Martes, 03 Julio 2018 00:00

El Gobierno sigue con mensajes confusos - Por Roberto Cachanosky

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

La crisis cambiaria que estamos viviendo actualmente es, a mi entender, el pase de factura de la realidad por haber sobrestimado la imagen de Mauricio Macri en el exterior en diciembre de 2015 y haber subestimado el apoyo interno que tendría para encarar una herencia económica y cultural terrible

 

Por ignorancia, por ideología o por lo que sea, creyeron que saliendo Cristina Fernández y sentándose Mauricio Macri en el sillón de Rivadavia iban a llover las inversiones. Eso fue sobrestimar la buena imagen que tenía y aún tiene el Presidente en el exterior.

Al mismo tiempo, creyeron que con optimismo y entusiasmo todo se podía arreglar y sólo era cuestión de administrar bien el monstruoso Estado dejado por el kirchnerismo sin necesidad de hacer cirugía mayor.Cualquiera que señalara los errores que estaban cometiendo al respecto era acusado de no entender la realidad.

El tiempo pasó y hoy el Gobierno está metido en un serio problema que ni los USD 50.000 millones de respaldo que le dio el FMI sirven para cambiar las expectativas del mercado. Salvando las diferencias, me hace acordar al blindaje del 2000 cuando todos festejaban porque creían con apoyo financiero se solucionaban los problemas estructurales.

En muy poco tiempo el Gobierno pudo dar dos buenas noticias que rápidamente quedaron sepultadas. Una fue el acuerdo con el FMI y la otra que MSCI recalificara a la Argentina de Mercado de Frontera a Mercado Emergente. Sin embargo no pudo capitalizar esas dos buenas noticias ganando tiempo para armar un plan económico y salir con algo consistente y categórico a calmar las expectativas de la gente. De inmediato el mercado mostró su desconfianza.

Nadie entiende cómo van a reducir el stock de Lebac sin generar una llamarada inflacionaria. Lo que se verifica analizando el último informe monetario semanal del BCRA es que bajan el stock de Lebac pero la expansión de dinero sigue en el 30% anual. ¿Cómo no esperar que esa expansión monetaria no se vaya al dólar y a precios si la autoridad monetaria no está en condiciones de emitir una moneda que sea demandada?

En este momento estamos frente a un escenario en que crece la expansión monetaria y disminuye el nivel de actividad. Salvo que aumente la demanda por moneda, algo que no se ve un proceso inflacionario, es inevitable que veamos un aumento de la tasa de inflación. No pueden manejar el BCRA como si fuera una mesa de dinero. Se necesita conocimiento de la política monetaria.

Tampoco se entiende el aumento de encajes que anunciaron ayer. Esto significa aumentar la tasa de interés y enfriar la economía y, al mismo tiempo, analizan con el ministro de Producción cómo estimular el consumo interno. Realmente es muy contradictorio el mensaje. ¿Con qué van a financiar el aumento de salarios nominales para sostener el consumo interno si las empresas venden cada vez menos y entramos en un proceso recesivo o, en el mejor de los casos, en estancamiento con inflación?

A 14 meses de las PASO, Mauricio Macri no tiene mucho margen de maniobra. O hace grandes cambios en el gabinete, presenta un plan consistente, con un ministro de mucho peso para inspirar confianza o tendrá que aguantar como pueda para llegar lo mejor posible a las elecciones de 2019.

El problema es que no es tan fácil encontrar a un economista de mucho peso y trayectoria que esté dispuesto a sentarse en la silla eléctrica a solo 14 meses de las PASO. Eso era para hacerlo de entrada. Ahora es tarde y solo les queda llegar como puedan a las elecciones del año que viene, tratando de cometer la menor cantidad de errores posibles.

Es más, ni siquiera se entiende cómo van a bajar el déficit fiscal si el solo aumento del tipo de cambio aumentó el costo del gradualismo financiado en dólares en no menos de 1 punto del PBI. Recordemos que cuando se hizo el Presupuesto, se estimó el pago de intereses de la deuda externa con un dólar de $19 y ya está en $29. Son $10 más por cada dólar de intereses de deuda externa que se suman al gasto financiero. Podrán hacer un esfuerzo fenomenal en tratar de bajar el gasto primario, pero se les va por el financiero.

Por otro lado, el Gobierno dijo que frena los aumentos de las tarifas de los servicios públicos de acuerdo al pedido de parte de sus socios de Cambiemos. También sabemos que no piensan tocar los planes sociales, por el contrario todo parece indicar que están dispuestos a subirlos de acuerdo a lo acordado con el FMI. Las jubilaciones no las pueden tocar y solo les queda el empleo público. No se ve claramente cómo harán para bajar el déficit fiscal con este solo rubro y con mayor carga de intereses por la deuda externa.

Insisto, el Gobierno se ha metido en un problema de difícil solución. Una cosa es ganar elecciones y otra muy diferente es empezar a arreglar un país que tiene enquistada la cultura de la dádiva. Los que sirven para armar la rosca electoral pueden no servir para administrar un país, en particular con los problemas que tiene Argentina. El discurso tiene que ser consistente.

No debe Macri decir en marzo que lo peor ya pasó y ahora casi suplicar que el mercado le crea que van a cumplir con la meta fiscal. Algunos de sus colaboradores le están haciendo meter la pata en forma muy gruesa y no son momentos para cometer el más mínimo error. Ya bastante lo hicieron confundir con que con su sola presencia la Argentina recibía una lluvia de inversiones como para que lo sigan hundiendo con el verso del optimismo y el entusiasmo. Acá hace falta ciencia económica.

En síntesis, o Mauricio Macri apuesta a todo o nada y cambia su gabinete y presenta un plan económico categórico o tiene que esperar a llegar a las elecciones sin que se le desborde la economía.

La gran pregunta es: ¿qué economista con peso y trayectoria se juega hoy a sacar las papas del horno a solo 14 meses de las PASO?

Roberto Cachanosky

Visto 244 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…