Domingo, 20 Enero 2019 00:00

Informe Económico Semanal del Banco Ciudad - N° 480

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

 

En un contexto en el que se mantienen las señales de distensión en los mercados financieros internacionales, el tipo de cambio siguió moviéndose durante buena parte de la última semana por debajo del límite inferior de la “zona de no intervención” dispuesta por el Banco Central, con reiteradas compras de dólares en el mercado por parte de la autoridad monetaria, orientadas a sostener el valor de la divisa.

 

A su vez, la estabilidad que ha mostrado la cotización del dólar a lo largo de los últimos 3 meses y medio se vio reflejada en las cifras de inflación, observándose una nueva desaceleración en la variación mensual del IPC en diciembre, dato que vino acompañado también por una acotada variación de los precios mayoristas en el margen.

En lo que hace a los mercados financieros, si bien la bolsa porteña moderó su avance, el riesgo país continúo en descenso, perforando la marca de los 700 puntos básicos, hasta tocar los 674 puntos, el valor más bajo de los últimos 2 meses.

Asimismo, con un contexto externo más favorable, también volvieron a ganar atractivo las elevadas tasas de interés en pesos, que continuaron impulsando la fortaleza de la moneda local.

Tras quebrar el piso de la “zona de no intervención” a fines de la semana pasada, la cotización del dólar continuó moviéndose por debajo de este límite entre el lunes y miércoles, llegando a alcanzar valores mínimos de $37 el día lunes a nivel mayorista (1,2% por debajo de la banda cambiaria inferior). En los días subsiguientes, el tipo de cambio comenzó a deslizarse al alza, volviendo a posicionarse levemente por encima del piso de la “zona de no intervención”, cerrando la semana en $37,58 por dólar, apenas 3 centavos (+0,1%) arriba del límite inferior.

Si bien la banda inferior de la “zona de no intervención” no constituye un límite estricto por debajo del cual la cotización del dólar no puede descender, sí marca un nivel a partir del cual el BCRA procurará sostener el valor de la divisa a fin de evitar una apreciación excesiva del peso. Esto, sin embargo, siempre sujeto a los montos máximos de intervención anunciados por el BCRA (USD 50 millones diarios y hasta un total equivalente a una inyección de pesos mensual por esta vía del 2% de la meta de Base Monetaria), los cuales fueron pensados para evitar una relajación desmedida de la política monetaria que pueda atentar con el objetivo de contención de la inflación.

Hasta el momento, el Banco Central intervino en reiteradas oportunidades en el mercado de cambios durante los últimos días, haciéndose con un total de USD 190 millones desde su primera compra del jueves 10 de enero, y la emisión de pesos resultante de dichas intervenciones cambiarias llevó a incrementar el límite para la Base Monetaria en 0,3%. Esta relajación en el margen de las condiciones monetarias contribuyó, a su vez, en allanar el camino a la baja de las tasas de interés, aunque en un movimiento aún acotado. La tasa de las licitaciones de LELIQ, que representa la tasa de referencia de la política monetaria, siguió mostrando una leve tendencia descendente durante la semana y cerró el viernes en 57,54%, acumulando una caída de casi 2 puntos porcentuales en lo que va de enero (-171 puntos básicos para ser más precisos).

Por su parte, en un contexto de mayor estabilidad cambiaria, los precios minoristas de diciembre mostraron un avance mensual de 2,6%, cifra que representó una fuerte disminución respecto a la inflación de octubre (5,4%) y noviembre (3,2%) y marcó el menor incremento desde mayo del año pasado (2,1%). A pesar de esta desaceleración, la inflación anual de 2018 cerró en 47,6%, en un año marcado por una fuerte inestabilidad cambiaria, combinada con ajustes de precios regulados.

La estabilidad del tipo de cambio también se vio reflejada en la evolución que mostraron los precios mayoristas, con una variación mensual de 1,3% en diciembre. Si bien este indicador registró una pequeña aceleración en relación al mes previo (cuando varió apenas 0,1%), continuó evidenciando una reducción sustancial en relación a los meses en los que se sintió con más fuerza el efecto de las fluctuaciones cambiarias, con un pico del 16% en septiembre.

De cara a los próximos meses, esta mayor moderación en los precios mayoristas tendería a restar presión a la inflación minorista, haciendo de contrapeso a los aumentos tarifarios anunciados para los primeros meses de este año (electricidad, gas, agua y transporte público). A pesar de ello, la inflación en el primer cuatrimestre se situaría ligeramente por debajo del dato de diciembre, esperándose de acuerdo al último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) una variación promedio de 2,4% para dicho período. Dicha dinámica avalaría que el Banco Central siga mostrando una actitud de cautela en lo que hace al manejo de la política monetaria, viéndose esto reflejado, a su vez, en la evolución de las tasas de interés, que continuarían mostrando un descenso gradual en el corto plazo.

