Lunes, 06 Agosto 2018 00:00

Dónde se unen el escándalo de los cuadernos y la economía que viene - Por Hernán de Goñi

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

La investigación judicial sobre el pago de sobornos que registró el ex chofer de Roberto Baratta, hombre de confianza de Julio De Vido, todavía promete varias semanas de actividad intensa.

 

La discusión ya no pasa por el minucioso detalle que volcó Oscar Centeno en sus cuadernos Gloria: lo que todos esperan con ansiedad es saber cuántos arrepentidos conseguirá el juez Claudio Bonadio para fortalecer su acusación.

Por eso habrá que esperar a lo que resta de agosto para evaluar qué impacto político la difusión del escándalo que puso bajo fuego a la ex presidenta Cristina Kirchner y a una quincena de empresarios. Contra lo que se especula, es probable que la imagen de la ex mandataria no se mueva mucho: los analistas creen que sus fieles no le darán demasiado valor a la acusación judicial.

Tampoco perciben que el acercamiento táctico a Hugo Moyano la ayude a romper su techo. Eso significa que mantendrá su porcentaje actual (entre 25% y 30%), más allá de su destino judicial.

Mauricio Macri, en tanto, perdió el apoyo de los que apostaban a un cambio, transformados ahora en escépticos. Algo podría recuperar, pero poco. Los consultores apuntan incluso a que si no hay recuperación económica, el escándalo ratifica el respaldo de los anti K pero no el de los amarillos golondrina.

El peronismo federal tiene más de un problema. Por empezar, aún no es visto como opción real de cambio, porque en sus filas hay dirigentes de vínculo pasado con el kirchnerismo (como Florencio Randazzo y Sergio Massa) y peronistas de vieja estirpe que no tienen muy buena recepción en el electorado independiente. Además, debe definir si avala o no el desafuero de Cristina Kirchner que pide Bonadio. Su voto positivo podría dividir al PJ (lo que achicaría su base potencial). Pero si apoya al kirchnerismo, se expone a ser calificado como obstáculo para la Justicia.

Donde podría sentirse un impacto es en el apoyo al ajuste fiscal para 2019. Será menos "incorrecto" revisar la obra pública, tanto para Nación como para provincias. A la oposición moderada no le interesa hundir el barco, sino que llegue a puerto.

Hernán de Goñi
Director periodístico

Visto 300 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…