Sábado, 18 Octubre 2014 21:12

El buitre bueno

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

"El jueves voy a Ezeiza a inaugurar una inversión que hará Soros, una planta de girasol confitado... no me pregunten qué es eso pero es una cosa muy sofisticada e importante”

-Cristina Fernández

Frente a la constancia del terrorismo financiero encabezado por Barack Obama, Paul Singer y Thomas Griesa, acompañados sigilosamente por Ángela Merkel, la primer mandataria argentina decidió romper todo vínculo con la sinarquía que no ceja en afianzar la reces-flación constante que agobia a los argentinos e impide la consolidación de la revolución permanente que recién lleva once años en el poder.

Nada mejor que cortar por lo sano y buscar cobijo en el "buitre de los buitres" George Soros, uno de los hombres más ricos del mundo que hizo su fortuna en base a enormes movimientos especulativos y que en Argentina compró 400.000 hectáreas en la pampa húmeda e hizo inversiones en hoteles y shoppings.

Sabido es que la incoherencia filosófica es base de sustentación de kirchnerismo. Del furibundo rechazo al jesuita Bergoglio a visitarlo como ?el compañero Francisco? ?al decir de Jorge Asís a la nueva Puerta de Hierro con un festival carnavalesco de disímiles acompañantes.

Por ello la cálida recepción que le brindara Soros en Nueva York como cobijo a su potenciada batalla contra los fondos buitres -nemigos predilectos del régimen- en el incumplimiento injustificado de la obligación soberana de un Estado en cumplir no sólo con sus deudas sino con sentencias judiciales firmes en tres instancias de los tribunales elegidos por Néstor Kirchner y Roberto Lavagna en 2005.

Como si en las pampas del sur todo estuviera encaminado, la inflación contenida, los mercados liberados y el comercio internacional sin traba alguna para que la Argentina integre naturalmente el concierto civilizado de naciones, camino a una transición ordenada hacia el 2015.

Aquí, el espacio político que más disputa la consolidación del poder es el propio oficialismo. La aparición en escena de Máximo como pantalla de dispersión de los desaguisados horarios de ingobernabilidad sólo fue el primer mensaje de afianzamiento del pensamiento monolítico e ingeniería electoral que desvelan a Zannini y a la propia C.F.K.

La potenciación de Andrés Larroque y Mariano Recalde para suceder al "increíble" -porque nadie le cree- Jorge Milton Capitanich quien retomaría la gobernación de su Chaco natal y se postularía como intendente de Resistencia para evitar el muy probable triunfo de la actual intendente -la radical Aída Ayala- acompañada por el Senador Nacional Ángel Rozas y por los macristas Humberto Schiavoni, Presidente del Consejo Nacional del PRO, y Juan Curutchet, interventor de ese partido en la provincia norteña.

Criterios similares aúnan radicales, "lilitos" y "proistas" en una decena de distritos electorales, incluyendo la Capital Federal.

La jefatura de gabinete es la presa faltante para que el neocamporismo alcance el dominio absoluto del oscuro final del kirchnerato.

Saben que ella debe ser candidata, sea a diputada nacional por Santa Cruz o por Buenos Aires o en mayor medida candidata a gobernadora bonaerense traccionada por la buena imagen del "Señor Cirio" más conocido como Martín Insaurralde.

No sólo es una necesidad política sino judicial, ya que el resultado desfavorable al kirchnerismo en las elecciones del Consejo de la Magistratura, marcan el barómetro judicial que sabe variar de monta cuando el poder político decae y cambia de manos.

El triunfo del radical Miguel Piedecasas en representación de los 90.000 abogados empadronados en el interior del país, clausuró todo pronóstico del manejo desquiciado de la mayoría especial necesaria para el nombramiento o remoción de los jueces que el kirchnerismo esperaba para garantizar su retirada y un futuro sin sobresaltos judiciales.

Es mérito destacar que el único precandidato presidencial que "puso toda la carne en el asador" por quien resultara electo fue Ernesto Sanz, quien cuenta las horas que restan para su lanzamiento público en un acto que se realizará el próximo viernes en el Luna Park.

El candidato macrista Alvarado Velloso sólo logró con sus 3.400 votos un tercer puesto que no logró hacer peligrar que el kirchnerismo lograra arrebatar el triunfo al candidato rosarino, un simple abogado que se vanagloria de vivir de su trabajo y nó de un empleo público.

Sería provechoso para todo el arco opositor que comprenda qué espera de ellos la sociedad: gestos de grandeza, desprendimiento y consenso.

Sin ello y de continuar privilegiando los personalismos estériles, el peronismo en sentido lato creerá encontrar en Massa un criterio renovador que encubre en sus entrañas el cinismo de la impunidad.

Humberto Bonanata

www.humbertobonanata.com.ar

www.Facebook.com/humbertobonanataII

Twitter: @hbonanata

Buenos Aires, Septiembre 28 de 2014

 

Visto 561 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 16:43

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…