Domingo, 26 Junio 2016 11:21

Un inesperado viento de frente

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Los mercados subestimaron hasta último momento la posibilidad de una salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Aunque las estimaciones previas mostraban una suerte de empate técnico, finalmente ganó por una diferencia apreciable el “Brexit”.

 

Las consecuencias de esta decisión adoptada por los británicos ya comenzaron a impactar en los mercados, especialmente en el Viejo Continente, pero la onda expansiva ya se sintió en la Argentina.

 

Las novedades europeas traen nuevos desafíos para el gobierno, ya que fortalecieron al dólar en el mundo y también en el mercado local, donde llegó a los $ 15. Este salto de la cotización refleja los temores a un mundo con mayor volatilidad, donde los inversores buscan refugio en activos seguros.

 

Un “vuelo a la calidad” por parte de los inversores puede complicar, y mucho, en caso de que no se produzca una rápida reversión. El plan del gobierno tiene como pilar fundamental una mayor integración de la Argentina al mundo desde lo comercial y lo financiero. Y uno de los objetivos centrales se había logrado: acceder a una importante masa de financiamiento internacional.

 

Este acceso al crédito resulta imprescindible para poder llevar adelante el plan “gradualista” que se busca implementar, en especial en relación a la reducción del déficit fiscal. Pero si los inversores deciden cortar el financiamiento a países percibidos como más riesgosos, o les exigen una tasa de interés muy alta, todo el andamiaje diseñado corre peligro.

 

Aún es prematuro saber si la volatilidad de las últimas horas podría mantenerse y por cuánto tiempo. Pero por lo pronto demorará las colocaciones de bonos que algunas provincias tenían prácticamente definidas.

 

La gran diferencia entre la política económica de Cambiemos y del kirchnerismo pasa justamente por la forma de financiar el déficit. Mientras que Cristina optó por hacerlo con emisión monetaria, generando elevados niveles de inflación y atraso cambiario, Macri cubre esos agujeros con financiamiento internacional.

 

La turbulencia de las últimas horas provocará dos efectos inmediatos: por algún tiempo la Argentina volvería a quedarse sin acceso al crédito internacional y difícilmente el Central continúe, al menos por algún tiempo, su política de reducción de las tasas de interés, ya que alentaría un fuerte traspaso de inversiones que hoy están en pesos al dólar.

 

En un segundo plano están las complicaciones comerciales que el divorcio europeo podría traer aparejado. Lo cierto es que la Argentina busca encaminarse a un proceso de mayor integración comercial, cuando el mundo parece ir en sentido contrario. 

 

Pablo Wende

Visto 594 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 22:59

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…