Miércoles, 28 Agosto 2019 00:00

Alberto quiere que Macri firme el control de cambios - Por Guillermo Kohan

Escrito por 
Valora este artículo
(2 votos)

Alberto Fernández, el candidato con más chances de suceder al presidente Mauricio Macri, anunció en estas horas que a su criterio el acuerdo con el Fondo Monetario está roto y fracasado, que en las actuales condiciones si no hay una renegociación Argentina no podrá pagar sus compromisos con los acreedores, y que se está acelerando la salida de capitales, a su juicio, financiada por el propio organismo multilateral.

 

Nada que no coincida con el análisis objetivo que observan los mercados, y por eso en dos semanas, desde las PASO, el dólar se escapó casi a 60 pesos y el riesgo país roza 2000 puntos básicos.

Dijo algo más el candidato Fernández: pretende que el Fondo reconozca la crisis y que las medidas para frenar la corrida contra el peso y los activos argentinos las adopte el actual Gobierno en funciones. Se habló, como no podía ser de otra manera y como se habla hoy en todos los rincones del poder político y económico del país, de las dificultades objetivas que trae el calendario institucional de la Argentina, las semanas que faltan hasta las elecciones, y la eternidad hasta el 10 de diciembre.

A juicio de la oposición entonces, la responsabilidad de garantizar la estabilidad económica y financiera para llegar sin sobresaltos a las elecciones y al final del mandato el 10 de diciembre es ahora del Gobierno y del Fondo Monetario, a quienes acusa de haber organizado la "catástrofe social".

En el oficialismo, claro, consideran que los irresponsables están en frente, y que Alberto Fernández junto a un número creciente de conspiradores está fomentando la corrida para impedir que Macri termine y llegar mejor posicionado a octubre o cuando le toque asumir.

Mientras pelean los dirigentes políticos y todos siguen en campaña electoral, los dólares siguen saliendo y las reservas siguen bajando. Desde luego se profundiza la devaluación del peso y las pérdidas no frenan en acciones y bonos argentinos.

¿Cuál parece a esta altura ser el mensaje concreto del equipo económico de la oposición? Básicamente que sea el actual Gobierno el que pague el costo político de tener que adoptar algún grado de control de cambios o de capitales para moderar la pérdida de reservas; y que también la actual administración re perfile o disponga un canje voluntario para los vencimientos en dólares de corto plazo, en particular los 15.000 millones de Letras en dólares que van venciendo cada 30 días.

Está claro que la administración Macri se resiste. No quiere pagar semejante costo político, que sería aceptar la derrota electoral y el inicio formal de una transición económica entre el actual gobierno y el de la dupla Fernández-Fernández. El núcleo de halcones que rodea al Presidente, alentados por las marchas de apoyo al Gobierno el último sábado, considera que se debe seguir en dura batalla contra la oposición de Alberto F. y Cristina, buscando el milagro de llegar al ballottage.

La posición tan firme de Alberto y su equipo contra el Gobierno en la reunión con los enviados del Fondo también fue la respuesta opositora al entusiasmo del macrismo duro con la marcha del sábado a Plaza de Mayo, y sobre todo un aviso contra las declaraciones del Hernán Lacunza el fin de semana, amenazando con usar reservas para recoger el barrilete del dólar.

Entre los economistas y los profesionales del dinero el escenario está opinado. Claramente los más pesimistas avisan que si no se establece algún mecanismo transitorio de control de cambios se podría poner en serio peligro la estabilidad del sistema financiero, y puede afectarse el normal desarrollo del calendario institucional de la Argentina, cuando aún faltan muchas semanas para las elecciones, y muchas más para el final del mandato presidencial.

Observan los más alarmados que en la actualidad no hay dólares en las reservas para todos, si no se completan los desembolsos del FMI que ahora están en más duda que antes; si los tenedores de Letras en dólares no renuevan y piden los dólares de vuelta como hicieron hace semanas los grandes bancos con el famoso REPO por casi 3000 millones; y si los argentinos que tienen dólares en el sistema financiero local los siguen girando a cuentas en el exterior. Una paradoja: El blanqueo y la tecnología de la banca digital ayudan poco en estas horas. Ahora es mucho mayor la cantidad de argentinos que tienen cuentas blanqueadas en el exterior, y que por teléfono pueden girar sus dólares afuera

Recomiendan hombres del mercado con mil batallas y cientos de corridas navegadas, que si hay que poner un control de cambios transitorio hasta diciembre, o si hay que desdoblar el mercado entre un dólar comercial y un dólar financiero; siempre es mejor hacerlo ahora, con más de 20.000 millones de reservas de libre disponibilidad; que tener que hacerlo de apuro, cuando ya a la billetera del Estado no le queda nada por rascar.

Tal vez las decisiones ya no dependan de la dinámica política. Tampoco de la estrategia de los halcones que rodean a los candidatos del oficialismo y la oposición.

El Presidente en funciones, Mauricio Macri, no quiere dar el brazo a torcer. El Presidente futuro más probable, Alberto Fernández, se hace el distraído y reclama que el incendio lo apaguen Macri y el FMI. Los dólares, mientras tanto, siguen saliendo y se acercan peligros innecesarios que deben ser evitados.

La palabra, ahora, la tiene el Presidente que más importa en la actualidad. El Presidente Guido Sandleris, titular del Banco Central, máxima autoridad monetaria supuestamente independiente del poder político, y cuya principal responsabilidad es cuidar la moneda de los argentinos: el dólar, claro. Sandelris es el custodio de las Reservas. Dijo en conferencia de prensa que no trabaja para Macri, y que su único compromiso es con los argentinos. Podría convertirse en el Presidente de transición que ahora todos empiezan a mirar.

Guillermo Kohan

Visto 168 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…