Roberto Cachanosky

Roberto Cachanosky

¿Tenemos hoy una caída en la demanda de moneda, un cambio de cartera de inversiones o ambas cosas?

 

 

En base al acuerdo al que se llegó con el FMI, el déficit fiscal primario deberá bajar de 2,7% del PBI este año a 1,3% del PBI en 2019

 

La crisis cambiaria que estamos viviendo actualmente es, a mi entender, el pase de factura de la realidad por haber sobrestimado la imagen de Mauricio Macri en el exterior en diciembre de 2015 y haber subestimado el apoyo interno que tendría para encarar una herencia económica y cultural terrible

 

No es la primera vez que Argentina enfrenta una corrida cambiaria. En los últimos 45 años hubo infinidad, todas originadas en problemas fiscales

 

El costo de la política es muy elevado, pero nadie quiere hacerse cargo. Qué establece el Presupuesto 2018

 

En principio el acuerdo con el FMI le permite al Gobierno intentar salir del atolladero financiero en que se fue metiendo por no acelerar, en su momento, la baja del Presupuesto

 

Aún no se sabe en qué rubros se va a bajar el gasto. Se comunicó un recorte de $20.400 millones: el equivalente al 0,16%, pero se repiten varias medidas ya anunciadas

El rol de la política monetaria y la fiscal para llevar la inflación al rango de un dígito

Sería bueno que Cambiemos empiece a cambiar el discurso de confrontación que hundió a la Argentina

 

Las frases de onda de paz y de amor no le dejaron ver a la gente la herencia recibida

 

En la Argentina el FMI es casi una mala palabra. Podríamos decir que es "la" causa de todas nuestras desgracias. Confieso que esa institución no me cae muy simpática ya que nació en Bretton Woods en 1944, poco antes de que terminara la Segunda Guerra Mundial y fue inspiración de Keynes entre otros economistas.

 

Ningún nivel de tasa de interés puede ser sustituto de la confianza que puede generar un plan económico consistente

 

Esa es la vara que eligió el presidente Mauricio Macri para que se evalúe su gestión a fin del mandato

 

Cuando uno ve que empiezan a justificar la inflación porque subieron las tarifas de los servicios públicos, la carne, comenzaron las clases o los repollitos de bruselas, entonces no están dando una explicación del problema

 

Diferentes funcionarios vienen afirmando que el nivel de endeudamiento no es preocupante y consideran que la relación con el PBI es baja

 

Casi 1,2 millones de personas dejaron de ser pobres de acuerdo a los datos del Indec. No obstante todavía falta ver si esta baja es una cuestión estadística o una tendencia producto de una política económica que crea puestos de trabajo surgidos de la inversión

 

Forma parte de los desequilibrios gemelos, junto con el fiscal. Efectos sobre la economía

 

Me parece que si el gobierno realmente quiere solucionar el problema económico, tiene que dejar de lado los discursos tipo relato de lo bien que vamos y empezar a hacer docencia

 

El problema de fondo no es el déficit fiscal, sino el nivel de gasto público

El lento camino de la reducción del déficit fiscal de la Administración Central

 

La magnífica obra de Ayn Rand muestra qué sucedería en un país - en el caso de su obra, Estados Unidos- en el cual el Estado interviene cada vez más en la economía

 

Durante dos años el gobierno de Cambiemos mantuvo "pisado" el tipo de cambio con las altas tasas de interés, el endeudamiento externo y las Lebac

 

El campo minado dejado por el kirchnerismo fue objeto de debate sobre cómo enfrentarlo. Primó la política hipergradualista

 

Sin duda los anuncios de reducción de gasto público que realizó el presidente Mauricio Macri, apuntan en la dirección correcta

 

La semana pasada el ministro Nicolás Dujovne presentó las cifras de diciembre y de todo 2017

 

El dato de inflación de diciembre encendió las luces amarillas sobre el problema inflacionario que no termina de ceder

En 2017 la variación anual del IPC disminuyó respecto de 2016, pero no estuvo tan lejos de los niveles que dejó el kirchnerismo, y se mantuvo en el podio entre las más alta en la región

Los anuncios del equipo económico fueron confusos y estuvieron lejos de generar expectativas positivas en los agentes del mercado

 

Ayer asistimos a un acto intentando impedir que funcione uno de las instituciones del estado como es el Congreso de la Nación

 

Todo el debate que se está dando en el Congreso sobre el tema de las jubilaciones es solo un parche para un sistema de reparto que es inviable, acá y en cualquier parte del mundo

 

Resulta bastante complicado hacer un balance de los dos años de presidencia de Mauricio Macri. La vara muy baja del gobierno K

 

Desde el inicio de la gestión Cambiemos se viene desarrollando el debate gradualismo versus shock

Los políticos no solo opinan de economía sin saber, también toman medidas o votan leyes que hacen verdaderos destrozos

 

El Gobierno debería replantearse si no es mejor endeudarse para reestructurar el sector público y así bajar el gasto y la carga tributaria

 

En el último documento emitido por la Jefatura de Gabinete se habla del desarrollo humano y se plantean una serie de propuestas para enfrentar el cuadro actual

 

El equilibrio de las finanzas públicas es uno de los desafíos que se ha fijado el Gobierno

 

El Presidente advierte que con este nivel de gasto público, esta presión tributaria y este nivel de déficit fiscal es inviable el crecimiento

 

Finalmente Cambiemos logró un resultado electoral realmente importante

 

El gran error, que ni los políticos se animan a aclarar, es que con este régimen no hay aportes que se contabilizan a una persona, porque difiere del sistema de ahorro individual

 

Si el resultado electoral del 22 de octubre es el que se perfila actualmente, Mauricio Macri va a tener un importante capital político que, aunque no le permita tener el control de ambas cámaras legislativas, le otorgará un mayor margen de maniobra que el que tuvo hasta ahora.

