Jueves, 21 Mayo 2020 00:00

Deuda, default, activación de CDS y 48 horas críticas: Argentina 32 vs BlackRock 58 - Por Germán Fermo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

El default per sé no necesariamente tiene que ser trágico, aunque dependerá del comportamiento de varios jugadores que trascienden al gobierno argentino.

 

Desde inicios de año han sido tantos los rumores sobre posibles ofertas de canje que la memoria me traiciona y confunde. Lo cierto es que si Argentina no paga los cupones adeudados en la fecha límite del periodo de gracia que vence este viernes 22 de mayo, nuestro país nuevamente entraría en default.

Aun si dicho evento ocurriese y ojalá que se pueda evitar, las negociaciones pueden seguir y culminar en un buen resultado. El default per sé no necesariamente tiene que ser trágico, aunque dependerá del comportamiento de varios jugadores que trascienden al gobierno argentino.

En este contexto se hace relevante resaltar cuatro efectos.

Primero, si los pagos de cupones no se efectúan para este 22 de mayo, desde el 23 de mayo Argentina estaría en default técnico y ese vento generaría la activación de los Credit Default Swaps (CDS). Recordemos que los CDS son seguros contra riesgo de default que se operan OTC y se activan si el default efectivamente ocurre.

Sin entrar en detalles técnicos, la activación de un CDS implica que el comprador del mismo recibe el nocional asegurado neto de un valor de recupero que suele estar al 25% de paridad, o sea, se llevaría un 75% del valor total asegurado. El banco que vendió este seguro es quien debe honrar la obligación a quien lo compró, por lo que dicho evento genera cero erogación para nuestro país.

Segundo, si Argentina entra en default este 22 de mayo, todo tenedor con mayoría suficiente puede exigir desde el lunes aceleración de la deuda. Esto significa que si, por ejemplo, este tenedor es dueño del Bono Centenario que vence en el año 2117, podría exigir en una corte norteamericana desde el lunes próximo cross default y aceleración o sea, los 100 dólares que te debían para en el año 2117 son exigibles este lunes próximo.

Me preocupa que los bonos argentinos debido a la crisis internacional del coronavirus estuvieron operando en la zona de u$s 25 lo que quizá haya motivado que algún fondo buitre se los haya comprado con la única intención de acelerarnos si le damos la chance y si eso ocurre se acabó la negociación amigable.

Recordemos que hay dos clases de fondos: 1) a los que les interesa que el bono siga “vivo” a través de un canje hacia otro bono, 2) los que no quieren al “segundo” bono y sólo pretenden acelerar la deuda y reclamar el total más intereses en una corte norteamericana. Entrar en default este 22 de mayo le abre la puerta a toda una potencial familia buitre que no creo se sepan ni cuántos son, ni dónde están. De esta forma, el default debería ser evitado si existiese la mínima posibilidad de hacerlo.

Tercero, si se evitase el default se podrían hacer dos cosas. A) Pedir una ventana de tiempo como hizo Ecuador para transitar la pandemia sin obligaciones de pago, aunque quizá ya no haya tiempo para esto. B) Pagar los cupones adeudados al 22 de mayo, “seguir en estado de limbo-performing” y mantener las negociaciones para finalmente llegar a un acuerdo en las próximas ocho semanas. El hecho de pagar cupones “mientras se sigue negociando” impide que los fondos buitre te puedan “cantar truco”, cross-defaultearte y acelerarte.

Como referencia, El Líbano 2030 está en default y cotiza en u$s 18. Ecuador 2030 está en “ventana de espera” y cotiza en u$s 36. Argentina 2026 cotiza en u$s 35. El mercado está mucho más cerca de descontar para la Argentina “el tono relativamente amigable” que por el momento tiene con Ecuador y cotizamos al doble de los bonos defaulteados de El Líbano.

Cuarto, si se siguiese negociando en estado de performabilidad por el momento y de acuerdo a las noticias que han salido ayer por la tarde, parecería que BlackRock estaría en una pretensión de u$s 55, todo es rumor hasta ahora. Pero a ese número habría que sumarle lo que parece ser una pretensión de este fondo de cobrar los cupones del 22 de mayo que son aproximadamente u$s 3.50.

De esta forma y de acuerdo a los trascendidos recientes, la pretensión de BlackRock sería de u$s 58.50. Del otro lado estaría la oferta argentina que con una exit yield del 12% se acercaría a u$s 32 en promedio. Faltan 48 horas y las puntas parecerían estar entre u$s 32 para la Argentina y u$s 58.50 para Black Rock. Por el bien de todos, ojalá se pueda llegar a un acuerdo y evitar un 2001 otra vez.


Germán Fermo
Director Maestría en Finanzas, Universidad de San Andrés

Visto 164 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…