Omar López Mato

Omar López Mato

 

Mi padre decía que el vivo aprende de los errores ajenos y el tonto, ni siquiera de los propios.

 

 

Fernández Díaz lo dijo con esa claridad meridiana que lo caracteriza: “Ningún manual dice cuál es la fórmula para manejar un déficit de 5 puntos del PBI”.

 

 

El pasado jueves el gobierno argentino sufrió un golpe subversivo financiero. Ya no hacen falta tanquetas ni bombas, como las del 6 de septiembre de 1930; hoy con mover el dólar, la economía de los argentinos tambalea.

 

 

El nuevo gobierno español, en un acto cargado de simbolismo, ha ordenado el desplazamiento del cadáver del generalísimo Francisco Franco del Valle de los Caídos, la obra que el caudillo ordenó construir para albergar las víctimas de la guerra civil española.

 

 

Un viejo aforismo médico indica que cuando existe una severa infección es menester abrir el absceso cortando lo más profundo que se pueda, sin asco, sabiendo que una duda en la terapéutica puede llegar a la pérdida del miembro y aún de la vida.

 

 

Una epidemia que se desató en el país de los cuadernitos

 

El 11 de agosto se cumplieron 44 años del secuestro, tortura y posterior muerte del coronel Argentino Larrabure, crimen que ha quedado impune.

 

 

Desapareció hace 43 años. Nunca más se supo de él. Cada tanto surgen testigos que juran saber dónde está enterrado bajo toneladas de cemento. Sin embargo, jamás pudieron dar con los restos de Jimmy Hoffa. ¿Cómo es que un dirigente sindical se convirtió en una leyenda urbana? Esta es su historia.

 

 

No fue la primera gran crisis económica ni sería la última, pero fue, sin dudas, la que concitó la mayor reacción popular fogoneada por un arco político opositor contraria a las políticas desatinadas y corruptas del gobierno de Juárez Celman.

 

 

El problema sigue siendo una justicia sesgada, pusilánime y paquidérmica que está más atenta al devenir político que al cumplimiento de sus principios.

 

 

No fue la única, ni la primera, ni la última.

 

 

El relato histórico de nuestros primeros años como Nación suele estar impregnado por un espíritu voluntarista ajeno a las presiones económicas del momento cuando, en realidad, nuestros próceres eran los vectores de cambios comerciales y estructurales en lo que dejaba de ser una colonia.

 

 

El ejemplo de un político que no debemos olvidar

 

 

¿Recuerdan esta frase? Era la muletilla del ingeniero Álvaro Alsogaray que se quejaba del Estado elefantiásico que asolaba el país desde la década del ’50.

 

 

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.

 

 

Hace cincuenta años moría Robert Kennedy asesinado en el pasillo de un hotel de California por un joven palestino, Sirhan Bishara Sirhan, que aún sirve su condena de por vida.

 

 

La noticia pasó oculta tras la corrida del dólar, la inflación, la discusión de las tarifas y las locuras de Trump y de Kim. Siempre lo urgente tapa lo importante en este mundo de simios frívolos conducidos por lunáticos.

 

 

Las guerras son intercambios económicos violentos. Antes los países se mataban por unos kilómetros de tierra. Invertían en balas y sangre y obtenían los rendimientos económicos del área conquistada (metales, madera, agricultura, etc.). Obviamente disfrazaban sus intenciones crematísticas con palabras altisonantes: Patria, honor, soberanía, defensa del ser nacional, etc., etc.

 

 

Cuando las crisis del 1890 que llevó a la caída del gobierno de Juárez Celman, más del 10 % de la deuda externa que no se podía saldar pertenecía a un rubro poco productivo: Champagne francés.

 

 

A los miembros de la izquierda vernácula, los montos reciclados y los camporistas diletantes, les encanta llenarse la boca con palabras como libertad de expresión, independencia de criterio, y, sobre todo, la tan mentada defensa de los derechos humanos.

 

 

El 11 de mayo, la Asamblea del año 1813 consagró la marcha patriótica de Vicente López y Planes y Blas Parera como el Himno Nacional.

 

 

Hace cincuenta años las calles de París se convirtieron una vez más en un campo de batalla como había sido en 1789, en 1830, en 1848 y cuando fue invadido por los prusianos.

 

 

El 23 de abril fue consagrado por la UNESCO como el Día del Libro. Los funcionarios de organismos internacionales eligieron esa fecha porque los textos de historia señalaban que ese día de 1616 habían muerto Miguel de Cervantes Saavedra y William Shakespeare (también falleció ese día Garcilazo de la Vega y en años posteriores lo hicieron William Wordsworth, Joseph Pla y Tang Xianzu).

 

 

El 4 de abril se cumplieron 50 años de la muerte de Martin Luther King.

 

El 4 de abril se cumplieron 50 años de la muerte de Martin Luther King.

 

 

A orillas del Río de la Plata, sobre la Avenida Costanera Rafael Obligado 6745, está el Parque de la Memoria, espacio donde se recuerdan a las víctimas del terrorismo de Estado.

