Daniel Sticco

Daniel Sticco

El Banco Central ya no puede mantener la dureza monetaria del último año. Sube la tasa, pero la cantidad de dinero en el mercado aumenta mucho más

Hacienda y Finanzas mantienen una política de intensificar el uso del crédito en divisas y reducen la deuda en pesos para achicar costos

 

La Argentina arrastra un abultado déficit fiscal. En el primer trimestre representó 1 de cada 4 pesos que recaudó. Los grados de libertad para bajarlo

 

A más de 15 meses de Gobierno, la economía no alcanza el impulso pronosticado, y se aleja la probabilidad de cumplimiento de las metas de inflación, crecimiento y déficit fiscal

 

El Banco Central estimó que cada día se agregan poco más de $50 millones. Se prevé una aceleración con la baja esperada de la inflación

El Banco Central estimó que cada día se agregan poco más de $50 millones. Se prevé una aceleración con la baja esperada de la inflación

 

Desde el 10 de diciembre de 2015 la paridad cambiaria acompañó a la tasa de inflación interna. No corrigió el atraso heredado con el cepo y las restricciones al comercio exterior

 

El economista y ex ministro de Hacienda analizó en una entrevista exclusiva con Infobae por qué no vienen las inversiones productivas y la actividad crece poco. El video de Infobae que mira todos los días

 

Las finanzas públicas continúan sin mostrar progresos en la búsqueda de un menor déficit para bajar la inflación y atenuar el aumento de la deuda para pagar gasto corriente

 

Mientras el ritmo de aumento de los precios baja respecto de un año atrás, el de las remuneraciones se acelera

 

En la inauguración de un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional el Presidente lanzó mínimas propuestas de política económica

 

Los diferentes índices de inflación mostraron en enero una notable dispersión y tendencias diversas

 

El IPC subió 0,2% por el impacto de la marcha atrás de la suba de las tarifas del gas en la segunda mitad del mes. Sin ese efecto y de los productos estacionales la inflación fue de 1,7%, pese a bajas en turismo, verduras, y algunos servicios privados

 

La desaceleración del ritmo de aumento de los precios que acusó a nivel consumidor, también se extendió a los mercados concentradores y a los insumos para obras

 

La diferencia entre exportaciones e importaciones revirtió en el último mes el rojo de USD 301 millones que había anotado un año atrás

 

La ansiedad por ver resultados positivos en la economía ha dominado a los analistas. Mientras no se manifiestan destacan faltan de gestión y errores de ejecución de políticas para revertir una larga crisis

 

Muchas veces la ansiedad de unos y la ignorancia interesada de otros llevan a plantear a menudo las elevadas imperfecciones de los mercados, como si las sociedades y los seres humanos que la conforman fueran perfectos, y aconsejan volver a las regulaciones extremas donde se dispusieron liberaciones, y profundizar las intervenciones donde ya las había, para lograr los objetivos buscados, principalmente la estabilidad de los precios.

 

El ministro Alfonso Prat-Gay se fijó como meta una sostenida reducción del déficit fiscal, pero hay varios rubros que se mueven en contra de ese objetivo, como es el caso del agregado de las empresas públicas

 

Desde que el anterior gobierno decidió meter mano en el índice de inflación, a mediados de 2007, hasta el fin de mandato de la segunda presidencia, con el propósito de poder dibujar la realidad social que comenzaba a serle esquiva porque el PBI empezaba a mostrar claros signos de fatiga para crecer a "tasas Chinas", el secretario de Comercio Interior de entonces, Guillermo Moreno, primero, y más tarde quien era el ministro de Economía, Axel Kicillof, se abocaron a una delirante campaña de descalificación y repudio a trabajo de las consultoras privada.

El Gobierno se olvidó de modificar la enmarañada estructura tarifaria heredada y al disponer ajustes ingresó en un terreno endiablado

El índice instalado de referencia de la inflación es el correspondiente a los Precios al Consumidor del Indec para el ámbito del Gran Buenos Aires, que arrojó 4,2%, más que el 3,5% de la denominada Inflación Congreso; pero menos que el 5% del Índice de Precios de la Ciudad de Buenos Aires; mientras que el Índice de Precios Mayoristas subió 3,6% y el Índice de Costo de Construcción aumentó 2,2 por ciento.

 

Así surge del decreto de necesidad y urgencia 797 publicado ayer en el Boletín Oficial, el cual autorizó la emisión de deuda por $76.000 millones para pagar el aumento semestral a jubilados y pensionados

 

Las promesas de inversiones se mantienen muy activas, pero la llegada y creación de empleos muy lenta

 

Los datos de la construcción e industria hasta mayo dieron cuenta de una severa recesión en el sector real. Por el contrario, las expectativas de rebote tienden a afirmarse

 

El nivel de vida de la sociedad guarda relación directa con la generación de riqueza del país. El sostenido aumento de las necesidades básicas insatisfechas se corresponde con la sustantiva baja del peso de la Argentina en el mundo

La larga historia de inestabilidad económica y volatilidad cambiaria que acredita la Argentina han calado hondo en el pensamiento de muchos economistas y algo menos en los empresarios, porque ven una suerte de atraso del tipo de cambio respecto del ritmo inflacionario, y más aún en comparación con niveles que había tocado entre septiembre y marzo últimos.

