Lunes, 13 Julio 2015 11:03

Lousteau ralentizó la campaña de “Cambiemos”

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

“El kirchnerismo es mediocridad fanatizada, el sciolismo es mediocridad sin fanatismo”. - Gabriel Levinas

 

Faltan sólo seis días para el ballotage porteño que sólo decidirá por cuántos puntos de diferencia Horacio Rodríguez Larreta será electo como nuevo Jefe de Gobierno.

 

Faltan sólo veintisiete días para las P.A.S.O. presidenciales en las que  todos los argentinos –pensantes y no pensantes- decidiremos no sólo por cuatro años de mandato presidencial sino por la reinserción de la Argentina en el mundo civilizado o el hundimiento en el barro de la “patria grande” soñada por Hugo Chávez y Néstor Kirchner quienes aún muertos siguen causando profundo daño.

 

Recuerdo un día muy especial en mi vida cívica; el 16 de julio de 2008 en la multitudinaria marcha cívica que nos autoconvocamos a defender al campo, especialmente quienes no tenemos campo.

 

Desde el PRO hasta el MAS, pasando por la UCR, miles y miles nos congregamos para fortalecer a los senadores nacionales –que se encontraban en sesión por este tema- y que terminara definiendo el histórico “voto no positivo” de Julio Cobos en favor de la racionalidad.

 

Conste que si la Resolución 125, suscripta por el entonces Ministro de Economía de Cristina Kirchner, Martín Lousteau, hubiera sido aprobada nadie pudiera haber previsto el estallido social tras “la guerra gaucha” en un país ya dividido por una herida que seguiría ampliándose hasta el presente.

 

Si no hubiera sido por el consejo del amanuense Alberto “Rasputín” Fernández –entonces Jefe de Gabinete- la hilaridad de Néstor Kirchner hubiera decidido la huida de la pareja gobernante del poder.

 

Tras el entredicho, Alberto Fernández renunció y asumió en su cargo el actual titular del Frente “Reciclador” Sergio Massa.

 

Lo único que continuó inmanente en estos largos siete años distantes fue el kirchnerismo en el poder.

 

Alberto Fernández traicionó a los Kirchner y decidió unirse a otro traidor, Sergio Massa. Luego, al ver la realidad del globo inflado de Tigre también huyó de su lado.

 

Desde 2006 el periodismo libre y opositor sufrió la peor de las persecuciones en estos treinta y dos años y medio de reinstauración democrática.

 

Quien esto escribe fue denunciado en un Proyecto de Comunicación por el entonces diputado nacional Antonio de Petri por integrar una supuesta lista de conspiradores golpistas contra la “nueva Argentina”.

 

Padecí la amenaza de violación seguida de muerte a mi hija de entonces cinco años, quien sería interceptada en el trayecto desde mi domicilio hasta la Escuela Argentina Modelo (dos cuadras).

 

Antes de que mi madre cumpliera 85 años, resurgió la amenaza telefónica de muerte. Ambas denuncias fueron denunciadas ante la Comisaría 17ªa. y ratificadas ante la “justicia”. El día de la segunda ratificación judicial, un hombre robusto apoyado en la entrada de mi edificio, cuando salí me dijo: “Che Bonanata, me pidió Néstor que cuides a tu familia” (sic).

 

¿A qué viene esta autoreferencia?

 

A que durante esos años el kirchnerismo afianzaba su chavización y Lousteau había abandonado la política –por vergüenza propia y retornar al mundo empresarial de la mano del empresario Chrystian Colombo.

 

Y hace dos años, de la mano de Elisa Carrió y la UCR porteña decidió retornar al ruedo político. De la mano de la extinta UNEN afianzó su banca de diputado nacional, sin pertenencia a partido alguno.

 

Probablemente forme parte –como miembro honorario- del “Tea Party” americano, el ala más conservadora del Partido Republicano de los Estados Unidos, del que su padre es miembro activo.

 

Consecuente con su egocentría, hace ocho días al perder por veinte puntos su candidatura a Jefe de Gobierno frente a Rodríguez Larreta, decidió forzar un ballotage sin sentido, habida cuenta que su supuesto espacio integra con el PRO la colación republicana “Cambiemos”.

 

Al respecto dijo Alfonso Prat Gay en “La Nación” del domingo: “No es de ahora el error de Lousteau, ni es exclusivo de él. Su error y el de los que lo acompañaron hasta esta instancia es haberse subido a una candidatura que le garantizaba, en el mejor de los casos, la contradicción de hoy”.

 

“El acuerdo nacional UCR-PRO permite matices locales, con más aliados (Mendoza) o menos aliados (Salta) según el distrito. Lo que no se debió permitir es que las dos fuerzas se disputaran el poder justo en el único distrito en el que ya lo tenían (en Corrientes, el otro caso, no se elige gobernador este año)”.

 

Quienes nos sentimos parte del Cambio deberemos ratificarlo al “baby face” de ECO (sigla no conocida por más del 80% de sus votantes), que “el poder de la unión” –al decir de Ernesto Sanz- nace de los renunciamientos personales en pos del triunfo del conjunto.

 

La realidad…con votos entra, Lousteau.

 

Desearía conocer por dónde rumbeará tu futuro político.

 

Humberto Bonanata 
www.humbertobonanata.com.ar
www.facebook.com/humbertobonanataII
Twitter: @hbonanata

 

Buenos Aires, Julio 13 de 2015

 

Visto 1030 veces Modificado por última vez en Martes, 07 Marzo 2017 18:51

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…