Miércoles, 03 Agosto 2016 12:28

Las dudas que frenan inversiones extranjeras

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Las preguntas desde el exterior son las mismas. Frente a la incógnita: ¿Por qué van a demorar las inversiones extranjeras? Contestan con otros interrogantes. ¿Esto qué pasa en la Argentina tiene sustento? ¿Es duradero?

 

 

En los `90 hicieron cosas que dinamitaron 10 años después.

 

¿Quién asegura que esto va a durar?

 

En energía e infraestructura hay ejemplos.

 

En estos sectores, en una década el país creo condiciones favorables para la inversión y llegó en gran escala. Pero años después se cambian las reglas de juego, se pesifican y se congelan las tarifas por diez años, obligando a los inversores a subsidiar el uso de los servicios a favor de los consumidores.

 

A gran escala, se produjo una transferencia de recursos que artificialmente mejoró pero todos sabían que no era sostenible en el largo plazo.

 

En los ´90 se apeló al crédito externo, que no se pudo devolver, o la venta de activos comunitarios para sostener un nivel de vida que no tenía nada que ver con las fuerzas productivas de la Argentina.

 

Más tarde el atajo pasó por limitarles los recursos a los que en otra década apostaron por el país en servicios públicos.

 

En los dos casos se alentó el despilfarro, y se dejó de lado la inversión.

 

CAMBIOS DRASTICOS

 

Los cambios drásticos de rumbo se dan también en el campo ideológico.

 

Por primera vez la ex presidente dijo en una extraña reunión de prensa: “Nosotros los peronistas, sufrimos siempre persecuciones”. Extraño, nunca utilizó esa palabra. Es más, frente a periodistas siempre escuchamos su desprecio por Juan Domingo Perón por su posición en el ´73, frente a la juventud.

 

Un acto donde se homenajeó a Evita en la Matanza, todos los dirigentes hablaron del “peronismo”. Poco a poco tanto el menemismo como el kirchnerismo comienzan a ingresar en el cajón de los recuerdos.

 

Mientras tanto reconocen que la inversión lleva su tiempo.

 

Hay potencial interés en el exterior. Los sectores donde se pone la lupa son: agro negocios, energía renovable, obra pública, Belgrano Norte.

 

Todos saben que los desequilibrios en los precios son todavía significativos. Es un país caro en muchos sentidos.

 

Como señalamos los inversores preguntan sobre temas legales; reglas de juego: entrada y salida de la inversión, si son sustentables y durables estas políticas.

 

La incertidumbre la cargan en el costo del proyecto.

 

Este es un país de corto plazo.

 

Es prácticamente imposible planificar a 4 o 5 años.

 

Hay una constante. Desde el año 83 cuando volvió la democracia, el año de elecciones se crece y al siguiente se ajusta.

 

Después que se colocó el voto en la urna vienen medidas antipáticas que estaban en carpeta esperando.

 

Un solo ejemplo: 4 días después de ganar con el 54 % de los votos, se anunció el cepo. Era urgente porque la fuga de divisas estaba dejando sin dólares al Banco Central. Pero hubo que esperar que la gente votara.

 

Antes de las elecciones se tratan de contener los precios o por la fuerza, por importaciones o promesas.

 

No suben las tarifas y se contiene el dólar. Si el sector privado no toma gente como pasó en los últimos 4 años, la solución es el empleo público, nacional, provincial y municipal. En cinco años ingresaron 350.000 personas.

 

En el Gobierno ganó espacio la teoría de hacer el mal de una sola vez y dejar las buenas noticias para 2017. Por esa razón al principio el tarifazo de gas llegaba al 1.000 por ciento.

 

Me dicen: “La buena noticia es que el año que viene vamos a estar mejor, después no sé”.

 

Para los economistas, con elecciones cada dos años, no se puede planificar en serio en la Argentina. Todo está subordinado a la política.

 

Hay que reconocer frente a la ola de críticas que la herencia era muy pesada. ¿Por qué no lo blanquearon en el primer día? No se sabe.

 

Dólar atrasado; tarifas regaladas; alta inflación; default; cepo cambiario; caída de las exportaciones; gasto público récord; histórico déficit fiscal del 7 % y Banco Central con pocas reservas.

 

¿Hubo errores para corregir estos desfasajes? Sin dudas

 

¿Están aprendiendo? De a poco. ¿Los egos los neutralizan? Si.

 

Mientras, el Presidente hace su juego de ajedrez con Marcelo Tinelli. Nadie es inocente. La figura del imitador con los pantalones bajos fue un exceso. Estamos en un país donde si no demostrás que sos fuerte te pasan por encima. El peronismo en general no puede estar mucho tiempo fuera del poder. Tiene abstinencia y delirios nocturnos. En esos momentos apela a Perón y Evita. Un clásico.

 

Osvaldo Granados

 

Visto 408 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 23:26

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…