Martes, 14 Enero 2020 00:00

España: Las dudas sobre la agenda económica de Sánchez ya enfrían la inversión

Escrito por  Daniel Caballero
Valora este artículo
(0 votos)

 

Compañías del Ibex cancelan encuentros financieros y las agencias de «rating» avisan en sus informes internos del riesgo de la incertidumbre.

Su reacción no se ha hecho esperar. Grandes empresas e inversores extranjeros permanecen alerta ante la agenda económica del nuevo Gobierno PSOE-Unidas Podemos y ya han enfriado sus planes de compras o expansión para España.

Concretamente, compañías del Ibex 35 han cancelado recientemente encuentros con inversores dado el devenir que le espera a la economía española. El dinero es miedoso, y en este caso el dicho se ha convertido en hecho.

La desaceleración está presente -aunque el Ejecutivo niegue la atonía- después de que el Banco de España avanzara a finales de diciembre que España creció un 2% el año pasado. Una cifra aún por encima de la de nuestros socios europeos, pero cuatro décimas por debajo del dato de 2018 y una décima menos que la previsión del Gobierno.

El mercado laboral es la otra pata que más preocupa al mundo financiero. El pasado ejercicio el desempleo cayó al menor ritmo en siete años (1,2%), mientras que el número de ocupados se apuntó un crecimiento de solo el 2%, la estadística más tibia desde 2013. Así, este año que acaba de finalizar se crearon 180.000 menos ocupados que en 2018.

Este escenario y, especialmente, las medidas que adopte el tándem Sánchez-Iglesias dejan al Ibex sin capacidad de «vender» las bondades del territorio. «No hay nada bueno que decir de la economía española», explican fuentes cercanas a una de las sociedades que tuvo que cancelar un «roadshow» con inversores. En su caso, no tienen planes de retomar las reuniones a las que tuvieran que dar marcha atrás porque todavía no se conoce hasta qué punto el Gobierno Sánchez cumplirá lo pactado con Iglesias.

A saber, la subida de impuestos -tributación mínima del 15% a grandes corporaciones y del 18% para entidades financieras y compañías de hidrocarburos-, el gravamen del 5% sobre los dividendos que repatrian las multinacionales o la creación de tributos como la tasa Google o el referido a las transacciones financieras. A ello hay que unir, también, el vuelco que planean dar a la reforma laboral.

Más allá de las grandes compañías, en las gestoras de fondos y bancos de inversión la preocupación es creciente, según ha podido confirmar ABC. Por el momento, Barclays ya se ha pronunciado al alertar de que este Gobierno tan débil amenaza el crecimiento a medio plazo. Y otras de las advertencias tempranas vienen de las agencias de calificación. Standard & Poor’s y Moody’s incidieron la semana pasada en la necesidad de acotar el gasto, mantener la reforma laboral y sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2020.

 

Ambas organizaciones, con tono tranquilo y sin excesos en sus comentarios, lanzaron un mensaje de calma hasta que se pongan en marcha las medidas pactadas.

Por las dudas actuales sobre cuáles serán los pasos de Sánchez tradicionalmente ambas agencias animan a mantener la reforma laboral, lo cual ahora es competencia de una ministra de Trabajo comunista como Yolanda Díaz.

 

Sin embargo, las fuentes consultadas por este periódico señalan que los informes internos de las principales agencias de «rating» son mucho menos halagüeños de lo que transmiten en público. La incertidumbre les mantiene en guardia de cara a futuras revisiones de la calificación, pensando ya en el periodo que se abra a partir de marzo tras el melón en el aire de los Presupuestos.

Asimismo, las advertencias llegan también en forma de encuesta. El 83% de los inversores considera la inestabilidad política como el principal riesgo para España, seguida de Cataluña con el 43,3%, tal como constata un reciente barómetro de Kreab, elaborado antes de la formación de Gobierno pero pensando ya en el Ejecutivo que vendría. Un aviso de que las señales apuntan a un panorama más negativo que años atrás.

Síntomas de agotamiento

En hechos concretos, un informe publicado ayer por Euler Hermes pone de manifiesto que las insolvencias empresariales volvieron a crecer el año pasado por primera vez desde 2013. Un 4,7%, mientras que vaticinan un 4,9% de alza para 2020, hasta los 4.300 procesos de concurso.

Un síntoma más de que la desaceleración es una realidad en España, creciendo las insolvencias en nuestro país a uno de los mayores ritmos de la Eurozona. 

 

Daniel Caballero


Visto 178 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…