitución consagrando las ideas de uno de los más lúcidos argentinos de todos los tiempos, Juan Bautista Alberdi, cuya prédica hoy día mantiene la misma vigencia de un siglo atrás.

Al igual que el país logró un acuerdo en San Nicolás. Hoy se avanza hacia un consenso, aprovechando la desazón de la oposición y la fortaleza propia.

Este es el momento de someter a discusión las medidas que son necesarias tomar para continuar con el ordenamiento del país, sumido en el caos que dejaron 12 años de populismo. Es indispensable que se haga libre de tendencias o intereses mezquinos, sin atisbos demagógicos. Por una vez pensemos en el país y en el futuro de nuestros hijos y nietos.

Sabemos que no se puede cambiar todo de la noche a la mañana, hay que darle el tiempo necesario para una maduración cultural, porque el gran problema argentino, aun peor que la debacle económica ocasionada por la “Faraona” y sus secuaces, es la secuela cultural que nos deja a la tercera parte del país en estado de pobreza cultural, intelectual y laboral. 

El fin del régimen rosista abrió las puertas a los hombres de buena voluntad y a los capitales del mundo. Al igual que Urquiza, este gobierno está superando un círculo vicioso que ha prevalecido por 70 años.

Urquiza fue conciliador, después de las venganzas iniciales, instauró el estado de derecho, la libertad de expresión y los derechos de los individuos, pero muchos conversos dificultaron el proceso y corrieron hacia extremos que atrasaron el progreso de la nación.

Debió hacer concesiones y hasta ceder una batalla ganada para lograr la reincorporación de Buenos Aires y así unificar la nación. Esta flexibilización ideológica le deparó críticas y sinsabores que en última instancia condujeron a su asesinato.

Esperamos que este período que se inicia, este nuevo Sol de Mayo, llegue a buen fin. Para muchos es la última oportunidad de ver un país ordenado. Esperemos una conciliación entre hermanos, y la superación de disensos estériles. Esto requiere que todas las partes cedan privilegios y este paralelismo con un período de nuestro acontecer haga su aporte porque como decía David Hume, la historia es un aprendizaje.  

Omar López Mato  
Médico y escritor  
Su último libro es FIERITA - Una historia de la marginalidad   
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 
www.facebook.com/olmoediciones 
Gentileza de www.olmoediciones.com para 

Visto 239 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…