Con el fin del "apagón estadístico" que dispuso la nueva conducción del Indec, al volver a difundir el índice real de precios al consumidor en el ámbito de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, con las variaciones mes a mes de "lo que dé", según precisó a periodistas el director del organismo, Jorge Todesca, días antes del retorno a la normalización del dato de inflación, la variación alternativa, bautizada Inflación Congreso, dejará de tener sentido.

Economistas e inversores comenzaron a hacer cuentas del impacto que podría tener "el plan de exteriorización de activos ocultos que prepara el Gobierno". Destacan un escenario interno y externo muy particular

El cambio que propuso y propone el Gobierno no sólo se manifiesta en el estilo de comunicación sobre la herencia, o mejor dicho las hipotecas recibidas, y sobre los reaseguros que fue tomando para atenuar el impacto de las medidas de “normalización” de la economía, sino también en la gestión de las grandes empresas y bancos.

La liberación del mercado de cambios y la casi total eliminación de las retenciones parecen escasos atributos para provocar un rápido impulso de las exportaciones de manufacturas industriales no agropecuarias, pese a que, por los efectos de los ajustes de precios y salarios, el mercado interno perdió vitalidad en el primer cuatrimestre y de ese modo dejó más capacidad ociosa disponible para cubrir con operaciones de ventas al resto del mundo.

Desde el 10 de diciembre se viven en la Argentina tiempos de cambios profundos, tanto en lo referente a las políticas que apuntan a la normalización de la economía, como a dar respuesta a viejos reclamos sociales en pos de una mejor distribución de los recursos en la sociedad.

No pasó una semana desde que el Gobierno logró levantar el último gran cepo que limitaba la capacidad de generación de riqueza y por tanto de inversión y de empleos netos, antes habían sido el cepo cambiario, con sus derivados sobre las importaciones y el mercado inmobiliario, entre otros, y las retenciones, que rápidamente un grupo de legisladores de la oposición al Gobierno nacional y gran parte del sindicalismo se alinearon en busca de imponer un nuevo cepo.

Durante dos períodos presidenciales muchos argentinos disfrutaron de un sueño placentero que les mostraba estar participando de un Estado ideal, de baja inflación y alto crecimiento sustentable de la economía, porque generaba empleos y de ese modo aseguraba la continuidad de la fiesta del consumo, y no existían costos de vivir en default parcial de la deuda pública permanente, y tampoco por la pérdida o el achicamiento de mercados externos, porque el cepo cambiario reducía las importaciones y se creía que así se contenía la fuga de capitales.

El Gobierno nacional sigue pagando los costos de haber elegido el gradualismo para disciplinar las finanzas públicas y ordenar la cataratas de regulaciones y subsidios que afectan a muchos y benefician a pocos, mientras que en algunos casos ha optado por reforzar prácticas nocivas, como dar preferencias a inversiones de unos en detrimento de otros, y en extender un régimen de “precios cuidados” que dice exitoso, pero que no está probado haber contribuido a bajar la inflación y reducir la pobreza, cuando las causas de la inflación pasan por otro costado.

El dato oficial de pobreza es comparable al último registro confiable, medido hace casi 10 años

 

Los programas asistenciales fueron exitosos en reducir al mínimo histórico la proporción de indigentes, aunque falta un esfuerzo más

 

En el Proyecto de Presupuesto se incluyen 1.130 proyectos por un total de $51.276 millones y transferencias de capital por $102.002 millones

 

Desde que asumió el Gobierno de Cambiemos se respiran mejores aires para los negocios, pero el PBI se resiste a dejar de caer

 

La AFIP reglamentará los cambios impositivos con la publicación en el Boletín Oficial de las resoluciones generales 3945 y 3946

 

A más de 10 meses de Gobierno, se afirman las expectativas de que la economía retomará la senda del crecimiento

 

El ministro de Hacienda, junto al titular de la AFIP anunciaron que ya se exteriorizaron unos USD 4.600 millones

 

La severa recesión que afecta a la industria, considerada como conjunto, y a la construcción, hacen creer que toda la economía está en franca caída

 

Muchos argentinos no abandonan la alta propensión a pensar y ahorrar en dólares

 

El Banco Central registra un ritmo de otorgamiento de 300 a 400 millones por mes, pero las líneas aprobadas ya superarían los $10.000 millones

 

Ambos países mantienen una reducida participación en el comercio mundial de bienes

 

La presión tributaria es elevada, pero siempre se buscan atajos para bajar un impuesto a costa de crear otro, en lugar de reducir el tamaño del estado

 

La reforma del impuesto se proyecta beneficiosa para unos, pero costosa para otros. Resultado negativo para la sociedad en su conjunto

 

El ex ministro de Economía y actual diputado por el FPV alarmó a los directores de recursos humanos

 

El rojo fiscal primario de 4,8% del PBI registrado en 2016 representó un cuarto de los ingresos totales del fisco

 

Un estudio privado midió la desafectación de 4.452 personas y 4.415 trabajadores que sufrieron el recorte de la jornada laboral. Los casos más afectados

 

Página 1 de 2

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…