Lunes, 11 Mayo 2015 10:16

Senectud

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

"El Gobierno busca que no se hable de lo que verdaderamente importa” - Graciela Fayt

 

Senecto o mejor conocido como adulto mayor o de la tercera edad, termino de uso antrópico- social.

 

Es muy difícil ubicar un rango de edad donde se especifique en qué punto termina la edad de adulto intermedio y la edad de adulto tardío, pero la ciencia dice que este proceso de transición comienza alrededor de los 65 años.

 

Este grupo de edad domina cada vez más en las poblaciones, gracias a que la calidad y esperanza de vida han aumentado y la tasa de natalidad va en descenso.

 

Y como todo grupo poblacional tiene necesidades hay diversas ramas que se especializan en la atención al senecto o adulto mayor, tales como Psicogerontología, Geriatría, Gerontología, etc.

 

La Psicogerontología es la rama de la Psicología que se encarga de la atención y cuidados ya sea preventivo o de intervención del adulto mayor, en esta etapa de transición y le ayuda a afrontar los cambios que acontecen en su contexto, social, familiar y afectivo.

 

Las personas comenzamos a envejecer en el momento en que dejamos de crecer, sin embargo una persona comienza a envejecer a partir de los 30 años de acorde a lo que muchos investigadores han dicho.

 

Al llegar a esta etapa de la vida el adulto mayor, se enfrenta diversos cambios, ya sean sociales, de salud y afectivos tales como:

 

- Se enfrentan a que a partir de los 40 es más difícil encontrar trabajo.

 

- Se enfrenta a la jubilación.- Lo cual afecta más al varón que a la mujer, ya que está acostumbrada a combinar las actividades del hogar y las laborales, por eso le cuesta menos desprenderse de lo laboral.

 

El fenómeno del envejecimiento ha merecido la atención de las sociedades nacionales y de la comunidad mundial, principalmente en relación con las cuestiones sociales, políticas y científicas.

 

El envejecimiento demográfico ha sido definido principalmente como “un incremento sostenido de la proporción de personas de 60 y más años con respecto a la población total”, es decir un cambio en la estructura por edades, expresado en un aumento de la proporción de las personas mayores y en una disminución de la proporción de la población menor de 15 años.

 

En términos generales, las personas mayores, conocidas también como ancianos, adultos mayores o simplemente personas de edad, están afectados por situaciones de exclusión social, discriminación, falta de posibilidades de participar en actividades de desarrollo, falta de redes de servicios sociales, entornos sociales inadecuados, por referirse a algunas de las más acuciantes.

 

Esta etapa de la vida, de la que no todos pueden gozar con lucidez, ha sido utilizada por el régimen en desmedro de la honorabilidad e hidalguía durante las tres décadas de recuperación democrática que tanto nos cuesta asumir como República adolescente.

 

El jurista y miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Fayt resulta ser la nueva víctima apuntada por el final del ciclo kirchnerista.

 

Sus 97 años y plena lucidez parecen tipificar una nueva conducta penal delictiva en manos de la asociación ilícita gobernante.

 

En venganza al escurridizo presidente del Alto Tribunal, Ricardo Lorenzetti, por habérselo acusado de “operar” el voto negativo del miembro de la Cámara de Casación Penal Gustavo Hornos respecto a la recusación del Juez federal Claudio Bonadío en la “causa Hotesur” que delataría el supuesto enjuague de dinero mal habido por la familia Kirchner a través de sus cadenas hoteleras, el más débil en edad más no en honestidad y criterio de equilibrio.

 

CFK no pudo frenar su embestida y “blanqueó” la actitud gubernamental sobre el miembro de la Corte: "La pregunta que toda la ofendida tribuna republicanista no pudo dar por respondida en una larga semana de dimes y diretes es si Carlos Fayt entiende lo que firma o le hacen firmar", es uno de los fragmentos que toma la Presidenta. "Estar vivo no es estar lúcido", dice otro.

 

"Si su cuerpo resiste, por lo tanto, las fuerzas oscuras que operan en su nombre lo harán votar lo que pretenden para satisfacer sus deseos", expresa un twitt  más. Uno de los extractos es una pregunta: "¿Quién o quiénes son los responsables de controlar lo que pasa en el Poder Judicial? ¿O no tiene controles?". También alude al "quinto hombre" en la Corte, que mencionó días atrás, también, Aníbal Fernández.

 

La indignidad moral no requiere de años acumulados en la vida.

 

El reflejo de los jóvenes burócratas sostenes de la utopía sobreviviente “del modelo” de Cristina Fernández tiene pocos meses de realismo mágico.

 

La renuncia con fecha cierta del 10 de diciembre del Dr. Carlos Fayt marcará un hito en nuestra novel historia post democrática.

 

Será el último juez de la Corte Suprema que abandone su cargo al que fue honrado en 1983 por el gobierno de transición de Raúl Alfonsín.

 

Humberto Bonanata
www.humbertobonanata.com.ar
www.facebook.com/humbertobonanataII
Twitter: @hbonanata

 

Buenos Aires, Mayo 11 de 2015



Visto 862 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 18:29

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…