Viernes, 12 Abril 2019 00:00

Detenido en Madrid por narcotráfico un general chavista disidente a petición de EE UU

Escrito por  Fernando Llano
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Hugo Carvajal, exjefe de la contrainteligencia militar venezolana, llamó a la rebelión y reconoció a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela el pasado febrero.

La Policía Nacional detuvo este viernes en Madrid a Hugo Carvajal, general chavista que a finales de febrero rompió con el régimen de Nicolás Maduro y llamó a la rebelión. Fue una figura de primera línea de las Fuerzas Armadas, jefe de la contrainteligencia militar durante ocho años y diputado del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Carvajal es reclamado por Estados Unidos con la acusación de mantener vínculos con redes de narcotráfico.

La detención se produjo a las 15.30 en el domicilio de su hijo en la capital española al estar en vigor una solicitud de extradición de Washington, según informaron fuentes de las Fuerzas de Seguridad. Carvajal estaba en el punto de mira de EE UU por narcotráfico desde hace años, y en 2017, cuando era diputado en la Asamblea Nacional, pidió al Departamento del Tesoro que retirase su nombre de la lista negra de dirigentes chavistas sancionados por relaciones con el narcotráfico.

La vía de las sanciones individuales a la cúpula del régimen ha sido en los últimos años el principal mecanismo de presión ejercido por la Administración de Donald Trump. Este sábado, Carvajal pasará a disposición de la Audiencia Nacional, encargada de estudiar las peticiones de extradición. El caso ha recaído en el juez Alejandro Abascal, magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción 6, informa Fernando J. Pérez.

El giro político del militar, que ya se había distanciado progresivamente del oficialismo, supuso un precedente significativo al tratarse de un alto cargo. Ocurrió en vísperas del pasado 23 de febrero, cuando la oposición a Maduro trató de introducir cargamentos con material médico y suplementos nutricionales a través de las fronteras de Colombia y Brasil.

El intento fracasó, sin embargo, coincidiendo con esa operación se produjeron centenares de deserciones. La de Carvajal, que reconoció a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, fue la que más expectativas generó por un posible efecto dominó en las tropas, que finalmente no se dio. El ahora detenido llamó abiertamente a la rebelión. “Depende de ustedes, hermanos de armas, la forma en que todo esto termine”, afirmó en un vídeo difundido en las redes sociales.

“Como responsable de vigilar el estamento militar de Venezuela por más de 10 años siento el deber de ser claro con mi fuerza armada, esa que tanto me esforcé en protegerla de todo tipo de amenazas, desviaciones, injerencias. El día de hoy, técnicamente no tenemos capacidad de enfrentar a ningún enemigo. El que diga lo contrario miente”, continuó el exgeneral en referencia a la retórica belicista de Maduro, que desde que Guaidó lanzara su desafío se parapeta en las fuerzas militares y en la milicia, y a las precarias condiciones de las fuerzas armadas.

Ese día se puso a las órdenes de Guaidó. “Aquí está un soldado más por las causas de la libertad y la democracia, para ser útil en la consecución de restablecer el orden constitucional que nos permita convocar elecciones libres y así escuchar la verdadera voluntad de nuestro pueblo soberano”, dijo. No obstante, su decisión no tuvo más recorrido.

Las FARC y Hezbolá

Además de su inclusión en la llamada lista Clinton, Carvajal, apodado El pollo, fue acusado en el pasado de tener también vínculos con la guerrilla colombiana de las FARC y con Hezbolá. Las acusaciones contra Hugo Carvajal por parte de EE UU se sustentaban en el hallazgo de diversos documentos en el ordenador de Raúl Reyes, excomandante de las FARC, que apuntaban a su supuesta colaboración en la entrega de armamentos al grupo guerrillero y en un entramado de negocios relacionados con el narcotráfico.

“Toda la información que salió allí hasta la Corte Suprema de Colombia y España la desestimaron por malos manejos que sucedieron allí… Todo lo que aparecen por ahí me lo achacan a mí”, se defendió entonces el general, que dejó la Dirección General de Contrainteligencia Militar en 2014.

No es la primera vez que Carvajal afronta una detención. Ya había ocurrido en 2014 en la isla caribeña de Aruba, donde había sido nombrado cónsul general por el régimen de Maduro y estaba a la espera de la acreditación oficial del Gobierno local.

Permaneció tres días privado de libertad y después tuvo que abandonar la isla. <NO1>abandonar el territorio insular. El mayor general había sido nombrado un año antes cónsul general de Venezuela en Aruba, aunque en el momento de su detención aún aguardaba el visto bueno de las autoridades del país anfitrión.

Fernando Llano

Visto 116 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…