Domingo, 19 Mayo 2019 00:00

Plazo fijo para todos y todas: la apuesta a la tasa ¿y el dólar? - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

Guido Sandleris insistirá endureciendo la política monetaria. El impacto en la actividad económica

 

La mayor tranquilidad del dólar en la semana abrió la puerta a una catarata de definiciones relacionadas con la inflación, los salarios y el ahorro para el corto plazo.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, más animado por el 3,4% de la inflación de abril (aunque el ministro Nicolás Dujovne aseguró que "no hay nada que festejar" en materia de reducción del costo de vida) ratificó la política de contracción monetaria y la intención de que las tasas de interés en pesos superen a la inflación en los próximos meses.

Esa posibilidad gana espacio a partir de la sensación que existe en el mercado financiero de que el Central tiene ahora más chances de serenar al dólar.

Sandleris marcó un andarivel sobre el que piensa transitar: vender dólares en el mercado futuro (hasta ahora no intervino en el contado) y evitar cualquier anuncio por anticipado en caso de tener que salir a vender divisas.

El dólar bajó en la última semana y sólo subió 8% desde fines de septiembre. Con esa base, el Gobierno diseña el concepto de "economía en modo electoral" con el que piensa encarar los próximos meses.

Ese concepto tiene cinco pilares. A saber: 1) la mayor estabilidad cambiaria posible con el dólar en un nivel relativamente alto como es el actual. 2) dejar de lado los aumentos de tarifas, 3) el superávit fiscal primario del primer cuatrimestre (primera vez en 8 años) y la política de contracción monetaria del Banco Central dejarán pocos pesos dando vuelta por la economía, 4) tasas de interés altas para que los bancos atraigan ahorristas en los meses en los que podría sobrevenir una mayor dolarización de portafolios y quinto, y muy importante, la indexación de los salarios este año a partir del reconocimiento de que un aumento del índice del costo de vida de 55,8% en el último año generó una fuerte caída del poder de compra de los sueldos.

El "modo electoral" se complementa con el lanzamiento de créditos Procrear para la vivienda y otros alicientes en el intento de recuperar el consumo, pero todo se edifica a partir de que el Gobierno logre serenar al dólar.

A tal punto es así que Sandleris, en su conferencia del miércoles dijo que en la visión del Central es más relevante la estabilidad cambiaria que la vigencia de las tasas de interés altas a la hora de pensar en instrumentos para moderar la inflación.

Pero las tasas de los plazos fijos están llamadas a jugar un rol importante de la mano de la posibilidad que ahora tienen los ahorristas de hacer depósitos en cualquier banco sin necesidad de ser clientes.

Un dato interesante, según el listado de entidades que publica el Central es que de los 24 bancos, hay 7 que sólo toman depósitos de sus clientes y el resto, le ofrece la misma tasa sin discriminación.

Según la última encuesta la tasas oscilan entre un "piso" del 45% anual del Banco Provincia de Buenos Aires y un "techo" del 55% del Nación.

Esa tasa de 55%, si se anualiza la inflación de abril de 3,4%, brindaría una tasa real positiva de 3 puntos acorde con los deseos del Central.

La pelea por los pesos que plantea el Gobierno descansa en otra dura realidad que es el bajísimo nivel de crédito de la economía argentina sobre el cual las tasas altas seguirían haciendo daño, pero, en la visión oficial, se compensaría con las ventajas de un dólar más quieto.

El Gobierno intenta encaminar la economía hacia el modo electoral tradicional de la última década, pero con variantes relevantes. Sin atraso cambiario ni tarifario y después de doce meses de un ajuste fiscal muy severo.

La fotografía muestra alineadas a algunas de las variables clave para pensar en una baja del galopante ritmo inflacionario argentino y la duda más grande que tiene el Gobierno, y sus partidarios, es si eso será valorado en los tiempos electorales que, en los próximos meses, se intensificarán en materia de promesas posibles y de las otras.

Por ahora, nadie tiene respuestas categóricas y las expectativas empezarán a justificar movimientos en los mercados a los cuales habrá que estar muy atentos.


Daniel Fernández Canedo

Visto 132 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…