Gabriel Profiti

Gabriel Profiti

"La jugada salió mal". Sin excusas, los laderos de Florencio Randazzo ven el horizonte poco alentador luego de que Cristina Kirchner sacrificara al PJ para pulverizar cualquier posibilidad de que surja un nuevo liderazgo partidario.

 

"No hay que dejarse llevar por las voces que necesitan que fracase el cambio, empezando por la ex presidenta Cristina Kirchner. Desde el primer día demostraron ese rechazo profundo a la voluntad democrática de los argentinos". Un día después de que de la CGT definiera el paro general del 6 de abril, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le puso nombre y apellido al supuesto plan de desestabilización que asedia al Gobierno.

 

El Foro de Inversión y Negocios sirve al Gobierno, de mínima, para que los elogios sobre "la nueva Argentina" que la crema del mundo reparte en reuniones internacionales tengan una caja de resonancia local, donde el clima económico es adverso.

 

Una nueva Argentina alineada a los grandes objetivos internacionales y sin antinomias, fue el mensaje que buscó transmitir el presidente Mauricio Macri al dar su primer discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas.

 

Un tenista profesional se encarama en los primeros lugares del ranking cuando logra desplegar un juego agresivo, con alta proporción de tiros ganadores y pocos errores no forzados. Si tiene buenos golpes pero falla mucho, pierde.

 

Los gremios se movilizan, los empresarios se quejan, la oposición se endurece y eventuales aliados toman distancia.

 

Con la polémica por las tarifas de los servicios públicos en pausa, el Gobierno apuesta fuerte a la aparición de brotes de la economía antes de fin de año para amortiguar la tensión social y desovar una primavera política.

 

Como en las partidas de naipes en las que lo que se lleva uno le resta a su adversario, la política argentina empieza a transitar un juego de suma cero, cuyo patrón de movimiento será el éxito o el fracaso de la política económica de Mauricio Macri.

 

"Yo lo quiero mucho más a Mauricio Macri que algunos de sus dirigentes y parientes", soltó Elisa Carrió en su búsqueda por esterilizar al Gobierno nacional, a la administración bonaerense y a la oferta electoral del frente Cambiemos.

La Argentina cumple dos siglos de convulsión, con épocas de apogeo y otras de abrupta caída, anclada por las continuas interrupciones dictatoriales de la centuria pasada, y aún sin despegar en el período más largo en democracia, de casi 33 años.

Apenas apareció José López lanzando dólares al interior de un monasterio, Mauricio Macri convalidó la sugerencia de su jefe de Gabinete, Marcos Peña, de activar la Ley del arrepentido de casos de corrupción, que había quedado suspendida meses antes por pedido del ala dialoguista del PJ en el Congreso.

 

La embestida judicial contra el kirchnerismo, algunos triunfos políticos del macrismo y la deuda económica enmarcan el inicio del segundo semestre de 2016, justamente el momento en el que el Gobierno fijó la bisagra para la reactivación del país.

"El Presidente está sujeto a presiones, pero está bien. Y éste fue el primer episodio de este tipo", resumió el vocero presidencial, Iván Pavlovsky, en referencia a la arritmia sufrida por Mauricio Macri, que con su gobierno aún en fase inicial y embrollado, significa un llamado de atención.

Para el grupo de ministros y funcionarios de primera línea que desayuna periódicamente cerca del despacho de Mauricio Macri, con planillas de datos e información recién horneada, la inflación ya entró en el camino descendente esperado y el nuevo desafío a enfrentar, en parte como coletazo del anterior, es la recesión.

Dicen que el tiempo todo lo cura pero será difícil que el kirchnerismo vuelva a ser el que fue luego de que uno de sus hombres fuera detenido en pleno lanzamiento de billetes al interior de un monasterio de General Rodríguez.

Una de las tareas de la comunicación política es disfrazar la debilidad en fortaleza y eso es lo que el Gobierno intentó instalar luego de que Mauricio Macri se resignara a aceptar la sanción de la Ley Antidespidos para luego vetarla.

El "Proyecto de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados" persigue la necesidad política de instalar una agenda positiva en medio de un fuerte ajuste económico, pero también implica un aporte a la normalidad institucional.

