Viernes, 17 Febrero 2017 09:31

Macri dio la cara por su propia tropa y consolidó su gobierno

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Prueba y error…prueba y error…en política no sólo desgasta sino que cuesta recuperar el terreno perdido.

 

 

Desde la estupidez de cambiar el feriado del viernes 24 de marzo que en 2018 será sábado y en 2019, año de elecciones presidenciales, domingo, cuando ningún allegado le mostró un almanaque antes que firme ese lamentable Decreto que trajo tres semanas de discusiones mediáticas y que sólo posibilitó que una de las víctimas del terrorismo en democracia, Silvia Ibarzábal, pudiera exponer cabalmente en el programa “Intratables” con la sinceridad y templanza que denota la verdad la otra parte de una historia ni escrita ni contada a los alumnos de nuestras escuelas, o los relatos de Jorge Fernández Díaz sobre el libro de Marcelo Larraquy de la violencia peronista en pleno gobierno democrático, para otra cosa, esa medida presidencial inconducente sólo le trajo problemas a Macri.

 

Como el tema del Correo Argentino, que al margen que pudiera encontrarse conforme a derecho, a todas luces inconsulto de los organismos de control, lo llevó a la mayor crisis desde que asumió su mandato. Evitable, políticamente evitable si estuviera aconsejado por políticos…

 

Así las cosas estalló el tema y el Presidente quedó expuesto ante la opinión pública por los artilugios leguleyos de su padre durante el kirchnerato –del que Franco fue amante cómplice- y a su lado sólo encontraba inexpertos y soberbios sub-40 y CEOs irresponsables que no lograban entender cómo la opinión pública y publicada sospechaba de ellos.

 

El clima enrarecido poco alcanzaba a hacerse respirable y –como si fuera poco- parieron los jubilados…

 

Esos mismos jubilados a los que este gobierno resarció históricamente como ninguno lo hizo en los últimos setenta años de historia argentina sin haberles prometido nada –ni utilizado- en campaña electoral.

 

Paga sentencias incumplidas, reajusta haberes pero…por 32 centésimas sugeridas por el frío economicismo pretendía reducir el ajuste de haberes mensuales a cobrar desde marzo de 2017. Esa suma presupuestaria que se les quitaba a los más débiles ($ 3.000 millones) era sensiblemente inferior a la que se les entrega anualmente a los grupos piqueteros ($10.000 millones).

 

Ni aconsejados por Massa disfrazado de Drácula pudieran haber actuado peor.

 

Hasta que el plena sesión de Diputados el pasado miércoles, Mario Negri (Presidente del Bloque Cambiemos) no pudo evitar el estallido del “antibiótico de la República”, Elisa Carrió. "La torpeza y la ineficiencia no pueden tener justificación" sentenció Lilita en tono amenazante; ello sirvió para que ipso facto su propio gobierno retrocediera ante supina estupidez y dejara sin efecto el descuento en el reajuste en los haberes jubilatorios.

 

Ante tantos errores, el Presidente Macri los asumió con hidalguía y los hizo propios, aunque no fuera responsable directo de las decisiones impolíticas que su séquito –más parecido a un directorio empresario que a un gabinete político- le obligó a poner el pecho ante una conferencia de prensa, reconocer errores y dar marcha atrás con las medidas cuestionadas.

 

Meritoria por cierto la actitud presidencial.

 

Pero debe tener en cuenta el Presidente que la política es una ciencia humanística –la más completa quizás- y no una fórmula ingenieril en la que se puede retroceder y avanzar hasta lograr el objetivo, ya que ello genera un constante desgaste de materiales.

 

Y en este caso el material es humano.

 

Humberto Bonanata

www.humbertobonanata.com.ar  

www.sancernigimenez.com.ar  

Twitter: @hbonanata

Buenos Aires, Febrero 17 de 2017

Visto 576 veces Modificado por última vez en Sábado, 11 Marzo 2017 16:17

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…