Imprimir esta página
Domingo, 04 Noviembre 2018 00:00

Otra grieta: las tasas altas dividen aguas en la economía - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El pase de ahorristas a las colocaciones en pesos le saca presión al dólar. El costo en la actividad.

 

Los economistas más experimentados dicen que esta película financiera ya la vieron.

Se refieren a que en las últimas cuatro semanas las colocaciones en pesos fueron ganando preferencias respecto de las dolarizadas y del dólar mismo.

A lo largo del octubre el dólar bajó 11% sorprendiendo la creencia general argentina de que el dólar nunca baja.

En esta oportunidad , y después de haber subido 100% en el año, la tranquilidad cambiaria no tomó desprevenidos a expertos, inversores y ahorristas más arriesgados que vieron una oportunidad en que los bancos lleguen a ofrecer más de 50% anual por colocaciones a plazo fijo en pesos.

Durante la semana muchos clientes recibieron correos electrónicos de sus bancos ofreciéndoles rentas de 50 a 58% anual (según el monto del depósito y el tipo de cliente)por operciones on line en lo que aparece como una nueva tentación.

El dólar bajando y tasas tan altas son una tentación a pesar de que el precio de la divisa en el mercado mayorista ya se acerca al “piso” de la banda cambiaria en el que el Banco Central puede disponer la compra de divisas y , tal vez, hacer avanzar algunos peldaños al dólar.

Los fundamentos de la calma cambiaria de los últimos días descansan en que el Gobierno logró que Diputados le aprobara el Presupuesto 2019 y en la entrada de dólares del FMI, del Banco Interamericano y del Banco Mundial.

El Tesoro y el Banco Central tienen dólares y las tasas en pesos hacen el resto del trabajo. Una pregunta clave es: ¿cuánto dura?

No hay respuestas terminantes pero sí aproximaciones.

El Central bajó al 69,60% anual la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) que habían arrancado a 74%, dando la señal de su intención de baja pero con un limitante que es el compromiso de que la tasa de referencia mantenga un “piso” de 60% hasta fin de año.

El tema cobra relevancia porque la satisfacción de los ahorristas e inversores por el alto rendimiento tiene como contracara el disgusto y la preocupación de empresarios y comerciantes ahogados, precisamente, por el alto nivel de las tasas.

Ya aparecen nombres de firmas como Persico que anunciaron el llamado a convocatoria y los expertos en presentaciones concursales de empresas alertan sobre otros casos.

La AFIP tomó nota de la tirantez en la cadena de pagos y abrió un plan de 48 cuotas para las deudas impositivas que fue bienvenido por las pymes pero, para muchas, claramente insuficientes, frente a tasas de 80% por giros en descubierto en cuenta corriente.

El dilema no es menor para el Gobierno: si mantiene las tasas en los niveles actuales tranquiliza al dólar y genera satisfacción en parte de los inversores financieros pero afecta y mucho a empresas, comerciantes y a la actividad económica en general.

Una clave está en si el Gobierno logrará una baja sensible de la inflación a partir de este mes después del bimestre septiembre-octubre que dejarán marcas para el olvido.

Una vez más la estabilización argentina descansa en la calma cambiaria a fuerza de tasas altas en pesos. ¿Se repetirá la historia? ¿Podrá el déficit cero y el afloje de la contracción monetaria en algún momento escribir otro final?

Daniel Fernández Canedo

Visto 130 veces
Daniel Fernández Canedo

Latest from Daniel Fernández Canedo

We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…