Jueves, 11 Octubre 2018 00:00

Dólar estable con corset de tasas - Por Rodolfo Cavagnaro

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Desde que se aplicaron las nuevas normas cambiarias y monetarias, el dólar se ha manejado tranquilo, en una franja entre $39 y $38 en la franja minorista. Para esto ha sido fundamental el nivel de tasas de política monetaria aplicadas a través de la suscripción de Letras de Liquidez (Leliq), que han marcado, hasta ahora, un techo de 74% anual a 7 días.

 

Esta situación ha permitido absorber el impacto que están generando tanto la situación electoral en Brasil como la fuerte presión sobre la tasa de los bonos norteamericanos, que tocó 3,20 %, una de las más altas de últimos 8 años. Incluso ayer, con una leve devaluación del real hubo también un leve reacomodamiento, pero sin ningún nerviosismo.

Si bien el mercado financiero se mantiene muy acotado y con cada vez menos disponibilidad por el control sobre la base monetaria, el problema se ve reflejado en la economía real. El nivel de las tasas de interés imposibilitan los flujos de crédito y esto afecta a las empresas como a los consumidores.

Por esta razón es que la economía muestra indicadores de retracción, los que se acompañan con nuevas subas de precios. Las empresas aducen que, aunque vendan menos, ya no puede postergar trasladar las consecuencias de las subas de tarifas y de la brusca devaluación ocurrida entre abril y agosto pasados.

El problema subsiste porque no hay un horizonte claro que permita avizorar una baja efectiva de las tasas, y es que los inversores siguen dudando de la capacidad de la Argentina de hacer frente a los vencimientos de deuda después de 2020, más con las previsiones de una caída del PBI muy importante en 2018, que el gobierno prevé alcance al 2,4%.

Respecto del nivel de actividad, está muy en línea con las estimaciones de inflación. Mientras el gobierno calcula un 42% (se espera un índice de entre 6 y 7% para setiembre), pero el mercado calcula entre 45% y 47%. Para el año 2019 el gobierno calcula 23%, pero el mercado estima 30% y creen que sería una buena tasa.

En las últimas horas el FMI revisó las estimaciones para Argentina, que estimó en 2,6% la caída en 2018 y de 1,5% para 2019, lo que alargaría el problema los tiempos de recuperación de la economía. Dado que estas caídas se acompañan con aumento del desempleo, es probable que se vivan momentos de tensión hasta que se consiga recuperar un nivel de crecimiento que permita recuperar lo perdido por la crisis.

Rodolfo Cavagnaro

Visto 117 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…