Domingo, 08 Septiembre 2019 00:00

Procesaron al ex administrador de Vialidad Nacional durante el kirchnerismo por irregularidades en una ruta de Formosa - Por Omar Lavieri

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Nelson Periotti debe declarar mañana en el juicio en el que está imputada Cristina Fernández de Kirchner

 

Nelson Periotti fue el Administrador General de la Dirección Nacional de Vialidad durante los 12 años de gobierno del kirchnerismo. Antes había estado al frente de Vialidad en la provincia de Santa Cruz. Hombre de confianza de los Kirchner, este lunes será el primero en declarar en indagatoria en el juicio oral y público que se realiza por el otorgamiento de 51 rutas en Santa Cruz para favorecer con millonarios contratos de obra vial al empresario Lázaro Báez entre entre 2003 y 2015.

Entre los imputados en esa causa se encuentra Cristina Fernández de Kirchner, ex presidenta y candidata a la vicepresidencia de la Nación por el Frente de Todos. Habitualmente Periotti y su mujer se sientan delante de la ex presidente en la sala donde se realiza el juicio. Mañana cuando declare Periotti -iniciará la ronda de indagatorias- la candidata a vice no estará en la sala de audiencias. Pidió y le concedieron el permiso-igual que a otros acusados- para comparecer solo el día que le toque declarar.

El juicio se realiza en el subsuelo del edificio de Comodoro Py. Hace dos semanas, en un despacho del cuarto piso de mismo edificio, Periotti fue procesado por el delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de la administración pública. Esta vez las irregularidades fueron detectadas en relación a un contrato de reparación y mantenimiento de la ruta nacional 81 en la provincia de Formosa, gobernada desde 1995 por el dirigente peronista Gildo Insfrán.

El juez federal Marcelo Martínez De Giorgi procesó a Periotti, a los funcionarios de Vialidad Nacional que cumplían funciones en la sede central del organismo y a los que trabajaban en la provincia de Formosa y que debían supervisar el cumplimiento del contrato. También fueron procesados Jorge Cibraro, uno de los dueños de la empresa de obra pública con sede en la ciudad de La Plata ICF S.A., y Hardy quien fue el representante técnico de esa firma responsable por la obra. Los integrantes de la empresa fueron procesados por fraude contra la administración pública.

La denuncia fue realizada por Javier Iguacel en 2016 cuando encabezaba Vialidad Nacional. El fiscal del caso es Franco Picardi y en la causa tuvo la colaboración de Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA) que encabeza Sergio Rodríguez. En 2007 la empresa ICF S.A. fue adjudicataria de la obra de reparación y mantenimiento de un tramo de la ruta 81 por un período de 60 meses que venció en mayo 2013. La licitación que debía realizar Vialidad Nacional en 2013 fue -según se determinó en la causa judicial- retrasada a propósito para prorrogar el contrato con la empresa ICF S.A.

En el procesamiento dictado por Martínez De Giorgi –al que accedió Infobae a través de fuentes judiciales- se destaca la conclusión al respecto que sacó la PIA. El juez señaló: "En opinión de la repartición del MPF especializada en la actividad administrativa, la conducta de los funcionarios de la DNV deliberadamente retrasó el proceso licitatorio para prorrogar por tres años el contrato a la empresa que venía prestando los servicios, considerándose que con esta desnaturalización de la excepción de la prórroga se ocasionó un perjuicio al erario público, ya que Vialidad Nacional fue privada de poder acceder a la oferta más conveniente".

A partir del retraso de la licitación se le prorrogó el contrato a ICF S.A. hasta 2016 y se incluyeron en trabajos adicionales cuyos precios fueron más caros para las arcas públicas. También se estableció que se hicieron pagos a la empresa por certificados de obra por hechos que nunca se concretaron. Los investigadores calculan que el perjuicio para el Estado durante las prórrogas del contrato fue de unos 35 millones de pesos. Martínez De Giorgi dictó los procesamientos sin prisión preventiva y estableció embargos de 75 millones de esos tanto para Periotti como para Cibrero.

No es la primera vez que Periotti y Cibraro fueron procesados juntos en una causa judicial. En la derivación del Caso Cuadernos en la que el juez Claudio Bonadio procesó a ex funcionarios y a decenas de empresarios por la cartelización de la obra pública, ambos están entre los integrantes de la asociación ilícita descripta por el magistrado. Según Ernesto Clarens, el financista arrepentido que recolectaba las coimas que pagaban los empresarios, "por la empresa ICF venía Jorge Cibraro". "Venía", en la jerga que usó Clarens para describir el mecanismo de pago de coimas, quiere decir que "iba con el dinero a sus oficinas". Cibraro tuvo 45 llamados con los teléfonos que utilizaba Clarens. En el expediente de la cartelización de la obra pública se determinó que ICF S.A. obtuvo contratos entre 2003 y 2015 por 850 millones de pesos. El empresario Cibraro fue procesado por Bonadio como coautor de 18 hechos de cohecho activo.


Omar Lavieri
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Visto 79 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…