Malú Kikuchi

Malú Kikuchi

 “Por si éramos pocos…”, decía mi abuela cuando los problemas se sumaban. El gobierno de Cambiemos heredó una situación peor de lo que intuía. Hoy la economía es imprevisible, la pobreza crece, la inflación sigue, las tarifas suben, se judicializan, se paralizan, todo a prueba y error.

 

Existe el derecho natural, un derecho universal, inalienable, inmutable y previo a cualquier derecho creado por los seres humanos. Es un derecho que no pasa por la legislación de los diferentes países, ya que en algunos se permite la pena de muerte y en otros, no.

 

Desconcierto, indignación, tristeza, bronca. Todo junto y al mismo tiempo, esas son las reacciones que me provocan mamá Hebe, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, y una militancia variopinta, entre defensores de DDHH absolutamente tuertos y los  restos de una militancia K.

 

¡200 años! Ya no somos adolecentes, empezamos a recibirnos de adultos. Lo que no está claro es si seremos adultos éticos, respetuosos de la ley, o todo lo contrario, o más o menos. La filosofía de Minguito, “se igual”. No lo es.

Una vez más, le pido por favor que no huya, no sea cobarde, le prometo que le va a interesar.  Y aunque no lo crea, quizás le ayude a comprender por qué nuestra educación pública, la que nos hizo grandes hace tiempo, hoy es un desastre que nos avergüenza. Hay que cambiarla.

 

Dicen que cuando el barco se hunde, las ratas lo abandonan. La pregunta pertinente es si las ratas se salvan abandonado el barco cuando este se hunde. La lógica diría que no, que no se salvan. Aun así, lo abandonan.

 

Como en un laico “Padre Nuestro”, y en este caso sin rogarlo, Argentina nos da la noticia nuestra de cada día. La mayoría de ellas son inverosímiles y sin embargo, ciertas. Las esperamos con ansiedad. La magnitud del robo que se ha vivido y se ha permitido, escandaliza y exige juicios y condenas. Ya.

 

La situación del pueblo venezolano es insostenible. Faltan papel higiénico, leche, ataúdes, remedios oncológicos e intentar comprar comida es una pesadilla. Hay que dejar las impresiones digitales al salir de los mercados, cuestión de no volver a comprar lo mismo  hasta la semana siguiente.

El kirchnerismo asoló al país como lo hubiera hecha un salvaje ejército de ocupación. Destruyeron la infraestructura argentina y la corrupción permeó la sociedad. Aún no se tiene  idea cabal  del desastre físico y, lo más grave, del derrumbe ético de la nación.

Josecito, ¿qué hiciste?

El 17/3/2012, el juez Norberto Oyarbide elevó un exhorto a Suiza, para averiguar sobre el lavado de dinero en un tema de Covelia/Hugo Moyano. El 4/5/2012, al no tener respuesta, Oyarbide preguntó en cancillería y ésta explicó que Suiza envió su legislación sobre lavado de dinero, pero que era insuficiente.

La anécdota es chiquita y sin embargo pinta con colores fuertes la profunda grieta que nos dejaron doce años y medio de ambos gobiernos kirchneristas.

¡Qué bien! Tenemos un INDEC capaz de medir la pobreza y la indigencia en el país, sin mentir. 

¡Qué bien! Tenemos un presidente capaz de dar las cifras muy adversas del INDEC, públicamente, sin mentir.

 

Los argentinos decimos que no. Que no tenemos remedio. Que los argentinos son un desastre, los otros argentinos, no nosotros. Que ningún gobierno sirve. Que son todos iguales, malos y mentirosos; que los que saben gobernar son corruptos y dictatoriales y los demás no se animan a hacer lo que deben.

 

Por regla general, los argentinos somos conscientes que algo está profundamente mal en el país. Podemos echarle la culpa a los gobiernos, a  la guerra de los 70, a los 70 años de peronismo, a no haber sabido construir en esos años una alternativa posible, a la corrupción, a la contaminación, a…

 

Esta semana  se dedicaron 2 días a la evaluación educativa “Aprender 2016”. ¿Alguien puede oponerse a una evaluación que pretende averiguar cuáles son las falencias y los logros de un sistema de educación? La lógica diría que no, pero la Argentina ha dejado de ser lógica.

 

Pareciera que no, pero Misiones es una de las 24 provincias argentinas (CABA se cuenta como provincia). Pareciera que no, pero el arroyo Chafariz  está en la provincia de Misiones, o sea, en la Argentina. En el noroeste de la provincia. Es un arroyo que desemboca en el río Uruguay, por lo tanto forma parte de la cuenca del Plata. Cuando crece se vuelve peligroso.

