Viernes, 08 Febrero 2019 00:00

La apuesta al peso dura hasta abril - Por Guillermo Laborda

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

En Wall Street afirman después de abril se verá como sigue el "carry trade" y si vuelve la presión sobre el dólar.

 

Las cartas ya están jugadas en materia económica. Hasta las elecciones no habrá medidas sorpresa. Para el gobierno sólo resta aguardar a que surjan algunos datos que indiquen que la recesión quedó atrás. Un indicador que se sigue de cerca es el "W25" que mide la evolución de los salarios de los 25 gremios más representativos y que cubren el 70% del empleo formal.

Mostró el "W25" una suba de 4% en diciembre fruto de la entrada en vigencia de escalones de paritarias o renegociación de las mismas. En teoría, los salarios empezarían así a ganarle a la inflación. En teoría. Al dólar los salarios ya le están ganando desde octubre. Pero en el consumo privado no se percibe aún indicios de recuperación. Ventas de electrodomésticos, autos o motos siguen en caída.

La esperanza por el cambio de humor sigue puesta en la cosecha que rondaría los 128 millones de toneladas. Y que se mantenga el impulso en los mercados emergentes, Brasil este año crecerá 3% después de 8 años de estancamiento.

En marzo hay una reunión clave para el acuerdo Mercosur y la Unión Europea. En junio un anuncio en este sentido. Pero como tantas veces se prometió este acuerdo, hasta que no se concrete la foto con la firma, todo dato a futuro carece de credibilidad.

Pero ¿es la marcha de la economía la que definirá lo político, es decir el resultado de las elecciones? ¿O bien son las elecciones las que definen la economía? Las dos fuerzas, la economía y la política, están frente a frente. Se puede entrar en círculos viciosos o virtuosos dependiendo cómo se mueva alguna de esas fuerzas.

Por lo pronto hasta junio la inflación estará por encima del 2% mensual. La suba de los precios regulados juega para la oposición. El alza del petróleo en enero también, ya que gatilló aumentos en las naftas esta semana.

El regreso del dólar

Por ahora el mercado se mueve como si en 2019 no hubiera elecciones. Por ahora. Ejecutivos argentinos en Wall Street señalaron a La Política Online que la apuesta al peso, es decir el famoso "carry trade" dura "hasta abril". Después, habrá que ver. En abril seguramente comenzará la demanda de dólares por atesoramiento de ahorristas. La intensidad es la única duda. Demanda habrá.

Dependerá esa intensidad del resultado de las encuestas y de quiénes sean candidatos. Por ello el BCRA debería evitar más agresivamente la apreciación del peso. La baja de las tasas actual ayuda, pero en cuentagotas. El sendero hacia las elecciones debería ser lo más lineal posible en lo que a dólar se refiere. Sería óptimo. Subas pronunciadas del dólar pueden gatillar ventas del BCRA si eventualmente pasa al techo de la banda. Y recuérdese que para el ahorrista argentino que ya es un veterano de guerra financiera, la venta de reservas del BCRA equivale a suba del dólar. Y para el tenedor de bonos argentinos, otro veterano de guerra, la venta de dólares del BCRA equivale a que "se están gastando los dólares que tienen para pagar los bonos en dólares".

Habitualmente es en la asamblea de primavera del FMI en Washington cuando se definen las posturas de fondos sobre emergentes. Este año es del 12 al 14 de abril. El año pasado, tras encuentros de Federico Sturzenegger con inversores, el mercado comenzó a darse vuelta con Argentina. El final ya se sabe. No significa ello que vaya a repetirse la desconfianza este año en mercados con Argentina. Simplemente todo estará bajo análisis en abril.

Para esa fecha habrá que ver también como Brasil, la Fed, la guerra comercial EEUU - China juegan a favor o en contra. Todo está sostenido con alfileres. Encuestas o factores externos pueden mover todo para arriba o para abajo.

El retroceso de la FED

Infaltable el informe del "oso", el ejecutivo de banca privada que se escuda bajo ese seudónimo. En momentos en los que las noticias internacionales marcan tendencia, conviene seguir de cerca la opinión de este gurú. A continuación, los puntos principales de su tradicional envío a clientes:

1) Los números de la economía norteamericana son confusos; por un lado muestran cierta debilidad pero por el lado del empleo todo lo contrario; por ahora hemos visto como el mercado le ganó en principio la pulseada a Jerome Powell quien tuvo que recular todo lo que dijo en diciembre; se parecía más al presidente del BCRA que al de la Reserva Federal.

2) Después del peor diciembre desde 1930 tuvimos el mejor enero desde 1987; el VIX (índice de volatilidad) pasó de 36,10 a 16,15; el S&P subió 15% desde sus mínimos; los mercados emergentes han tenido un enero incomparable.

3) El manual de un buen inversor nos indica que podemos vender y esperar o reducir la exposición en activos de riesgo; luego del mejor enero desde 1997 el Dow y el S&P bajaron 10% en 5 días y un lunes vivimos el "flash crash" que representó una caída de 1600 puntos del Dow en 30 minutos algo que no sucedía desde mayo del 2010; los momentos son distintos ya que en el 2018 veníamos de una racha de 15 meses consecutivos de subas y ahora venimos de una corrección del 20% dentro de lo que técnicamente se conoce como un rally aliviador.

4) En Venezuela cuando todos lo dan por muerto, Maduro saca un conejo de la galera y le propone a Guaido ir a elecciones legislativas; esperemos termine en Guantánamo como prometió Trump; en cuanto a Argentina fue un enero inolvidable y el Merval subió 21,2% en dólares (mejor mes en la era Macri), el riesgo país paso de 817 a 667 puntos; todo esto es la realidad virtual porque si vamos a la triste realidad es muy difícil encontrar algo para destacar salvo la cosecha del campo; gran parte de todo esto es por el flujo de inversiones en los mercados en general donde vimos a Grecia en Europa y a Ecuador en Sudamérica emitir nueva deuda lo que significa que lo inversores están para cualquier cosa y que lo de Argentina por ahora es simplemente una vuelta a la fiesta del "carry trade" y obviamente mostrando números que maquillan el balance con más impuestos retenciones y con inseguridad jurídica por lo que decidieron hacer en Vaca Muerta.

5) Una vez más dependemos del viento de cola y que los bancos e instituciones sigan recomendando Argentina para que ellos puedan vender o alivianar sus balances; un poco de prudencia no vendría mal no es repetible un mes como el de Enero sin una pausa en general.

Guillermo Laborda

Visto 163 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…