Viernes, 31 Mayo 2019 00:00

Llegan nuevos fondos de retiro en la era post AFJP: voluntarios y sin comisiones abusivas - Por Juan Bergelín

Escrito por  Juan Bergelín
Valora este artículo
(1 Voto)

A mediados de junio, la CNV va a emitir la reglamentación, que saldrá a consulta pública por 15 días. El beneficio fiscal es clave. Expectativa en la City

 

En las próximas semanas, el Gobierno dará la puntada final para dar vía libre a los Fondos Comunes de Inversión de Retiro, una herramienta que algunos podrían asociar con las extintas Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP) pero que apuntan a ser una versión superadora de aquella mala experiencia.

 

Tras varios meses de analizar la medida con los principales jugadores del mercado, la Comisión Nacional de Valores (CNV) está ultimando detalles técnicos para reglamentar estos fondos, que fueron aprobados por el Congreso en 2018, en la Ley de Financiamiento Productivo.

 

"Estamos trabajando junto con el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia de Seguros en un proyecto de resolución que será puesto en consulta pública dentro de tres semanas aproximadamente", adelantan a iProfesional desde el organismo liderado por Marcos Ayerra.

 

Así, después del plazo de 15 días en donde el público en general puede hacer aporte a la resolución, el directorio volverá a debatir el proyecto y se espera que en julio ya esté aprobado para dar luz verde a estos nuevos fondos.

 

"Es otro formato, totalmente distinto. El recuerdo que quedó en el imaginario colectivo es muy malo. Pero este es un vehículo que no tiene nada que ver con aquella época", explica Jacqueline Maubre, CEO de BNP Paribas Asset Management, respecto a la comparación obligada de estos fondos con las AFJP.

 

"La forma de administración de estos fondos es tremendamente eficiente, con fees (comisiones) muy bajos. En la industria, lo que se cobra en promedio por administración de un fondo es 1,7% anual", destaca la ejecutiva.

 

Diferencias claves con las AFJP

 

Justamente, el tema de que ahora las comisiones sean mínimas refleja una de las lecciones que dejó la experiencia de las AFJP. De hecho, en el viejo esquema llegaron a representar más del 54% del aporte. "Las comisiones iban subiendo y llegaron a tener un peso descomunal en lo que quedaba en el fondo de uno", recuerda un economista.

 

La otra diferencia clave es que los nuevos fondos son totalmente voluntarios, para aquellos que quieren sumar un ahorro adicional a la jubilación tradicional. "Estos fondos son voluntarios. El que quiera los usa y el que no, no", agrega un funcionario de Cambiemos cuando se le pregunta por el temor a que el lanzamiento de este producto se pueda vincular con la vuelta de las AFJP, más en plena campaña electoral.

 

Una de las características centrales que tendrán estos fondos de retiro es que la permanencia mínima será de entre cinco y siete años, a diferencia de los Fondos Comunes tradicionales, que tiene liquidez casi inmediata.

 

Asimismo, si alguien necesitara hacer un rescate de su fondo antes del plazo mínimo tendrá una quita, a modo de penalidad, que aún no está definida por el directorio de la CNV. "Estamos terminando la interacción dentro del Gobierno y con los sectores involucrados, para definir los requisitos de plazos, penalidades en caso de retiro anticipado y portafolio de inversiones", explican fuentes de la CNV.

 

Respecto al modo en que se hará efectivo el cobro, todo indica que será muy parecido a lo que ocurre con cualquier otro fondo común y no a lo que ofrecían las AFJP, que daban la opción de tener una pensión vitalicia. En rigor, cuando llegaba el momento del cobro daban la opción de hacer el retiro total o recibir mensualmente una jubilación, más similar a un seguro de retiro.

 

"Estos son fondos abiertos, la persona lo va a retirar todo si lo necesita, o ir cobrando lo que quiera por mes. Ese es el espíritu de los fondos abiertos. Habría que ver cómo sale la reglamentación. Creo y entiendo, que esa sería una ventaja importante", sostiene uno de los administradores que participó de las consultas que la CNV hizo con los principales jugadores del mercado.

 

Otro punto en donde la CNV aún no definió qué postura tomará tiene que ver con los requisitos que tendrá que tener la sociedad gerente que opere estos fondos y su portfolio manager. De todos modos, en el mercado creen que se debería exigir a los administradores ciertos años mínimos de experiencia, más teniendo en cuenta que captarán fondos a largo plazo.

 

"Deberían tener con qué acreditarse un mínimo de años, por respeto hacia la gente. Si la compañía, por ejemplo, existe hace menos de cinco años, es difícil que le confíen dinero para el retiro", comentan en el mercado. "Tendrían que tener una trayectoria mínima, poder presentar credenciales", agregan.