IPC: VUELVE A CEDER LA INFLACIÓN MENSUAL EN DICIEMBRE

En diciembre, la inflación minorista se desaceleró por tercer mes consecutivo desde la implementación del nuevo esquema de política monetaria. Desde entonces, la evolución de los precios fue cediendo sostenidamente desde 6,5% en septiembre, 5,4% en octubre y 3,2% en noviembre, hasta un 2,6% en diciembre, acompañando la mayor estabilidad que se observa en el mercado de cambios.

La variación de diciembre representó, así, prácticamente la mitad de la inflación promedio de los tres meses previos (5%) y alcanzó el nivel más bajo desde mayo del año pasado. A pesar de esta moderación en la variación mensual de los precios, la inflación anual llegó al 47,6% en 2018, en un año que se vio marcado por una fuerte inestabilidad cambiaria, combinada con ajustes de precios regulados.

La desaceleración del índice de precios en diciembre se vio favorecida por una baja incidencia de los precios estacionales. Estos marcaron un alza de 1,4% en diciembre, tras una suba promedio del 4,4% en los tres meses anteriores.

Por su parte, los precios de los bienes y servicios regulados presentaron una variación del 2,6% en un mes con aumentos en el transporte público (subtes y taxis), telefonía y prepagas.

La inflación “núcleo”, en tanto, mostró una variación de 2,7%, levemente superior a la del nivel general, pero marcando también una desaceleración importante respecto a lo observado en los tres meses anteriores (5,2% promedio).

Los precios de los bienes registraron una suba de 1,9%, por debajo de los precios de los servicios, que se incrementaron en un 3,7%. En la apertura por rubros, el de mayor aumento fue Comunicaciones (7,7%). Le siguieron Salud (5,2%), Otros bienes y Servicios (3,4%) y Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (3,0%) todos rubros con variaciones que superaron a la del Nivel General. Por otro lado, resultó particularmente positiva la variación del rubro alimentos que se situó en 1,7%. Esta cifra se redujo a la mitad con respecto al mes de noviembre y representa el segundo registro más bajo de 2018, superado sólo por el mes de abril, con 1,2%.

Por su parte, los precios mayoristas continuaron verificando alzas inferiores a las del nivel de precios minoristas. En diciembre, la variación de la canasta mayorista fue del 1,3% mensual y aunque registró un incremento con respecto al mes de noviembre (0,1%) continúa reflejando una reducción sustancial en la tasa de inflación mayorista en relación a los meses en los que se sintió con más fuerza el efecto de las fluctuaciones cambiarias. Los mayores incrementos del último mes se observaron en productos importados (4,3%) y productos manufacturados (1,8%). Por el contrario, los productos primarios volvieron a mostrar un descenso (-1,3%), empujados a la baja fundamentalmente por la caída de los precios de petróleo crudo y gas (-5,2%).

Impulsado por incrementos salariales, en el mes de diciembre el Índice del Costo de la Construcción (ICC) se aceleró al 3,3% mensual. Consecuentemente, el capítulo Mano de Obra fue el de mayor variación, registrando un aumento del 4,8% frente a un incremento promedio de 2,2% en los tres meses previos. Por otro lado, el capítulo Materiales registró una variación del 1,6% mensual, mientras que Gastos Generales aumentó un 2,6%.

Finalmente, de cara a los próximos meses, la mayor moderación que muestran los precios mayoristas tendería a restar presión a la inflación, haciendo de contrapeso a los aumentos tarifarios anunciados para los primeros meses de este año (electricidad, gas, agua y transporte público). A pesar de ello, la inflación en el primer cuatrimestre se situaría ligeramente por debajo del dato de diciembre, esperándose de acuerdo al último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) una variación promedio de 2,4% para dicho período.

 

Banco Ciudad de Buenos Aires  
Presidente: Javier Ortiz Batalla  
Economista Jefe: Alejo Espora  
Estudios Macroeconómicos y Sectoriales:
Daniela Canevaro  
Esteban Albisu
Francisco Schiffrer  
Luciana Arnaiz  
Juan Pablo Filippini  
Sarmiento 611 Piso 6 (C1005AAH)
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Gentileza para 

Visto 155 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…