Viernes, 12 Junio 2020 00:00

Consejos para adaptar la empresa a la pospandemia - Por Fausto Spotorno

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

La cuarentena y la situación de emergencia están poniendo una enorme tensión sobre las empresas y es probable que muchas de ellas no vuelvan a abrir.

 

Aquellas que sobrevivan se encontrarán con márgenes de maniobra muy limitados, pero también se presentarán algunas oportunidades. En cualquier caso, la pospandemia será una etapa de replanteos a nivel corporativo que habrá que aprovechar al máximo. Para ello es importante saber con qué contamos y para eso debemos saber cuál es el valor de nuestro negocio y de nuestros productos. Por otra parte, es crucial estar atentos a las oportunidades porque esto es como en el fútbol: "los goles que no se hacen en un arco se hacen en el otro". Al salir de la cuarentena, nadie va a estar en condiciones de recibir goles en contra.

Las empresas son organizaciones cuya función es crear valor. Para ello hay que encontrar algo que la gente valore y poder producirlo a un costo menor de lo que la sociedad o el consumidor esté dispuesto a pagar. De esa manera se crea valor, se crea riqueza. Por lo tanto, la generación de valor está en el núcleo de lo que es una compañía. Las empresas más eficientes, entonces, son las que hagan mejor su trabajo que es generar valor.

Para sobrevivir a una crisis como la que está atravesando la economía Argentina, o incluso tratar de crecer en ellas, es muy importante tener a la empresa funcionando con altos grados de eficiencia. Esto no sólo significa mejorar procesos y aumentar la efectividad los trabajadores o mejorar aquello que ya se estaba haciendo. Sino también, y por sobre todas las cosas, hay que enfocarse en los negocios o productos en los que la empresa genera mayor valor. De nada sirve gastar recursos en productos o servicios o línea de negocios que no son los que mayor valor generan, en especial en una crisis como la actual, porque los recursos y los márgenes de maniobra son escasísimos.

Pero para ello es necesario tener una forma de medir el valor generado. Pero además se requiere tener procesos internos que continuamente estén evaluando la generación de valor no sólo de la compañía sino también de sus líneas de negocio. A pesar de que esto parece muy razonable a veces, se pasa de largo y no siempre una empresa o empresario puede poner valor a su compañía o a las líneas de negocios que tiene la empresa. En especial, después de una pandemia o una crisis como la actual, donde muchas cosas han cambiado. En este sentido hay que preguntarse si sabemos cuánto vale la empresa a la que pertenezco, cómo fue afectado su valor por la crisis y en que nos deberíamos concentrar para mejorar el valor de la empresa.

En las condiciones extremas que estamos hoy será muy necesario que los empresarios analicen los números de sus empresas y las valúen de la forma más fría posible, incluso con asesoramiento externo. Si es posible, también se debe entender qué productos son los que más aportan a ese valor y enfocarse en eso. Pero para ello es necesario planear, proyectar lo que va a ser la empresa, mirando el país y el mundo que se viene y determinar una estrategia basada en cuanto valor puede crear la empresa a futuro.

Desde 2011 a 2019 la cantidad de empresas (con empleados) en Argentina ha estado fluctuando en torno a las 650.000. En 2011 la economía Argentina dejó de crecer, si bien hubo años en los que el PIB subió (2013, 2015 y 2017), lo cierto es que fueron antecedidos y precedido por años recesivos en los que el PIB perdía todo lo que había subido el año previo. Con lo cual, en realidad, experimentamos un estancamiento estructural con fluctuaciones desde hace nueve años. Eso explica porque la cantidad de empresas es prácticamente la misma desde el 2011.

Este año con la crisis económica veremos una reducción en la cantidad de empresas. Seguramente, entre 60.000 y 70.000 empresas dejarán de existir, pero también nacerán entre 30.000 y 40.000 empresas. Si bien nacerán menos de las que mueran, al menos habrá algunos empresarios y emprendedores que verán aparecer oportunidades e intentarán aprovecharlas y aquellas empresas que sobrevivan también deben tener esa visión. Porque puede haber competidores que dejaron un mercado que se puede aprovechar o, incluso. Puede aparecer la posibilidad de fusionarse con otra empresa o comprarla si se tiene una mejor condición financiera.


Fausto Spotorno

Visto 191 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…