 

Desde la CNV, sin embargo, suelen argumentar que las sociedades gerentes ya de por sí tienen ciertas exigencias para operar, dando a entender que no habría condiciones adicionales. No se descarta de todos modos que finalmente se pongan condiciones especiales para administrar este tipo de fondos, tal como le sugirieron desde el mercado a las autoridades de la CNV.

 

El beneficio impositivo como imán

 

Un atractivo clave que van a tener estos fondos a la hora de captar clientes viene desde el lado impositivo. En rigor, la ventaja es que se podrán deducir hasta 12.000 pesos del Impuesto a las Ganancias, una cifra que en 2020 ascenderá a $18.000 y para 2021 llegará a $24.000, según lo dispuso el Ministerio de Hacienda a comienzos de este año. En ese mismo decreto la cartera que conduce Nicolás Dujovne también llevó a esas cifras las deducciones para seguros de vida y de retiro, que antes estaban congeladas en apenas $992 por año.

 

Por otro lado, en el mercado aseguran que los bancos tendrán un rol activo a la hora de ofrecer los nuevos fondos de retiro, junto con las principales sociedades gerentes de fondos.

 

"Dentro de los planes de ahorro privado, uno de los jugadores es el Santander y es muy posible que salga a la cancha con esto. Y los bancos grandes en general van a querer ofrecer este producto porque naturalmente sus equipos de asset management ya tienen todas las capacidades para darle entidad a este producto", explican en una de las sociedades gerentes que sigue de cerca el nuevo producto.

 

"Las entidades que trabajan con retail van a participar porque en definitiva es un instrumento que apunta a la gente", agregan.

 

La industria de los FCI tampoco quiere que en el mercado confundan a estos nuevos fondos con las alternativas clásicas. "Hay algunos productos como el seguro de vida o seguro de retiro que pueden salir con rendimiento garantizado. No es el caso de los fondos. Es distinto el esquema", remarcan desde una de las sociedades gerentes.

 

Además, agregan, hay un enfoque diferente "desde lo filosófico", como lo definen. "Nuestro negocio es administrar dinero de tercero, hay vocación del asset management. El de la compañía de seguro es vender seguro, su negocio no es tan específico. Para ellos la administración de dinero es una consecuencia del producto que tienen para vender; para nosotros es al revés, administramos dinero de tercero y buscamos distintas alternativas", argumentan.

 

En cuanto al costo, otra vez los fondos comunes sacan ventaja con un bajo nivel de comisión, y se explica por la menor estructura. "Acá somos 30 personas y administramos miles de millones de dólares. Las compañías de seguro tienen estructuras enormes", sostienen.

 

Una apuesta a futuro

 

En la City consideran que el producto va a tener buena recepción del mercado y ven mucho potencial a largo plazo. "En el tiempo es un producto que va a ir creciendo mucho en Argentina porque no hay un problema que excede al país, que es global, y que es que los sistemas de jubilación soportados por el Estado a través de la carga impositiva parecería que con el cambio de estructura poblacional no se van a poder sostener con el tiempo", razona Jacqueline Maubre, que remarca que el problema es global.

 

"Por supuesto va a llevar un tiempo. No es una industria explosiva, es de crecimiento en el tiempo. Me parece que debidamente administrada es una solución y una alternativa para la gente", agrega la CEO de BNP Paribas Asset Management, una entidad que en el mundo tiene gran expertise en el tema y que en el mercado local promete jugar un rol clave.

 

Según analiza la especialista, en el mundo cada vez hay más gente adulta y menos gente joven, que es la que con el pago de sus impuestos soporta las jubilaciones. "En definitiva, esa jubilación va a tener que -cuanto menos- ser construida entre el Estado y lo que el privado ha ahorrado durante du vida laboral. A medida que la gente vaya tomando conciencia de este problema que tenemos y que tienen todas las estructuras de pago estatales, se van a ir abocando al producto", asegura.

 

Por último, estos fondos tendrán un rol clave en el mercado de capitales ya que le darán mayor profundidad y liquidez, generando la contraparte ideal para quienes se quieran financiar a largo plazo. "Esto amplía el universo de los inversores institucionales y van a ayudar a financiar empresas que emitan Obligaciones Negociables u otros títulos de plazos largos", comentan en la City.

 

En un par de meses, una vez que salga la reglamentación de la CNV, estos fondos saldrán a la luz y ahí se empezará a medir el impacto que generen. En lo inmediato, aportando liquidez a las empresas que salgan a emitir deuda, algo vital para reavivar el mercado de capitales. Más a largo plazo, se verá el interés que despierten estos fondos entre los futuros jubilados y el posterior beneficio que otorguen, clave para desterrar por completo la mala experiencia de las AFJP.