 

 

Mientras escribo estas palabras están cayendo las primeras gotas que probablemente pondrán fin a esta sequía, la peor de los últimos 70 años.

 

 

Al presidente Scioli le costó llegar a la sesión inaugural del Congreso porque una multitud de Barios de Pie copaba la plaza de los dos Congresos bloqueando las calles de acceso. Los dirigentes se quejaban de los exiguos planes sociales y la imposibilidad de llegar a fin de mes con lo que recibían. Nada nuevo en la Argentina K.

 

 

La educación es la única instancia niveladora, equiparadora y/o superadora. Es un problema de humanidad y una falta de respeto por los derechos de los niños impedirles su acceso solo por reclamos salariales.

 


Días atrás me tocó asistir a una reunión académica en la Universidad de Kentucky, donde se habló de las políticas agrarias en Argentina.

 

 

El peronismo es un síndrome caracterizado por la rigidez marmolea del rostro, una desmemoria que los lleva a frecuentes y múltiples contradicciones, alianzas impensadas y afirmaciones temerarias.

 

 

 “You have itching palm” -Julio César
- Shakespeare

 

 

Cuando se una discusión con un amigo peronista sobre el rol del General en la historia argentina, en algún momento del entrevero verbal, nuestro interlocutor sonreirá y como sacando el ancho de espadas en una final de truco cabrero, declarará: “Gracias a Perón y su manejo de los sindicatos se evitó al comunismo en la Argentina”.

 

 

Yo lo conocí a Oberdan Sallustro cuando tenía poco más de 10 años.

 


En cualquier país con dos dedos de frente (que no es este) el peronismo tal como lo conocemos, no subsistiría dos minutos.

 

 

En la canción “Let it go” de la película Frozen (traducida al castellano en forma algo arbitraria como “Soy libre”) en su versión original habla de “frozen fractal all around” (fractales congelados que todo lo rodean).

 

 

Hemos concluido el año demostrado, una vez más,  que somos mesiánicos.

 

La expresión popular de tener la vaca atada (como sinónimo de fortuna inagotable) tiene su origen en los tiempos en que nuestra burguesía se trasladaba a Europa en amplios transatlánticos que les permitía llevar vacas para proveerles de leche fresca durante la travesía.

 

Art 215: “Será reprimido con reclusión o prisión preventiva el que cometiere el delito previsto en los casos siguientes:
1) Ejecutare un hecho dirigido a someter total o parcialmente a la Nación al dominio extranjero o a menoscabar su independencia o integridad”.

 

Cada vez que conocemos un nuevo siniestro, un dictamen judicial o una decisión política, se levanta entre los argentinos un muro de suspicacias.

 

La semana pasada murió Justina, después de meses de esperar un corazón. También murieron 44 miembros de nuestra Armada por una explosión en el  submarino ARA San Juan.

 

Aunque algunos se resisten y añoren los tiempos de la ubre generosa de la vaca sagrada estatal, aunque se rasguen las vestiduras y escriban largas cartas que prometen revelaciones insospechadas, nada volverá a ser como antaño.

 

Ante todo debo aclarar: No tengo Facebook, Twitter, ni Instagram a mi nombre.

 

El 22 de octubre se libró una nueva batalla de Caseros. En esta oportunidad, en lugar de armas se usó la espada de la democracia, más filosa y sutil que los sables de las huestes entrerrianas.

 

Los ingleses tienen una expresión que no tiene un equivalente exacto en español. “Wishfull thinking”, es algo así como que los deseos influyen tus pensamientos y le quitan objetividad a tus apreciaciones.

 

La semana anterior a las elecciones fue de sentimientos encontrados. De esperanza y bronca, de ansiedad y paz interior, de certezas e incertidumbres.

Como este domingo no puede hacerse anuncios partidistas, elegí compartir con ustedes este artículo sobre la Revolución Rusa, que guarda actualidad por los cien años transcurridos y porque esta revolución se han convertido, con la francesa de 1789, en el modelo a seguir, el arquetipo de la revuelta antisistema.

 

Cuando iba al colegio, allá lejos y hace tiempo, los 12 de octubre se celebraban el Día de la Raza. Sin pensar mucho de porqué nos otorgaban un feriado con dicha denominación, aceptábamos gustosos la explicación de que ese día de 1492, Colón y sus tres carabelas habían tocado tierra americana y dieron comienzo a la gran gesta americana, la conquista de las Indias. 

Cuando iba al colegio, allá lejos y hace tiempo, los 12 de octubre se celebraban el Día de la Raza. Sin pensar mucho de porqué nos otorgaban un feriado con dicha denominación, aceptábamos gustosos la explicación de que ese día de 1492, Colón y sus tres carabelas habían tocado tierra americana y dieron comienzo a la gran gesta americana, la conquista de las Indias. 

La frase que encabeza este artículo fue pronunciada por Raymond Barre en 1976.  La que hace referencia a la Argentina pertenece a quien suscribe.

 

Página 1 de 4

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…