Miércoles, 05 Febrero 2020 00:00

La UE no aceptará competencia desleal de productos británicos

Escrito por  Jaume Masdeu
Valora este artículo
(0 votos)

 

Por algo le llaman el hombre tranquilo. Barnier nunca pierde la calma y menos ahora, al empezar las arduas negociaciones que tienen que conducir a establecer la relación futura entre la UE y el Reino Unido. 

“Estoy tranquilo, no me voy a dejar impresionar por una u otra declaración”, dijo el negociador europeo del Brexit, en referencia indirecta a las palabras provocadoras del primer ministro británico, Boris Johnson.

 

Y de esta forma, imperturbable, presentó su propuesta de mandato negociador. Se trata básicamente, de la intención de llegar a un acuerdo lo más ambicioso posible, pero con dos condiciones básicas: no se aceptará competencia desleal de los productos británicos en el mercado europeo, y es indispensable que haya también un acuerdo en pesca, otro punto que se presenta espinoso.

 

Un acuerdo ambicioso

 

“Estamos preparados para proponer un acuerdo comercial muy ambicioso como pilar central del partenariado”, dijo Barnier, un acuerdo que eliminaría todos los aranceles y todas las cuotas, algo inédito, según el negociador. “Cuánto más el Reino Unido quiera estar próximo (de las reglas de la UE), más fácil será el acceso al mercado único, pero nada es gratuito”, añadió el francés, señalando que “no somos ingenuos”.

 

Éste es uno de los puntos centrales de estas negociaciones que empezarán en la primera semana de marzo. La Unión Europea sigue fiel a su trilogía de ofrecer cero aranceles y cero cuotas, pero a cambio de también dejar a cero la competencia desleal, por lo que requiere al Reino Unido que asuma sus estándares en temas sociales, de medio ambiente, fiscal y ayudas de estado. Además, en Bruselas subrayan que esta exigencia no es nada nuevo, si no que ya figura en la declaración política firmada y asumida por Boris Johnson.

 

España

 

Otro aspecto que será complicado es el de la pesca. La Comisión Europea exige una acceso recíproco a los mercados y a las aguas con cuotas estables, y ha advertido que el acuerdo de la pesca, que tendría que cerrarse antes del uno de julio, no se puede disociar del acuerdo global.

 

Por otro lado, España mantiene su derecho de veto sobre cualquier acuerdo que afecte a Gibraltar. El Acuerdo de Retirada no contempla el Peñón, y para acuerdos futuros, será indispensable la aprobación española. 

 

“Ningún acuerdo entre la Unión y el Reino Unido negociado en base a estas directivas de negociación incluirá Gibraltar”, se especifica en el texto presentado. Existía la posibilidad de que hoy se hubiera presentado también un mandato paralelo centrado en Gibraltar, pero, según fuentes de la Comisión Europea, España no mostró interés. Prefiere esperar intentando situarse en una mejor situación negociadora, intentar forzar la presión y que sea Gibraltar quién se mueva para pedir la iniciativa.

 

Jaume Masdeu

Visto 76 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…