 

 

Juan Bergelín

A mediados de junio, la CNV va a emitir la reglamentación, que saldrá a consulta pública por 15 días. El beneficio fiscal es clave. Expectativa en la City

 

En las próximas semanas, el Gobierno dará la puntada final para dar vía libre a los Fondos Comunes de Inversión de Retiro, una herramienta que algunos podrían asociar con las extintas Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión (AFJP) pero que apuntan a ser una versión superadora de aquella mala experiencia.

 

Tras varios meses de analizar la medida con los principales jugadores del mercado, la Comisión Nacional de Valores (CNV) está ultimando detalles técnicos para reglamentar estos fondos, que fueron aprobados por el Congreso en 2018, en la Ley de Financiamiento Productivo.

 

"Estamos trabajando junto con el Ministerio de Hacienda y la Superintendencia de Seguros en un proyecto de resolución que será puesto en consulta pública dentro de tres semanas aproximadamente", adelantan a iProfesional desde el organismo liderado por Marcos Ayerra.

 

Así, después del plazo de 15 días en donde el público en general puede hacer aporte a la resolución, el directorio volverá a debatir el proyecto y se espera que en julio ya esté aprobado para dar luz verde a estos nuevos fondos.

 

"Es otro formato, totalmente distinto. El recuerdo que quedó en el imaginario colectivo es muy malo. Pero este es un vehículo que no tiene nada que ver con aquella época", explica Jacqueline Maubre, CEO de BNP Paribas Asset Management, respecto a la comparación obligada de estos fondos con las AFJP.

 

"La forma de administración de estos fondos es tremendamente eficiente, con fees (comisiones) muy bajos. En la industria, lo que se cobra en promedio por administración de un fondo es 1,7% anual", destaca la ejecutiva.

 

Diferencias claves con las AFJP

Te puede interesar

Fondos comunes para construir viviendas no pagarán Ganancias si se invierte a más de 10 años

Justamente, el tema de que ahora las comisiones sean mínimas refleja una de las lecciones que dejó la experiencia de las AFJP. De hecho, en el viejo esquema llegaron a representar más del 54% del aporte. "Las comisiones iban subiendo y llegaron a tener un peso descomunal en lo que quedaba en el fondo de uno", recuerda un economista.

 

La otra diferencia clave es que los nuevos fondos son totalmente voluntarios, para aquellos que quieren sumar un ahorro adicional a la jubilación tradicional. "Estos fondos son voluntarios. El que quiera los usa y el que no, no", agrega un funcionario de Cambiemos cuando se le pregunta por el temor a que el lanzamiento de este producto se pueda vincular con la vuelta de las AFJP, más en plena campaña electoral.

 

Una de las características centrales que tendrán estos fondos de retiro es que la permanencia mínima será de entre cinco y siete años, a diferencia de los Fondos Comunes tradicionales, que tiene liquidez casi inmediata.

 

Asimismo, si alguien necesitara hacer un rescate de su fondo antes del plazo mínimo tendrá una quita, a modo de penalidad, que aún no está definida por el directorio de la CNV. "Estamos terminando la interacción dentro del Gobierno y con los sectores involucrados, para definir los requisitos de plazos, penalidades en caso de retiro anticipado y portafolio de inversiones", explican fuentes de la CNV.

 

Respecto al modo en que se hará efectivo el cobro, todo indica que será muy parecido a lo que ocurre con cualquier otro fondo común y no a lo que ofrecían las AFJP, que daban la opción de tener una pensión vitalicia. En rigor, cuando llegaba el momento del cobro daban la opción de hacer el retiro total o recibir mensualmente una jubilación, más similar a un seguro de retiro.

 

"Estos son fondos abiertos, la persona lo va a retirar todo si lo necesita, o ir cobrando lo que quiera por mes. Ese es el espíritu de los fondos abiertos. Habría que ver cómo sale la reglamentación. Creo y entiendo, que esa sería una ventaja importante", sostiene uno de los administradores que participó de las consultas que la CNV hizo con los principales jugadores del mercado.

 

Otro punto en donde la CNV aún no definió qué postura tomará tiene que ver con los requisitos que tendrá que tener la sociedad gerente que opere estos fondos y su portfolio manager. De todos modos, en el mercado creen que se debería exigir a los administradores ciertos años mínimos de experiencia, más teniendo en cuenta que captarán fondos a largo plazo.

 

Te puede interesar

El Gobierno pagó la penúltima cuota de la deuda de u$s 9.600 millones con el Club de París

"Deberían tener con qué acreditarse un mínimo de años, por respeto hacia la gente. Si la compañía, por ejemplo, existe hace menos de cinco años, es difícil que le confíen dinero para el retiro", comentan en el mercado. "Tendrían que tener una trayectoria mínima, poder presentar credenciales", agregan.

