Jueves, 13 Junio 2019 00:00

Los autos cuestan en pesos y dólares 15% menos que hace dos semanas - Por Daniel Fernández Canedo

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Mejoraron las consultas y se firmaron boletos con compromiso de venta. Las ventajas del dólar quieto.

 

En la Argentina de los bandazos, los precios de los autos 0KM bajaron entre 15% y 24% medidos en pesos y en dólares desde comienzos de mes.

El plan de descuentos impulsado por el Gobierno en el intento de activar un sector que viene mostrando caídas anuales superiores al 50% en producción y ventas generó un salto de actividad en los últimos días.

Concesionarias y terminales reconocen que se quintuplicaron las consultas y la firma de boletos respecto de las semanas previas que se asemejaban a la paz de los cementerios.

La base de la reacción está en una cadena de comercialización abarrotada y una lista de descuentos que, junto a la estabilidad del dólar, cambiaron el panorama de corto plazo.

El precio de lista de un Volkswagen Gol Comfortline manual era de $731.000 que al tipo de cambio del 31 mayo ($46,1) daba como resultado US$ 15.856.

Con el descuento de $113.500 y al dólar del martes 11 de junio de $45,94, el Gol pasó a costar US$13.441, o sea 15,2% menos que el 1° de junio.

La rebaja es mayor, por caso, en el Fiat Argo Precision cuyo precio de lista es $829.660, que sin el descuento costaba US$17.996 a comienzos de junio y que ahora con la rebaja de $200.000 pasa a $669.660 que dividido por el dólar de $45,94 equivale a US$ 13.691, un 24% por debajo del precio de comienzos de mes.

La comparación responde a que buena parte de los consumidores argentinos de bienes durables, como es el caso de los autos, hacen sus previsiones en términos de dólares formulándose, en tiempos de incertidumbre, preguntas como: ¿cambio el auto o compro dólares?.

Y eso llevaría a otra pregunta si es que alguien tiene los dólares ahorrados: :¿es buen momento para aprovechar la rebaja de precios que otorga el Gobierno y que está previsto que dure sólo un mes?.

Es ahí donde entra a jugar la incertidumbre política y las especulaciones del tipo: si ganan las elecciones la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner volverían las restricciones a los movimientos de capitales, algún cepo cambiario con limitaciones para la compra de divisas y, en términos de especulación, algún desdoblamiento cambiario con dos tipos de dólares, uno más bajo en el intento de frenar los precios internos y otro más alto en la búsqueda de incentivar las exportaciones.

Desde ya que en ese caso habría que suponer un endurecimiento en las negociaciones con el FMI y una refinanciación áspera de la deuda. Ante esa perspectiva, ¿convendría guardar los dólares o aprovechar la rebaja de los autos?.

También se puede pensar que un triunfo de la flamante fórmula Mauricio Macri- Miguel Ángel Pichetto podría mantener el dólar alto y, por tanto, en términos de dólares, los autos podrían resultar más accesibles en el futuro.

En contra de ese supuesto está el hecho de que los autos argentinos tienen entre 60 y 70 por ciento de componentes importados y que un dólar alto no favorecería una reducción de los precios.

El repunte de las consultas y firma de boletos en los autos o la mejora de las ventas de electrodomésticos por el plan Ahora 12 (doce cuotas con 20% de interés o interés cero frente a tasas de mercado de 70% anual) se inscriben en un momento de la Argentina que podría definirse así: "el que no rebaja precios, no vende". Un caso que no cumple esa regla es el de los departamentos y casas donde la oferta supera a la demanda y las rebajas se hacen sentir. Pero, entre la falta de crédito y la incertidumbre financiera por las elecciones, el sector se mantiene en la parálisis que lo caracteriza desde hace meses.

Por otra parte, un dato interesante que surge de un informe de la consultora Eco Go es el crecimiento entre febrero y abril de lo que denomina la "Masa salarial/Jubilaciones/AUH" que podría considerarse como el conjunto de ingresos de las familias que se destina casi en su totalidad al consumo.

Dice el trabajo que esos ingresos generados por salarios, jubilaciones, pensiones y la asignación por hijo, crecieron 10,5% en marzo respecto de febrero y 5,5% más, en términos reales, en abril con respecto a marzo llegando a $332.600 millones.

El Gobierno sigue de cerca esa suba de la masa real de ingresos que, en la visión oficial, le permitió mejorar la imagen presidencial en las encuestas. Y todo, cree, de la mano de la estabilidad del dólar y la posibilidad de que la inflación modere su ritmo de suba.

La apuesta a mejorar algo el consumo está decididamente apoyado en que el dólar se mantenga calmo como en las últimas semanas a pesar de que la cercanía a las PASO (las internas están prevista para el 11 de agosto) genera dudas sobre la posible dolarización de las carteras de inversión.

En reuniones de banqueros previas al anuncio de la fórmula oficialista Macri-Pichetto (desató una suba de bonos con baja del riesgo país) se habló mucho de la fortaleza del sistema financiero para enfrentar un aumento de la compra de dólares por parte de minoristas y mayoristas.

Los banqueros tienen la confianza de que los dólares están depositados en el Banco Central y, por lo tanto, quien los vaya a buscar los tendrá. Y, también, en la convicción de que buena parte de la dolarización ya se concretó.

Daniel Fernández Canedo

Visto 110 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…