"Hasta este momento sabemos que los trabajadores perdieron un 10 por ciento de poder adquisitivo, pero eso se va a revertir antes de fin de año". La definición, cruda, corresponde a un hombre clave del gabinete de Mauricio Macri en medio del peor momento político y económico del Gobierno.

Un juego legislativo para la tribuna sobre la cuestión del empleo consumió esta semana gran parte de la energía política disponible y compartió cartel con situaciones más determinantes para la realidad argentina como la crisis institucional brasileña.

Luego de un año marcado por los contrapuntos, Mauricio Macri prepara su segundo encuentro como presidente con el papa Francisco, esperanzado en entablar, ahora sí, una relación de afinidad con el argentino que conduce la Iglesia Católica.

 

La confirmación oficial de que uno de cada tres argentinos es pobre parece haber acercado al Gobierno, la CGT y los empresarios para sentar las bases de un demorado acuerdo social y productivo.

 

La inseguridad volvió a ser la principal preocupación de los argentinos, la provincia de Buenos Aires volverá a ser clave en las elecciones de 2017 -y en adelante- y las fuerzas federales regresarán a las zonas calientes del territorio bonaerense.

 

La convocatoria al Diálogo para la Producción y el Trabajo, anunciada por el Gobierno, contempla una agenda de reformas que exceden la discusión por el bono de fin de año para trabajadores del ámbito privado y quizá del sector público.

 

Un Papa más cálido, abierto y sonriente.

Esas condiciones que habían brillado por su ausencia en la reunión de febrero pasado le permitieron mostrar a Mauricio Macri un vínculo cordial con un orfebre de la gestualidad como Francisco.

 

Después de haber piloteado la relación con un Congreso fragmentado y adverso, Mauricio Macri sufrió en cuatro días una ráfaga de derrotas parlamentarias, propinadas por propios, opositores moderados y detractores sin retorno.

 

El economista Fausto Spotorno lo definió como un "falso despegue". La actividad mostró en agosto brotes verdes pero en septiembre el soporte estadístico sobre el que el Gobierno busca contener el humor social volvió a desplomarse.

 

El triunfo de Donald Trump siembra interrogantes para la economía argentina y para la relación bilateral, a partir de los inciertos alcances de sus políticas, diferencias personales previas entre los presidentes y modelos económicos que parecen invertirse de la apertura al proteccionismo y viceversa.

 

La palabra que mejor define esta etapa del país es fragilidad. La recesión se prolonga más de lo esperado y el Gobierno se ve obligado a redoblar esfuerzos para domar la agenda política y sostener la paz social.

 

La verborragia cofundadora de Cambiemos denunció a tres funcionarios laderos del ministro Juan José Aranguren y encendió otra mecha dentro de la coalición que gobierna desde hace casi un año.

 

El retiro espiritual de Mauricio Macri y su gabinete buscó trazar una bisagra entre un año que se va con gusto a poco y otro que llega con metas ambiciosas y un desafío mayúsculo para el proyecto de Cambiemos como son las elecciones de medio término.

 

El Gobierno se alquiló solito un dolor de cabeza con la reforma del impuesto a las Ganancias, pero en simultáneo la discusión destapó internas en prácticamente todos los campamentos políticos y sectores involucrados en la pulseada.

 

El despido de Alfonso Prat Gay del Gobierno obedeció a un mix de desgaste en las relaciones personales y diferencias de criterio con el propio Presidente, cuya secuela podría ser un cañonazo contra las políticas de "gradualismo" económico.

 

¿Podrá Mauricio Macri finalmente reactivar al país con su receta económica? ¿Habrá alguna mejora palpable de la seguridad? ¿Cómo llegará y cómo saldrá el gobierno de esa bisagra que son las elecciones de medio término? ¿Cristina Kirchner irá presa y/o será candidata? ¿Cuántos peronismos habrá en las urnas?

 

La "ingobernabilidad", la eliminación de beneficios sociales y el favoritismo a empresarios amigos, familiares y ricos eran los principales temores del electorado a un gobierno de Mauricio Macri en la campaña que finalmente lo encumbró en la Presidencia.

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…