Miguel Ángel Rouco

Miguel Ángel Rouco

El principio de acuerdo al que arribaron los gobernadores y el gobierno nacional por los fondos coparticipables y el proyecto de reforma impositiva pone de manifiesto que la clase política busca asegurarse el dominio y los privilegios del poder financiado con los recursos de los ciudadanos.

 

El mundo económico aguarda de la administración Macri las reformas prometidas y el encarrilamiento del gasto público a niveles similares a los que tenía la Argentina al comienzo de la era democrática a mediados de los ’80

 

La inflación y la desocupación han encontrado una meseta de la cual parece imposible, en el corto, que puedan descender.

 

La recuperación que muestra  la economía está determinando que al menos, el ciclo de caída productiva que arrastraba la Argentina desde 2011, podría estar llegando a su fin.

 

Las mediciones de precios no tendrán lugar a la menor discusión porque no sólo se amplió el universo de bienes y servicios sino porque no existe en el país, otro servicio que iguale la labor técnica del organismo oficial

 

Tres sectores han podido emerger de la caída productiva merced a la corrección del tipo de cambio y la baja de retenciones, a partir de diciembre de 2015 y que le han permitido obtener una notoria mejora productiva y rentable

 

La falta de un diagnóstico económico preciso de la situación heredada del régimen kirchnerista y los yerros propios, son algunas de las causas de la actual parálisis

 

Pese a los frentes abiertos, lo que más perturba al Gobierno es la economía, que no arranca

 

Pese a que el Gobierno se muestra optimista sobre la reactivación de la economía

 

El ajuste de impuestos y tasas altos terminarán alimentando el alza sostenida de los precios

 

El Foro de Inversiones significó para la Argentina haber abierto la ventana al mundo civilizado después de la larga trasnoche del barbarismo-kirchnerista.

 

La Argentina es un país raro, lleno de contrastes. Exageraciones, extravagancias, recitales mitómanos y un sinfín de banalidades colocan a la Nación, tras un manto de nubarrones. Curiosidades.

 

Ante la negativa de achicar el gasto público y elegir la vía del gradualismo, el BCRA ya agotó la herramienta de la suba de la tasa de interés como mecanismo de enfriamiento del consumo

 

Acuerdos con la corporación política y los sindicatos que podrían tener efectos inflacionarios

 

La suba del dólar refleja no sólo los desajustes del modelo económico de Cambiemos sino la endeble situación financiera y patrimonial por la que atraviesa el Banco Central y el Tesoro.

 

Con el monumental pago a los holdouts y la emisión de deuda correspondiente, la Casa Rosada agotó todas las posibilidades de acceder al financiamiento externo, al menos hasta 2017

El primer semestre de la gestión de Cambiemos se caracterizó por sucesivos aciertos y traspiés en materia económica que dibujaron un gráfico sinuoso y que dejaron grandes interrogantes hacia el futuro.

A medida que avanza el año, el gobierno va renovando sus apuestas y mientras la inflación vaya cediendo podrá contar con mayor margen de maniobra.

Desde un déficit fiscal estimado en casi 5 por ciento para este año, el gobierno deberá salir a captar fondos por más de 36.000 millones de dólares, para financiar ese desequilibrio y pagar la deuda

El incremento de impuestos a carburantes y tabaco pone de relieve que gran parte de las provincias se dedican a actividades monoproductivas, lo cual genera una gran vulnerabilidad y volatilidad de sus economías

La confirmación de “algo más que un blanqueo de capitales”, es una invitación a que los contribuyentes continúen desafiando el poder del Fisco y un castigo para todos aquellos que cumplen con sus obligaciones tributarias de manera integral.

Muchas cifras y datos, reuniones y convenciones ocuparon a los principales empresarios, economistas y dirigentes del país.

 

Los datos sobre la marcha de la economía amenazan con empañar, la salida airosa que tuvo el presidente Macri, con las amargas cifras de pobreza.

 

Un acercamiento a los empresarios con la aspiración a llegar a fin de año sin un paro nacional

 

Hay que tener paciencia. Este es un año de reacomodar todas las variables. Es cierto que faltan algunos estímulos para la contratación de personal y para la inversión privada, pero no se espera un ajuste más intenso

 

Todos los cañones apuntan a incentivar el consumo para reactivar la economía, dejando de lado el ahorro y la inversión. Sin embargo, en épocas de alta inflación, exacerbar el consumo, sin hacer crecer la inversión, equivale a alimentar el fuego inflacionario

 

Pasa el tiempo, se mantienen las causas que la generan y complica a la población, al Estado y a las empresas

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…