Jueves, 20 Septiembre 2018 00:00

Confirman el procesamiento contra Andrea Del Boca y Julio De Vido por la novela “Mamá Corazón” - Por Lucía Salinas

Escrito por 
Valora este artículo
(1 Voto)

La Cámara Federal porteña ratificó la decisión del juez Sebastián Ramos. La productora de la actriz K ganó $ 3,2 millones, pese a que la tira no se terminó.

 

La Sala II de la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento contra Andrea del Boca, Julio De Vido y otros ocho imputados por el delito de "defraudación contra la administración pública", a raíz de las irregularidades detectadas en la financiación de la telenovela "Mamá Corazón" y de otras producciones audiovisuales financiadas por el disuelto Ministerio de Planificación. Los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia además confirmaron los embargos, y ordenaron seguir investigando a la productora de la actriz respecto a sus movimientos contables.

Cuando el juez federal Sebastián Ramos procesó al ex ministro kirchnerista De Vido lo embargó por 60 millones de pesos; mientras que la actriz y productora fue procesada como "partícipe necesaria", al igual que al entonces rector de la Universidad de San Martín (UNSAM), Carlos Ruta, a quienes les trabaron un embargo por 50 millones y 60 millones, respectivamente.

Tras el análisis del informe que entregaron los peritos de la Corte Suprema, se estableció que Andrea del Boca percibió más de 24 millones de pesos por la realización de "Mamá corazón", que financió el Ministerio de Planificación por intermedio de la UNSAM. El informe confirmó que se cobró el "76,01% del total" presupuestado para la obra. La productora "a+A Group" (de la actriz) tuvo una ganancia de 3,26 millones de pesos por una novela que iba a costar 36,6 millones y nunca se terminó.

El juez determinó que "la maniobra en cuestión se encontraba planificada y direccionada desde su inicio hacia la contratación de la productora de Andrea del Boca".

Para que esa maniobra pudiera concretarse, el juez consideró que todos los participantes cumplieron un rol específico que "contribuyó al éxito de la misma" y consideró que existió una estructura que respondió "a una voluntad predominantemente política y adoptada con anterioridad a que se formalizara el trámite de los expedientes".

Al respecto, los camaristas Irurzun y Bruglia señalaron que a partir de los elementos reseñados, "hay razones fuertes para presumir que Julio Miguel De Vido, en abuso de sus funciones, comprometió los intereses confiados al firmar los Convenios con la UNSAM y delegando atribuciones en personas encargadas de su desarrollo y que actuaban dentro de la órbita de su dependencia, a partir de los cuales se canalizó la entrega de los fondos".

Las contrataciones directas efectuadas con Universidades Nacionales buscaban "disimular la adjudicación directa de los fondos aportados por el Ex MINPLAN a la productora a+A Group SRL, con la excusa de generar contenidos para el BACUA", según resolvió en su momento el juez de la causa.

Durante la instrucción se concluyó que la decisión de financiar la obra “Mamá Corazón” "estaba tomada antes de la formalización de los expedientes y que todo lo actuado con posterioridad tuvo el propósito de dotarla de legitimidad".

Bajo estas premisas, los camaristas consideraron que es "posible sostener que las irregularidades detectadas en los procesos de selección y contratación -respectivamente-, en los que intervinieron autoridades de la UNSAM, son reveladoras de intromisiones ajenas a los intereses de la administración pública, que se repiten en los dos procedimientos seguidos como consecuencia de las firmas de los convenios investigados y que, estando a las pruebas, estuvieron orientados a beneficiar a la cooperativa de trabajo “Tostaki Ltda.” y a la productora “a + A Group S.R.L.”.

Al respecto, la Sala II distinguió que lo cuestionable en este caso no es la celebración de los acuerdos con la UNSAM -"tampoco sus propósitos o contenidos- sino la desnaturalización de su objeto y su utilización para evadir los controles con miras al desvío de fondos públicos asignados, hipótesis que a priori se ha configurado en autos".

Parta la Justicia, el convenio tuvo como propósito "posibilitar la selección discrecional de la telenovela “Mamá Corazón”, propuesta por la productora “a+A Group SRL”, para que fuera "financiada íntegramente con fondos públicos y generara ganancias a la referida empresa, cuya socia gerente Andrea del Boca­ era una persona cercana al gobierno de ese entonces".

Asimismo, los camaristas ordenaron seguir investigando a la productora de Andrea del Boca, ya que "no se pudo dar respuesta a algunas cuestiones específicas, como por ejemplo si los precios pactados respecto de aquellos bienes, servicios, locaciones de servicios y/o locaciones de obra que efectivamente fueron prestados guardaban correlato con los costos de mercado a la fecha de su adquisición".

En caso de dar negativo dichos informes, se pidió que se "determine el precio que habría resultado adecuado" y se sostuvo que "siendo relevante que se establezcan estos aspectos, se encomendará al instructor que, por intermedio de quien corresponda, procure dar respuesta a esos puntos que quedaron pendientes".

La novela

Por la novela que no se terminó, la productora de Andrea del Boca ganó $ 3,2 millones. A partir de una denuncia del abogado Ricardo Monner Sans, remitiendo a dos notas publicadas por Clarín, el juez que intervino primero en la causa fue Sebastián Casanello. Pero luego se remitió la causa al juez Ramos, por conexidad con una investigación que realizaba por la serie El Pacto -producida por Tosteki-, que recibió $ 4,5 millones en una operatoria similar.

Ramos investigó las irregularidades en dos convenios con la UNSAM, que incluían el otorgamiento de $ 356 millones. Además de procesar a Del Boca, De Vido y Carlos Ruta, el magistrado procesó a la ex titular del INCAA, Liliana Mazure, a quien le trabó un embargo de $ 5 millones; a Nadia Jacky, directora de Tostaki, con un embargo de $ 6 millones; a los secretarios de la UNSAM, Maximiliano Schwerdtfeger y Hugo Nielson, con embargos de $ 50 millones y $ 6 millones; y a los ex funcionarios K Luis Vitullo, Alberto García y Nahuel Billoni Ahumada, con un embargo de $ 50 millones cada uno.

Lucía Salinas

Visto 144 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…