Viernes, 04 Enero 2019 00:00

El Estado devorador y los impuestos irracionales - Por Rodolfo Cavagnaro

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

El presidente vive alentando a que los jóvenes se inclinen por áreas como el software y luego una medida recaudatoria tira todo por la borda

 

Sobre el fin del año 2018, el Gobierno nacional reglamentó varios impuestos cuyas alícuotas habían sido aumentadas según la ley de Presupuesto. Dado que hay un grave problema fiscal y que las provincias se negaron a hacer ajustes, el Ejecutivo recurrió al más irracional de los impuestos, como son las retenciones a las exportaciones.

En este caso se aplicó a la totalidad de las ventas externas calculando un 12% con un máximo de $ 4 por cada dólar exportado.

El cálculo se hizo sobre la base de un dólar a $ 40 y mientras la cotización de la moneda estadounidense esté por debajo de ese nivel, el porcentaje se aplica pleno y es demasiado gravoso, toda vez que la maxi devaluación ya ha sido compensada en parte por la inflación desatada. Si el valor del dólar supera el nivel fijado, se aplica el máximo fijado de 4% y conforme siga subiendo el porcentaje se irá licuando, pero nadie sabe cuándo sucederá.

Con la aplicación de este impuesto el gobierno ha recuperado capacidad de recaudación propia de un tributo que no es coparticipable con las provincias. Pero lo irracional es que se graven las exportaciones justo cuando el gobierno necesita fomentar el comercio exterior para que estas actividades ayuden a recuperar el mercado interno y el ritmo de la economía. Además, la irracionalidad viene de solo comparar cómo otros países aplican estímulos positivos a sus exportaciones mientras en Argentina son castigadas.

Dentro de los rubros castigados por este impuesto irracional aparece, como novedad, el gravamen a las exportaciones de servicios, que incluye a todos los rubros incluidos dentro de la economía del conocimiento. Esto abarca la producción de software, diseños, la planificación y proyectos de ingeniería e incluso casos de educación a distancia y hasta medicina de avanzada operada por Internet en tiempo real.

Este caso es mucho más increíble porque Argentina sancionó una ley para apoyar a todas las industrias del conocimiento intentando ocupar un lugar en un área cada vez más competitiva. De hecho, la mayor pelea entre EE.UU. y China es por el dominio de las industrias del conocimiento, donde la potencia asiática ya compite de igual a igual con los americanos.

Castigar con un gravamen es también una falta a la seguridad jurídica con la que se instalaron empresas internacionales para producir software en nuestro país. El presidente vive alentando a que los jóvenes se inclinen por estas áreas y luego una simple medida recaudatoria tira todo por la borda.

Están llegando al borde de las posibilidades de tolerancia de la economía por el solo hecho de no querer ajustar al Estado de una vez por todas para, así, poder bajar impuestos. Si esto no se hace no habrá inversiones ni creación de puestos de trabajo y no alcanzará con repartir plata que no hay mediante planes sociales.

Esto no da para más. Varias generaciones de políticos fundieron al Estado. Hay que ponerlo de pie seriamente.

Rodolfo Cavagnaro

Visto 101 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…