Jueves, 07 Febrero 2019 00:00

Los multimillonarios negocios del hijo de Tabaré Vázquez con el chavismo en Venezuela

Escrito por  Carmen de Carlos
Valora este artículo
(3 votos)

 

El presidente de Uruguay ha insistido en reabrir un diálogo con Maduro y este lunes ejerce de anfitrión en Montevideo de una reunión con el «grupo de contacto» de la UE.

El excanciller mexicano Jorge Castañeda levantó la liebre en una entrevista con Televisa. «Hay un problema personal muy complicado. El hijo del presidente Tabaré (Vázquez) ha hecho una enorme cantidad de negocios en Venezuela en asuntos de cibernética, etc., y está embarrado hasta el cuello».

Castañeda, intelectual y escritor de reconocido prestigio, trataba de explicar de este modo la posición de Uruguay, el único país del Grupo de Lima, junto con México, que envió representación oficial a la auto investidura de Nicolás Maduro el pasado 10 de enero y que ahora insiste, con el apoyo de la alta representante para la Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, y algunos países de la Unión, en abrir otra mesa de negociación con el régimen venezolano.

A horas de que se levante en Montevideo el telón del llamado Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela, con la presencia de diez cancilleres, Tabaré Vázquez se encuentra entre dos fuegos: el del bloque iberoamericano con Canadá, buena parte de Europa, la Organización de Estados Americanos (OEA) y EE.UU., y el suyo propio, tanto en el ámbito político como en el familiar.

Vázquez -un hombre históricamente moderado que, a diferencia de su antecesor, José «Pepe» Mujica, condenó en diversas ocasiones la violencia del régimen y advirtió hace tiempo que «Venezuela es un drama»- no logra convencer a ningún partido de la oposición de una posición que favorece al chavismo y que algunos consideran condicionada por el historial de su hijo y contradictoria con sus propios antecedentes.

El presidente de Uruguay, médico que continúa ejerciendo la profesión, mantuvo tradicionalmente una línea de solidaridad con las víctimas del terrorismo de Estado en Venezuela que ahora parecería haber pasado a un segundo plano. «Sentimos una gran pena, un gran dolor por las muertes que están ocurriendo en Venezuela. Es realmente doloroso que esto suceda», lamentaba en una entrevista en televisión en abril del 2017, cuando los cadáveres en Caracas se contaban por decenas.

Desde entonces, su voz parece haber bajado de tono y el Frente Amplio, la coalición de izquierdas a la que pertenece, se radicalizó en favor de Nicolás Maduro, hasta el punto de expulsar de sus filas a Luis Almagro, ex canciller de José Mujica y actual secretario general de la OEA, por su encendida crítica y combate a la dictadura (modelo siglo XXI) venezolana.

En ese contexto, las elucubraciones sobre las verdaderas razones del proceder de Tabaré Vázquez se multiplicaban, pero hay una que le hace más daño que el resto. La oposición echa la vista atrás y recuerda que Javier Vázquez, segundo de sus cuatro hijos, hizo multimillonarios negocios con Venezuela durante su primer Gobierno (2005-2010).

Entre los contratos obtenidos figuraba la informatización de la empresa estatal de comunicaciones CGV Telecom (62 millones de dólares) y capacitaciones en el Ministerio de Ciencia y Tecnología (4,5 millones de dólares), así como la gestión de diferentes webs oficiales y servicios en alcaldías por un monto de más de ocho millones de dólares.

Revelaciones de los «papeles de Panamá»

Aquellas actividades quedaron reflejadas posteriormente en los célebres « papeles de Panamá» y en un proceso judicial que quedó archivado, pero no dejó indemne a la familia. En especial, después de que se conociera el suicidio de Eduardo Gómez Canon, el empresario que terminó marginado de aquellos negocios bajo sospecha y denunciaba: «Ahora, el hijo del presidente uruguayo es millonario con un solo negocio que era mío».

El senador y candidato presidencial Luis Lacalle Pou se manifestó recientemente en la línea de Castañeda. «Una vez más, la afinidad política y la vinculación comercial de unos pocos cercanos al poder, tienen al Uruguay en el selecto grupo de los países que no condenan al régimen de Maduro. Una vez más, no representan el sentir popular uruguayo».

Miembro del Partido Nacional, su adversario en las primarias, Jorge Larrañaga, se expresó de igual modo: «Sentimos con enorme vergüenza y pena la posición del Gobierno uruguayo de estar junto a una dictadura. Vázquez, lamentablemente, no interpreta a la sociedad uruguaya al estar junto al dictador Maduro».

Para cerrar el círculo del rechazo y la decepción con el actual mandatario de Uruguay, el expresidente Julio María Sanguinetti (Partido Colorado), le advirtió: «No hablar claro en este tema no es mantener una posición tradicional, sino lo contrario».

Carmen de Carlos

Visto 273 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…