Jueves, 06 Febrero 2020 00:00

Avanza la causa por supuestos sobreprecios en una obra millonaria que dirigirá Aníbal Fernández - Por Lucía Salinas

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Es la usina térmica de Río Turbio. El juez Luis Rodríguez indagará a directivos de la contratista española Isolux/Corsán. Luego decidirá su procesa a De Vido, Baratta y otros ex funcionarios.

 

Después de heredar el expediente sobre los presuntos sobreprecios en la usina de carbón de Río Turbio de manos del juez Claudio Bonadio, su colega Luis Rodríguez ordenó nuevas indagatorias para resolver en las próximas semanas la situación procesal de Julio De Vido, Roberto Baratta, Jorge Mayoral, el ex gobernador santacruceño Daniel Peralta y directivos de Isolux Corsán, la constructora española también investigada en el caso cuadernos de las coimas. La obra está bajo la órbita de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT) cuyo flamante interventor es Aníbal Fernández, quien además aseguró que la usina se concluirá.

De Vido, Baratta, el ex secretario de Minería Jorge Mayoral, Peralta, Juan Carlos De Goycochea (ex Isolux), Ernesto Maxit (de la misma empresa) y Miguel Larregina (ex coordinador de YCRT), entre otros, se encuentran imputados en el expediente que investiga los presuntos sobreprecios en la construcción de la usina térmica de Río Turbio que impulsó el gobierno de Cristina Kirchner pero que nunca se concluyó, y que la gestión de Mauricio Macri detuvo por las sospechas de corrupción.

En una primera etapa, cuando la investigación estuvo a cargo del juez Bonadio, se realizaron las indagatorias, pero una vez radicado el caso en el juzgado de Luis Rodríguez el magistrado decidió ampliar la ronda de indagatorias antes de resolver la situación procesal de los implicados.

Ahora, Rodríguez citó por primera vez a diversas autoridades de Isolux/Corsán para que den detalles de la obra cuestionada.

En su momento, Bonadio había sobreseído a los acusados, pero la Procuraduría de Investigaciones Administrativas (PIA), que conduce Sergio Rodríguez, reclamó su apertura, y la Cámara Federal porteña hizo lugar. Por eso, el magistrado ordenó una pericia para determinar si efectivamente hubo sobreprecios en la obra que prometía generar 240 MW.

Ese informe pericial será contrastado con el de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) que fijó un sobreprecio de más del 90% en la obra adjudicada a Isolux Corsán. Esta obra se presupuestó con parte de los fondos que Planificación Federal destinó a la modernización y puesta en valor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YCRT), responsable de abastecer de carbón a la usina que nunca se terminó.

Según la SIGEN, la obra modificó 11 veces su costo inicial, elevando su valor a 1.631.355.105 dólares, cuando había sido adjudicada por 857.341.128 dólares: los adicionales de la obra incrementaron el 90,28% del contrato original. "Nos encontramos con procesos decisorios carentes de razonabilidad y legalidad”, lo que “ocasionó un dispendio de recursos en perjuicio del erario público”, dice el informe.

Otro informe pericial confirmó las sospechas. Según el fiscal Guillermo Marijuan, “la oferta realizada por la UTE que fijó los costos en un valor de 857.341.128 dólares, equivalente a 2.662 millones de pesos. Sin embargo, como consecuencia de las variaciones y posteriores contrataciones otorgadas a Isolux Corsán en el marco del mismo proceso licitatorio, el nuevo valor de contrato ascendió a U$S 1.726.251.982”, explicita el documento oficial..

El valor del sobreprecio arrojado por los peritos es incluso superior al que había determinado la SIGEN. En su dictamen, Marijuan indicó que hubo “ausencia de controles, falta de evaluación de las áreas competentes encargadas de salvaguardar el patrimonio del Estado y el incumplimiento por parte de la contratista de las obligaciones asumidas en la licitación”.

En la acusación que impulsó las indagatorias, el fiscal determinó que dichas irregularidades “permiten sospechar” que el gobierno de Cristina Kirchner “buscó beneficiar a Isolux Corsán”.

Ahora el juez Rodríguez citó por primera vez a varias autoridades de Isolux/Corsán, para que den detalles de la obra cuestionada. Después de concluida esta etapa, resolverá la situación procesal de los acusados.

Según pudo saber Clarín de fuentes judiciales, en principio no se encargará una nueva pericia, ya que la existente en la causa "fue suficiente para dar acreditado el estado de sospecha que permite recibir las indagatorias", señalaron.

Esta obra está bajo la órbita de YCRT, la empresa minera de Santa Cruz que desde la semana pasada dirige Aníbal Fernández. El flamante interventor señaló en su momento a este diario que la usina, pese a las sospechas de corrupción, "es una obra que se concluirá. No se puede privar a la provincia de una obra que genere más energía".

La Usina Termoeléctrica es una de las obras investigadas en la causa que condujo a Julio De Vido a prisión, que ahora cumple en su domicilio. El ex ministro está acusado por el supuesto desvío de 176 millones de pesos de una partida de 26.000 millones, que debían dirigirse a la modernización y puesta en valor de YCRT. El juez Rodríguez fue quien lo procesó y envió a juicio oral por dicha imputación.

Lucía Salinas

Visto 152 veces

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…