Imprimir esta página
Martes, 09 Julio 2019 00:00

Salvini propone naves militares italianas para blindar los puertos

Escrito por  Ángel Gómez Fuentes
Valora este artículo
(0 votos)

En su guerra contra las ONG y ante el temor de un verano de emergencia, el ministro del Interior eleva las multas de un millón de euros contra los barcos que violen la ley de ingreso en aguas italianas.

Italia teme que el problema de la inmigración se convierta en una emergencia en este verano. De ahí que el ministro del Interior, Matteo Salvini, haya decidido intensificar su batalla contra la migración y, en particular, contra las naves de rescate de las ONG. Salvini reunió el Comité nacional para el orden y seguridad y propuso, para defender los puertos italianos, que naves militares y helicópteros controlen la salida de barcos con migrantes y los bloqueen antes de que entren en aguas italianas.

Salvini se considera el hombre fuerte del gobierno y pretende poder absoluto en el capítulo migratorio. La propuesta de Salvini llega inmediatamente después de un enfrentamiento con la ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, del Movimiento 5 Estrellas, partido que forma la coalición de gobierno populista junto a la Liga. La ministra Trenta criticó a Salvini, haciéndole responsable de la crítica situación que se está viviendo con algunas naves humanitarias, como el caso de la Sea Watch, cuya capitana alemana, Carola Reakete forzó el bloqueo impuesto por Salvini y atracó en Lampedusa.

«Sin las naves de la misión Sophia, vuelven las ONG. Lo que está sucediéndose podía haberse evitado», manifestó la ministra Trenta. La misión Sophia, con naves de diversos países de la UE que patrullaban en el Mediterráneo, quedó inutilizada y desapareció ante la negativa de Salvini a que los buques militares europeos desembarcaran los inmigrantes rescatados en puertos italianos. Frente al recuerdo y la defensa que la ministra Trenta hizo de la misión Sophia, la respuesta del líder de la Liga no se hizo esperar: «La misión Sophhia recuperó decenas de miles de inmigrantes y los llevó a Italia. Las naves militares no pueden ofrecer un servicio de taxi a las ONG», dijo Salvini.

«Misión peligrosa»

Los militares y la ministra de Defensa han mostrado su preocupación y reservas sobre la propuesta de Salvini, pues consideran que desplegar naves militares y helicópteros para blindar los puertos italianos es «una misión demasiado peligrosa». Advierten que sería «más útil invertir en tecnología para controlar las salidas de los barcos de migrantes».

En su guerra contra las ONG, el líder de la Liga ha introducido hoy una modificación al decreto sobre seguridad: Imponer multas desde 150.000 euros hasta un millón de euros a las naves que no respeten la prohibición de ingreso en las aguas italianas. Hasta ahora, el límite de las multas se situaba en 50.000 euros.

La Liga, récord de consenso

Hasta ahora, toda la política del ministro del Interior sobre migración se basa en una campaña propagandística sobre el temor a una invasión de inmigrantes. Esta política de Salvini cuenta con el apoyo del 60% de los italianos, según las encuestas, mientras la intención del voto a la Liga supera ya el 38 %.

La realidad es que a causa de la campaña propagandística de Salvini, Italia tiene hoy una visión equivocada sobre la realidad. Un estudio del Instituto Cattáneo indica, según una encuesta, que los italianos piensan que los inmigrantes no-UE en Italia son un 25 %, cuando la realidad es que son el 7 %, un porcentaje muy lejos de la percepción que tienen los italianos.

Ángel Gómez Fuentes

Visto 96 veces
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…