Martes, 26 Septiembre 2017 00:00

Del invierno de 2016 a la primavera de 2017

Escrito por 
Valora este artículo
(3 votos)

Hay que remontarse al 10 de diciembre de 2015 para comparar el índice de confianza en el gobierno de Mauricio Macri.

 

Según un informe de la Universidad Torcuato Di Tella, en la actualidad la mayoría de los argentinos proyecta un futuro personal mejor que el actual, sin valorar “la tarea sucia” de reajuste de tarifas necesario realizado en 2016, el primer año de “Cambiemos” en el poder.

El gradualismo keynesianista del gobierno se deleita en los primeros brotes verdes de “su primavera”.

Era impensado hace un año pensar en que el aluvión crediticio hacia sectores de la amplia gama de la clase media. Sólo pensar que una cuota de crédito en base a ajuste U.V.A. (ley del senador radical Julio Cobos) llevaría a que los bancos nacionales y privados pudieran ofrecer salidas habitacionales con cuotas menores a las de un alquiler.

También a muchos argentinos les hubiera resultado imposible pensar hace un año que la obra pública de la “derecha” llevaría a sus hogares agua potable y cloacas.

Que el asfalto prometido durante 28 años de ininterrumpidos gobiernos peronistas bonaerenses, paso a paso, se hace realidad sin promesas electorales anteriores.

Que el impuesto más injusto que heredara este gobierno –la inflación- se encuentra en virtual y difícil caída merced a la excelencia monetaria manejada desde el Banco Central.

Que la lenta y efectiva recuperación económica sea realidad en los hogares poseídos por un salario en blanco y desposeídos por labores sin aporte patronal alguno. Estos últimos ahora son beneficiarios de créditos inmobiliarios de PROCREAR, si bien con utilización de fondos anticíclicos de la ANSES que permiten que jóvenes de 18 a 35 años puedan acceder a su primera vivienda con un ahorro previo de sesenta mil pesos anuales.

Que la Recuperación Histórica de los haberes de nuestros jubilados y pensionados no encuentre comparativos desde la creación de la Caja del Estado el 20 septiembre de 1904, fecha que motivara la celebración del “Día del Jubilado”.

Que la liberación del precio del petróleo no implique una abrupta suba en el precio de las naftas de consumo masivo sino una prerrogativa de inversión de petroleras nacionales e internacionales y posibiliten que el proyecto de Vaca Muerta pase a ser una realidad.

Que cuando visitamos a los vecinos del G.B.A. junto al equipo de Juan Curutchet encontremos en ellos lógicos pedidos incumplidos por anteriores gobiernos más nunca un rechazo sobre las tareas de los actuales 21 meses.

Quienes ya pasamos los cincuenta estamos viendo la Argentina que no pudimos ver de jóvenes y proyectamos como el mejor pasaporte de vida en nuestra Patria para nuestros hijos.

Los resultados estarán a la vista en las urnas en 26 días…

Humberto Bonanata   
www.humbertobonanata.com.ar 
www.sancernigimenez.com.ar  
Twitter: @hbonanata  
Buenos Aires, Septiembre 26 de 2017

Visto 319 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

<

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…