 

Plaza de Mayo, 4/11/2016, 18:46 hs., Amado Boudou, ex vicepresidente de la nación, ex ministro de economía de la nación, ex hombre de la ANSES, desde la universidad del CEMA, centro del pensamiento económico liberal, al PJ kirchnerista sin transición, el poco Amado Boudou,  metió “las patas en la fuente”.

 

Donald Trump es el presidente electo de los EEUU. Aparentemente, el hecho refleja que lo imposible, es posible. No es político, no tuvo el respaldo del partido Republicano, le ganó en las internas a 15 precandidatos, la mayoría de ellos  políticos fogueados, le ganó a la prensa, le ganó a las encuestas, le ganó al “establishment” demócrata, le ganó a las elites. Ganó.

 

Ayer, paralizando parte de la ciudad, las organizaciones sociales (trotskistas y cristinismo residual), sumadas a las CTA y la CGT, se reunieron ante el congreso, para pedir por la ley de “Emergencia social y alimentaria”,  bendecida por el Papa,  con media sanción del senado, ahora en diputados.

 

El 10/12 cumplirá un año el gobierno de Cambiemos. Se le preguntó a Macri cómo calificaría la gestión gubernamental y después de pensarlo un poco, contestó: “con un 8”. ¿Calificación generosa, justa o pobre?

 

Hace tiempo, Borges le contestó a un periodista que le pidió que definiera a los peronistas, dijo: “no son ni buenos ni malos, son incorregibles”.

 

El título no es sólo para que sepan que sé conjugar el verbo ganar, aunque pocas veces gano. La llamada “ley de ganancias” está demasiado presente en los medios e involucra a muchas personas. Los finales de año son complicados siempre, a este le sumamos esta controvertida ley de ganancias.

 

En esta curiosa Argentina que hemos sabido construir, las causas judiciales que nacieron de muertes horrendas e inexplicables, a veces, casi por milagro, resucitan. Se debe a la presión de la sociedad y de los medios, pero en particular de algunos corajudos y honestos miembros del poder judicial.

 

La Argentina ha sido a lo largo de su historia un país eurocéntrico, particularmente enamorado de Francia. Su cultura, su diplomacia, su cortesía, nos deslumbraron desde siempre. Hoy, Francia está juzgando a sus candidatos a la presidencia. Tiene elecciones el 23/4 y el balotaje será él 7/5.

 

Es difícil de creer, pero los medios locales e internacionales, se ha puesto de acuerdo: hay que criticar a Trump. Y no es que Trump no sea pasible de muchas críticas. Insiste en tomar medidas chocantes, de esas que producen escándalos y temores de todo tipo.

 

La conocida canción de Ricky Martin, en este caso, es para que bailemos los argentinos. El gobierno nos tiene “p´alante y p´atrás”, un día sí y otro también. ¿Lo hace a propósito o simplemente le sale así, o cree que se gobierna de esta manera? ¿O todavía está aprendiendo a gobernar?

 

La naturaleza es enemiga del vacío, cuando algo falta, otro algo lo remplaza. La inseguridad se extiende por todo el país. El  estado debe ser muy eficiente y la seguridad es una de las pocas cosas que el estado no puede delegar, tiene la obligación de hacerse cargo de ella.

 

Cada vez que suceden hechos terribles con jóvenes, muchos de ellos menores de edad, la pregunta obligada es: ¿dónde está el Estado? Y resulta que el Estado está, o ausente, o cumpliendo mal sus funciones. Pero más allá del Estado, la pregunta previa debería ser y ¿dónde están los padres?

 

Una amenaza es la advertencia de un posible riesgo para alguien o algo. Desde que asumió el poder el 10/12/2015, Mauricio Macri ha recibido alrededor de 11.000 amenazas, todas ellas de una enorme gravedad.

El desgraciado caso del médico Lino Villar Cataldo, del 26/8/16, en Villa Ocampo, San Martín, nos obliga a releer los artículos 34 y 35 del Código Penal, sobre legítima defensa y exceso en la legítima defensa.

 

Un 9/9, pero de 1947, se promulgó la ley del voto femenino (N°13.010). Conseguirlo fue largo, duro y difícil. Se debió a Eva Perón y a las mayorías PJ en las 2 cámaras. Pero el 1°  proyecto de ley, se presentó en 1911. Desde entonces y hasta lograrlo, se presentaron 22 proyectos.  Sin éxito.

 

 “Por si éramos pocos…”, decía mi abuela cuando los problemas se sumaban. El gobierno de Cambiemos heredó una situación peor de lo que intuía. Hoy la economía es imprevisible, la pobreza crece, la inflación sigue, las tarifas suben, se judicializan, se paralizan, todo a prueba y error.

