Jueves, 20 Junio 2019 00:00

Bachelet llega a Venezuela para reunirse con Maduro y Guaidó

Escrito por  Robert Mur
Valora este artículo
(1 Voto)

La visita llega en un momento de calma en los enfrentamientos entre ambos líderes.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, aterriza este miércoles en Caracas para realizar una intensa visita de tres días que incluye encuentros con el presidente Nicolás Maduro y el líder opositor y titular de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. La llegada de Bachelet a Venezuela se produce en un momento relativamente tranquilo de la larga crisis del país caribeño.

Las habituales declaraciones inflamadas de Maduro han bajado los decibelios, así como las del autoproclamado presidente Guaidó. Gobierno y oposición siguen negociando con mucha discreción en Noruega bajo la férrea disciplina de Oslo y el apoyo de la comunidad internacional, empezando por la Unión Europea. La crisis humanitaria venezolana ha sido reconocida por la ONU y la Cruz Roja Internacional.

Las delegaciones de Guaidó y Maduro siguen negociando en Noruega

No obstante, los opositores tienen puestas muchas expectativas en la visita de Bachelet, especialmente los familiares de los 712 presos políticos que hay en el país según la ONG Foro Penal. Desde sectores antichavistas se han promovido por WhatsApp movilizaciones y cadenas de mensajes para presionar a Bachelet y que le pida a Maduro la liberación de los encarcelados. Coincidiendo con la llegada de la alta comisionada, el régimen dejó en libertad a tres destacados opositores Melvin Farías, Junior Rojas y Gilber Caro, diputado de la Asamblea Nacional y estrecho colaborador de Guaidó.

La expresidenta chilena pretende llevar a cabo sus reuniones en Caracas casi con la misma discreción con que se desarrollan los encuentros de Oslo -donde la oposición exige la celebración de elecciones libres- aunque está previsto que Bachelet haga una declaración el viernes antes de abandonar el país. Además de Maduro y Guaidó, la agenda de la alta comisionada incluye citas con ministros y otros funcionarios del gobierno.

También con los responsables de tres instituciones que deberían ser imparciales y garantizar los derechos de los venezolanos, pero que hace tiempo que han sido cooptadas por el régimen chavista: el presidente del Tribunal Supremo, Maikel Moreno; el Fiscal General, Tarek William Saab; y el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz.

Bachelet también se reunirá con quien está considerado número dos del chavismo, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, conformada unánimemente por oficialistas para anular el poder de la Asamblea Nacional presidida por Guaidó, con algunos de cuyos legisladores tiene previsto encontrarse la alta comisionada. Actualmente, catorce diputados opositores se encuentran exiliados, en la clandestinidad o refugiados en embajadas.

Un comunicado de su oficina en Ginebra datado la semana pasada indica que “Bachelet también mantendrá reuniones con víctimas de abusos y violaciones a los derechos humanos, y con sus familiares”. La nota agrega que “se encontrará con representantes de la sociedad civil, delegados de los sindicatos, líderes religiosos y autoridades universitarias”.

La visita de Bachelet a Venezuela ha sido reclamada desde hace tiempo por la dividida oposición, una parte de cuyos líderes, como María Corina Machado o Antonio Ledezma rechaza los diálogos de Oslo, que también son auspiciados por la ONU. El antichavismo ha criticado la supuesta inacción de la alta comisionada en la crisis humanitaria a pesar de que dos informes de su oficina recogen las violaciones a los derechos humanos ejercidas por el régimen bolivariano, detallando desde el uso excesivo de la fuerza y las detenciones arbitrarias hasta la tortura y las ejecuciones extrajudiciales.

A pesar de que Bachelet ha expresado su “neutralidad” para poder dialogar con ambas partes del conflicto, también ha cuestionado seriamente a Maduro. “La gravedad (de la crisis) en materia salud no ha sido reconocida por las autoridades y las medidas adoptadas han sido insuficientes”, denunció Bachelet en marzo durante su comparecencia ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

“Me preocupa el recorte del espacio social y la criminalización de las protestas en el contexto del aumento de las protestas antigubernamentales de este año”, agregó la alta comisionada, cuestionando la represión ejercida por las fuerzas de seguridad y por los colectivos, los grupos de choque paramilitares partidarios del chavismo.

El gobierno emitió un comunicado de bienvenida a Bachelet, a quien hasta ahora había puesto cortapisas para su visita, aunque en marzo pudo enviar a un equipo a Venezuela para interiorizarse de la situación. La nota oficial remarca “los amplios e históricos esfuerzos del gobierno bolivariano para garantizar y promover los derechos humanos del pueblo”.

Por su parte, Guaidó también dio la bienvenida a Bachelet aunque expresó una visión muy diferente en otro comunicado, emitido la semana pasada. “Hemos tenido años denunciando la sistemática violación de los derechos humanos y hemos conseguido que la ONU venga a Venezuela”, indicó el autoproclamado presidente interino.

“Señora Michelle Bachelet bienvenida a Venezuela para buscar soluciones urgentes y atención directa a la emergencia humanitaria compleja”, agregó. Guaidó alertó a Bachelet y su equipo y añadió: “Tienen que ver lo que de verdad está pasando en el país. No permitir que los secuestren y los metan en unos salones, en unos hospitales parapetados”.

Robert Mur

Visto 202 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…