Miércoles, 27 Marzo 2019 00:00

Marcos Peña dio su visión ante banqueros sensibles por el dólar - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La divisa lleva siete días de suba consecutiva. Quieren que bancos paguen más tasa en plazo fijo

 

Un grupo de banqueros nacionales salió del encuentro con el Jefe de Gabinete sorprendido por el optimismo que les intentó transmitir Marcos Peña.

La esencia del mensaje de la mano derecha del presidente Mauricio Macri es que "estamos lejísimos de la elección" del 27 de octubre y que éstas se definen en el "último mes".

Además dijo, que sus encuestas lo dan al Presidente arriba ( ¿35 puntos?) de Cristina Kirchner, que no pasa de 32 puntos, y del Peronismo Federal que, en su visión, está en los 20 puntos.

Peña se quejó diciendo no entendía las críticas de los banqueros extranjeros y lanzó una pregunta que quedó sin respuesta: ¿qué están buscando?

A eso se sumó el ministro Nicolás Dujovne que reiteró que la inflación bajará a partir de mayo y que cuenta con los dólares suficientes para mantener equilibrado al mercado cambiario hasta fin de año.

Ese mensaje oficial choca con los datos de caída del consumo y con otro sensible que se fue consolidando en los últimos días: la inflación de este mes podría repetir el 3,8% de suba de febrero y llegar, tal vez, a 4%.

Así, el costo de vida rondaría una suba de 11% en el primer trimestre (enero fue 2,9%, febrero 3,8% y marzo repetiría), pondría un piso alto para el inicio de las negociaciones paritarias y agregaría incertidumbre a la ya existente en el mercado cambiario.

Los funcionarios del área económica resaltaron a lo largo del día un concepto sobre el que Miguel Bein se explayó en el programa de Marcelo Longobardi por Radio Mitre: "hemos pasado lo peor de la falta de dólares del año".

Los argumentos del economista se apoyan en que la expectativa del ingreso de divisas de trigo maíz y soja y de los US$9600 millones del Fondo Monetario que el Tesoro comenzaría a vender a razón de US$60 millones por día en el mercado.

Son varios los operadores que apuestan a que en tres semanas más el mercado cambiario mostraría otra cara con el dólar cotizando por debajo del "piso" de la banda cambiaria ( $39,26/ 50,81) y el Banco Central comprando divisas.

Pero ese panorama de corto plazo choca con una corriente de trasfondo generada a partir de la incertidumbre política al ritmo de las encuestas que sostienen, a diferencia de las de Peña, que la ex presidenta Cristina Kirchner aventajaría por tres puntos al presidente Mauricio Macri. Y las dudas van más allá.

Para Bein, "lo que genera incertidumbre en la Argentina es el cambio de régimen. El no saber cuáles serán las reglas de la economía más allá de octubre".

Si eso es así, habrá que prepararse para un período prolongado en el que la puja entre el precio del dólar y la tasa de interés seguirá jugando un partido clave.

El dólar mayorista cerró el martes en $42,64 con una suba de 1,3% y coronaba siete jornadas consecutivas de alza a la espera de una mayor oferta que todavía no se hace sentir.

La apuesta a los dólares del maíz y la soja actúa como expectativa fuerte en el Banco Central que, a su vez, considera estar pagando algún costo de cortísimo plazo por las medidas que tomaron para limitar el "carry trade", que es el pasaje fuerte de dólares a pesos por parte de inversores grandes.

El Central volvió a subir la tasa de las Letras de Liquidez (Leliq) hasta un máximo de 67,29% anual, pero fue insuficiente para serenar los ánimos.

Para Guido Sandleris, titular del BCRA, los bancos tienen un comportamiento moroso en el traslado de las mayores tasas de las Leliq hacia las de los plazo fijo.

El Central quiere que los bancos le ofrezcan más tasas a los ahorristas chicos y medianos para que se queden en colocaciones en pesos y no se vayan a comprar dólares.

Parte de ese traslado los recibieron las empresas y los inversores por depósitos de $ 5millones o más.

La tasa para plazo fijo por montos grandes oscilaba entre 48,5% y 50% anual o en 12% anual en colocaciones indexadas por UVA. Por montos menores rondaba un máximo de 40%.

La decisión de incentivar un aumento del premio para que ahorristas más chicos se pasen a pesos será una apuesta a seguir de cerca. Tradicionalmente, el proceso de dolarización de portafolios en tiempos preelectorales marca que los inversores más grandes esperan a último momento, pero, los más chicos, se caracterizan por comprar dólares en cuanto pueden.

Hay dos datos más a tener en cuenta y seguir: las estadísticas oficiales demuestran que se cumple la meta de crecimiento cero de la base monetaria, pero, también, que se estabilizó el crecimiento de los depósitos a plazo fijo.

Los funcionarios insisten en que a corto plazo la escasez de pesos actuará como un limitante importante para la compra de dólares. Pero el desarme de los plazos fijos, en caso de ocurrir, puede cambiar esa conclusión.

Volviendo a Bein redondeó afirmando que "un dólar que se vaya de control es muchísimo más perjudicial que una tasa de interés alta".

El Gobierno está en la misma sintonía y toda la batería de medidas monetarias se encaminan a consolidar un elevado costo del dinero más allá de carácter devastador que tenga sobre la actividad económica y el consumo.

Daniel Fernández Canedo

Visto 236 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…