 

Existe el derecho natural, un derecho universal, inalienable, inmutable y previo a cualquier derecho creado por los seres humanos. Es un derecho que no pasa por la legislación de los diferentes países, ya que en algunos se permite la pena de muerte y en otros, no.

 

Desconcierto, indignación, tristeza, bronca. Todo junto y al mismo tiempo, esas son las reacciones que me provocan mamá Hebe, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, y una militancia variopinta, entre defensores de DDHH absolutamente tuertos y los  restos de una militancia K.

 

¡200 años! Ya no somos adolecentes, empezamos a recibirnos de adultos. Lo que no está claro es si seremos adultos éticos, respetuosos de la ley, o todo lo contrario, o más o menos. La filosofía de Minguito, “se igual”. No lo es.

Una vez más, le pido por favor que no huya, no sea cobarde, le prometo que le va a interesar.  Y aunque no lo crea, quizás le ayude a comprender por qué nuestra educación pública, la que nos hizo grandes hace tiempo, hoy es un desastre que nos avergüenza. Hay que cambiarla.

 

Dicen que cuando el barco se hunde, las ratas lo abandonan. La pregunta pertinente es si las ratas se salvan abandonado el barco cuando este se hunde. La lógica diría que no, que no se salvan. Aun así, lo abandonan.

 

Como en un laico “Padre Nuestro”, y en este caso sin rogarlo, Argentina nos da la noticia nuestra de cada día. La mayoría de ellas son inverosímiles y sin embargo, ciertas. Las esperamos con ansiedad. La magnitud del robo que se ha vivido y se ha permitido, escandaliza y exige juicios y condenas. Ya.

 

La situación del pueblo venezolano es insostenible. Faltan papel higiénico, leche, ataúdes, remedios oncológicos e intentar comprar comida es una pesadilla. Hay que dejar las impresiones digitales al salir de los mercados, cuestión de no volver a comprar lo mismo  hasta la semana siguiente.

El kirchnerismo asoló al país como lo hubiera hecha un salvaje ejército de ocupación. Destruyeron la infraestructura argentina y la corrupción permeó la sociedad. Aún no se tiene  idea cabal  del desastre físico y, lo más grave, del derrumbe ético de la nación.

Josecito, ¿qué hiciste?

El 17/3/2012, el juez Norberto Oyarbide elevó un exhorto a Suiza, para averiguar sobre el lavado de dinero en un tema de Covelia/Hugo Moyano. El 4/5/2012, al no tener respuesta, Oyarbide preguntó en cancillería y ésta explicó que Suiza envió su legislación sobre lavado de dinero, pero que era insuficiente.

La anécdota es chiquita y sin embargo pinta con colores fuertes la profunda grieta que nos dejaron doce años y medio de ambos gobiernos kirchneristas.

¡Qué bien! Tenemos un INDEC capaz de medir la pobreza y la indigencia en el país, sin mentir. 

¡Qué bien! Tenemos un presidente capaz de dar las cifras muy adversas del INDEC, públicamente, sin mentir.

 

Los argentinos decimos que no. Que no tenemos remedio. Que los argentinos son un desastre, los otros argentinos, no nosotros. Que ningún gobierno sirve. Que son todos iguales, malos y mentirosos; que los que saben gobernar son corruptos y dictatoriales y los demás no se animan a hacer lo que deben.

 

Por regla general, los argentinos somos conscientes que algo está profundamente mal en el país. Podemos echarle la culpa a los gobiernos, a  la guerra de los 70, a los 70 años de peronismo, a no haber sabido construir en esos años una alternativa posible, a la corrupción, a la contaminación, a…

 

Esta semana  se dedicaron 2 días a la evaluación educativa “Aprender 2016”. ¿Alguien puede oponerse a una evaluación que pretende averiguar cuáles son las falencias y los logros de un sistema de educación? La lógica diría que no, pero la Argentina ha dejado de ser lógica.

 

Pareciera que no, pero Misiones es una de las 24 provincias argentinas (CABA se cuenta como provincia). Pareciera que no, pero el arroyo Chafariz  está en la provincia de Misiones, o sea, en la Argentina. En el noroeste de la provincia. Es un arroyo que desemboca en el río Uruguay, por lo tanto forma parte de la cuenca del Plata. Cuando crece se vuelve peligroso.

 

Plaza de Mayo, 4/11/2016, 18:46 hs., Amado Boudou, ex vicepresidente de la nación, ex ministro de economía de la nación, ex hombre de la ANSES, desde la universidad del CEMA, centro del pensamiento económico liberal, al PJ kirchnerista sin transición, el poco Amado Boudou,  metió “las patas en la fuente”.

 

Página 2 de 3

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…