Lunes, 19 Noviembre 2018 00:00

Gobierno se asegura el colchón fiscal para aplicar plan “Felices Fiestas” - Por Carlos Burgueño

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

El Ejecutivo cuenta con el dinero para liquidar el bono para empleados públicos y un aporte extra para beneficiarios del plan AUH. Eventualmente también para un pago a jubilados. Define el italiano Roberto Cardarelli.

 

El Gobierno tendrá un colchón fiscal importante para aplicar entre noviembre y diciembre el plan "Felices Fiestas". Incluso sobrecumpliendo los compromisos firmados ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Ejecutivo tendrá el dinero suficiente como para atender el pago del bono a los empleados públicos, una eventual liquidación extra a los beneficiarios de los planes de Asignación Universal por Hijo (AUH) y hasta, quizá, una atención con los jubilados y pensionados. Para el lanzamiento final de este combo que apunta a sostener la paz social en el último mes del año, el Gobierno sólo espera que los técnicos del organismo financiero internacional que están fiscalizando las cuentas públicas en estos días, le den el visto bueno y acepten el plan de gastos extras programado para el último mes del año. Habrá que esperar a que el responsable del caso argentino, el italiano Roberto Cardarelli, termine su misión en Buenos Aires, eleve un informe a la sede central del FMI en Washington, y se le dé el visto bueno a los números finales del país para 2018.

Mientras tanto, los números de octubre que el Gobierno de Mauricio Macri le presentó la semana pasada son positivos. Según los datos finales, las cuentas del Estado Nacional cerraron el mes pasado con un déficit primario de $16.586 millones, un 49% menos en relación con igual mes de 2017; lo que calculando el acumulado de los primeros 10 meses del año arroja una desequilibrio acumulado de 1,2% del PBI.

Proyectando este porcentaje, y teniendo en cuenta que en diciembre (aún sin plan "Felices Fiestas"), el rojo se profundiza, el dato final se ubicaría cerca del 2% del PBI; cuando para todo el año el compromiso firmado ante el FMI llegaba al 2,7%. Ahora, con la primera parte del plan de aumento del gasto para el último bimestre del año en marcha (bono para empleados de la administración pública nacional y los beneficiarios del plan AUH); la cifra se ubicaría cerca del 2,2% del PBI. Si se sumara algún pago a jubilados, el dato se elevaría a un porcentaje cercano al 2,5% del PBI; aun por debajo del compromiso del 2,7%. Pero, además, aseguran los responsables fiscales del Gobierno, estos gastos extra del último trimestre del año no deberán proyectarse sobre la cuenta fiscal de 2019, ya que no se trata de aumentos en las liquidaciones corrientes, sino que son un pago extraordinario para cubrir las pérdidas sociales de la inflación de este año sobre los salarios, planes y jubilaciones. Con lo cual no correría riesgo la meta de déficit cero para 2019, sobre la base de los gastos que figuran en el Presupuesto aprobado por el Congreso la semana pasada para el próximo año.

Los datos de octubre hablan de un crecimiento del 45,6% interanual en los recursos totales del Estado, 15,3 puntos por encima de los gastos primarios que tuvieron un incremento del 30,4% interanual. Los ingresos totales alcanzaron $245.779 millones donde se destacan los recursos tributarios que sumaron $215.748 millones (38,5%), liderados por el IVA (58%), créditos y débitos (79,1%), derechos de importación (74,5%) y derechos de Exportación (296,1%). En tanto, los aportes y contribuciones a la seguridad social tuvieron un menor crecimiento (21,4%) en relación a los meses previos relacionados con la reforma tributaria sancionada a fines de 2017 que reduce el importe de las contribuciones patronales.

Por el concepto de "otros ingresos" se obtuvieron $30.031 millones con un crecimiento de 131%, principalmente por mayores rentas de la propiedad del Tesoro obtenidas por la prefinanciación del programa financiero de 2018, un crecimiento en las colocaciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (por ejemplo préstamos a provincias y préstamos de la ANSES) e ingresos de capital por ventas de terrenos y otros activos físicos. En contrapartida, los gastos primarios alcanzaron 262.365 millones de pesos. Las prestaciones sociales crecieron 23,1%, producto del aumento automático de las jubilaciones, pensiones y asignaciones.

El gasto en personal se incrementó 20,9% mientras que las transferencias corrientes presupuestarias a provincias tuvieron un incremento de 30,7%. El déficit operativo de las empresas públicas tuvo una disminución del 99% mientras que los subsidios económicos crecieron 73,9%, con los destinados al transporte aumentando un 40,2% y los energéticos un 113,2% debido al impacto del tipo de cambio. Los gastos de capital de octubre fueron $ 23.762 millones y mostraron un aumento de 42,1%, el mayor del año, destacándose los aumentos destinados al sector transporte 132,8%; educación 86%; energía 75,7%; agua potable y alcantarillado 64,7% y vivienda 64,9%. En los diez meses del año el déficit primario fue de $169.901 millones, disminuyendo 33,3% en relación a igual período de 2017. El 1,2% acumulado a octubre, resultó la mitad en relación al observado en 2017 que fue del 2,4% del PBI.

Carlos Burgueño

Visto 107 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…