 

Desde la CNV, sin embargo, suelen argumentar que las sociedades gerentes ya de por sí tienen ciertas exigencias para operar, dando a entender que no habría condiciones adicionales. No se descarta de todos modos que finalmente se pongan condiciones especiales para administrar este tipo de fondos, tal como le sugirieron desde el mercado a las autoridades de la CNV.

 

El beneficio impositivo como imán

Un atractivo clave que van a tener estos fondos a la hora de captar clientes viene desde el lado impositivo. En rigor, la ventaja es que se podrán deducir hasta 12.000 pesos del Impuesto a las Ganancias, una cifra que en 2020 ascenderá a $18.000 y para 2021 llegará a $24.000, según lo dispuso el Ministerio de Hacienda a comienzos de este año. En ese mismo decreto la cartera que conduce Nicolás Dujovne también llevó a esas cifras las deducciones para seguros de vida y de retiro, que antes estaban congeladas en apenas $992 por año.

 

Por otro lado, en el mercado aseguran que los bancos tendrán un rol activo a la hora de ofrecer los nuevos fondos de retiro, junto con las principales sociedades gerentes de fondos.

 

"Dentro de los planes de ahorro privado, uno de los jugadores es el Santander y es muy posible que salga a la cancha con esto. Y los bancos grandes en general van a querer ofrecer este producto porque naturalmente sus equipos de asset management ya tienen todas las capacidades para darle entidad a este producto", explican en una de las sociedades gerentes que sigue de cerca el nuevo producto.

 

"Las entidades que trabajan con retail van a participar porque en definitiva es un instrumento que apunta a la gente", agregan.

 

Te puede interesar

Con tasas arriba de 50%, los plazos fijos se estabilizaron en mayo

La industria de los FCI tampoco quiere que en el mercado confundan a estos nuevos fondos con las alternativas clásicas. "Hay algunos productos como el seguro de vida o seguro de retiro que pueden salir con rendimiento garantizado. No es el caso de los fondos. Es distinto el esquema", remarcan desde una de las sociedades gerentes.

 

Además, agregan, hay un enfoque diferente "desde lo filosófico", como lo definen. "Nuestro negocio es administrar dinero de tercero, hay vocación del asset management. El de la compañía de seguro es vender seguro, su negocio no es tan específico. Para ellos la administración de dinero es una consecuencia del producto que tienen para vender; para nosotros es al revés, administramos dinero de tercero y buscamos distintas alternativas", argumentan.

 

En cuanto al costo, otra vez los fondos comunes sacan ventaja con un bajo nivel de comisión, y se explica por la menor estructura. "Acá somos 30 personas y administramos miles de millones de dólares. Las compañías de seguro tienen estructuras enormes", sostienen.

 

Una apuesta a futuro

En la City consideran que el producto va a tener buena recepción del mercado y ven mucho potencial a largo plazo. "En el tiempo es un producto que va a ir creciendo mucho en Argentina porque no hay un problema que excede al país, que es global, y que es que los sistemas de jubilación soportados por el Estado a través de la carga impositiva parecería que con el cambio de estructura poblacional no se van a poder sostener con el tiempo", razona Jacqueline Maubre, que remarca que el problema es global.

 

"Por supuesto va a llevar un tiempo. No es una industria explosiva, es de crecimiento en el tiempo. Me parece que debidamente administrada es una solución y una alternativa para la gente", agrega la CEO de BNP Paribas Asset Management, una entidad que en el mundo tiene gran expertise en el tema y que en el mercado local promete jugar un rol clave.

 

Según analiza la especialista, en el mundo cada vez hay más gente adulta y menos gente joven, que es la que con el pago de sus impuestos soporta las jubilaciones. "En definitiva, esa jubilación va a tener que -cuanto menos- ser construida entre el Estado y lo que el privado ha ahorrado durante du vida laboral. A medida que la gente vaya tomando conciencia de este problema que tenemos y que tienen todas las estructuras de pago estatales, se van a ir abocando al producto", asegura.

 

Por último, estos fondos tendrán un rol clave en el mercado de capitales ya que le darán mayor profundidad y liquidez, generando la contraparte ideal para quienes se quieran financiar a largo plazo. "Esto amplía el universo de los inversores institucionales y van a ayudar a financiar empresas que emitan Obligaciones Negociables u otros títulos de plazos largos", comentan en la City.

 

En un par de meses, una vez que salga la reglamentación de la CNV, estos fondos saldrán a la luz y ahí se empezará a medir el impacto que generen. En lo inmediato, aportando liquidez a las empresas que salgan a emitir deuda, algo vital para reavivar el mercado de capitales. Más a largo plazo, se verá el interés que despierten estos fondos entre los futuros jubilados y el posterior beneficio que otorguen, clave para desterrar por completo la mala experiencia de las AFJP.

Visto 177 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…