 

Poco tiempo atrás, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, afirmó que tiene que haber un violento ajuste de la política en cargos y asesores" y planteó que "ya no se le puede pedir más a la gente"

 

Conceptualmente hay un problema mucho mayor que es la ineficiencia con que se asignan los recursos productivos quitándole competitividad a la economía

 

La marchita logró el objetivo de combatir el capital y con eso consiguió consolidar la pobreza y la desocupación en Argentina

 

El país es un raro caso, ya que involucionó en materia económica. El deterioro de la calidad de sus instituciones fue la clave en este proceso

 

En Argentina chocan la presión impositiva con las aspiraciones de crecimiento de largo plazo. Irlanda logró crecer con rebaja de impuestos

 

Acertadamente Mauricio Macri viene insistiendo con que no hay que tener miedo de incorporarse al mundo y que, por el contrario, hay que verlo como una oportunidad

 

El típico argumento para no bajar los impuestos en forma inmediata es que primero hay que reducir la tasa de evasión impositiva. Es decir, una vez que muchos contribuyentes paguen altos impuestos es posible pensar en bajar la tasa de los mismos

En primer lugar, es muy raro que un político vaya a bajar los impuestos si logra que muchos paguen altos impuestos. Tener plata para hacer populismo siempre es una tentación difícil de ignorar. Hay que tener una fuerte convicción republicana para bajar el gasto público.

En segundo lugar, esta historia la vengo escuchando desde hace décadas: primero hay que bajar la tasa de evasión y luego podremos reducir los impuestos. La evidencia empírica muestra que a mayor carga tributaria más trabajo en negro y a los que estamos en blanco nos cocinan a fuego lento con una presión tributaria cada vez más asfixiante.

Cabe destacar que la Argentina es uno de los países con una tasa del Impuesto a las Ganancias para las empresas más alta del mundo. Siendo que necesitamos en forma urgente inversiones para crear puestos de trabajo y entrar en una senda de crecimiento de largo plazo, Argentina no puede darse el lujo de no ser competitiva en materia impositiva. Ya bastante tenemos con cargar en nuestro historial con ser uno de los países en que el estado viola sistemáticamente las reglas de juego, como para encima pretender atraer inversiones con semejante carga tributaria, que encima no permite el ajuste de los balances por inflación.

El gráfico muestra con nitidez que en la Argentina estamos más caros que el promedio de América Latina, el promedio de Europa, Asia, etc.

La pregunta es ¿por qué invertir en Argentina si hay países que tienen un Impuesto a las Ganancias a las corporaciones mucho menores como, por ejemplo, Irlanda, que le cobra el 12,5% o Suecia que aplica solo el 22 por ciento?

¿Funciona la curva de Laffer como para bajar los impuestos en Argentina?

La referencia que uno puede tomar es la fuerte baja de impuestos que aplicó Ronald Reagan en 1981, algo que ahora quiere reeditar Donald Trump.

Considerando el desafío que tenemos por delante de atraer inversiones es bueno preguntarse si en los hechos funciona la curva de Laffer. Al respecto una buena referencia es Irlanda que bajó de tal manera la tasa del Impuesto a las Ganancias para las corporaciones que el resto de Europa la acusa de dumping impositivo.

El otro caso emblemático es el de la administración Reagan. Recordemos que Ronald Reagan bajó la tasa marginal más alta que era del 70% al 28%. La pregunta que sigue es: ¿qué ocurrió con la recaudación de los impuestos federales a lo largo de esos 8 años? Si comparamos la recaudación de impuestos federales contra el PBI, Reagan logra obtener casi los mismos ingresos tributarios que cuando asumió.

Como puede verse en el siguiente gráfico, Jimmy Carter deja su último año de mandato en 1980 con una relación recaudación impuestos federales/PBI del 18,1% y Reagan deja su último año de mandato con una relación del 17,5%, solo 0,6 puntos porcentuales menos pero con la economía creciendo y habiendo bajado la inflación que recibió de Carter de dos dígitos anuales a un dígito.

Es más, en 1989 los ingresos federales superaban al promedio de la década del 70 o los igualaban a pesar de haber bajado fuertemente la carga tributaria.

El plan económico de Reagan se basaba en tres pilares: 1) baja de impuestos; 2) reducción del gasto público; y 3) desregular la economía. La baja de impuesto se produjo. La desregulación de la economía fue muy amplia. Se eliminaron controles de precios que venían de la era Carter. Reagan enfrentó la huelga de los controladores aéreos. Los reemplazó por controladores de la fuerza aérea y los despidió. Al igual que Tatcher que se mantuvo firme con la huelga de los mineros, una de las claves de ambos mandatarios fue no achicarse ante la extorsión sindical. También Reagan desreguló el precio del petróleo. Lo que no consiguió fue reducir el gasto público. El incremento en el gasto se produjo por más gastos en defensa (recordemos que en esos años todavía estaba la guerra fría) y el incremento de los intereses de la deuda pública como parte del gasto federal a raíz del mayor déficit fiscal inicial.

El resultado de la política económica de Reagan fue un crecimiento promedio anual del 3,8%; bajó la inflación de dos dígitos altos a una inflación anual del 3 al 4 por ciento anual, la desocupación que estaba en el 7,2% cuando se fue Carter, subió en los dos primeros años y luego fue descendiendo hasta llegar al 5%. Lo que tuvo Reagan fue un aumento del déficit fiscal inicial que llegó al 5,7% del PBI pero terminó reduciéndolo al 2,7% a pesar de no haber bajado el gasto público, lo cual indica que la combinación de reducción de impuestos y desregulación de la economía fue lo suficientemente potente como para incrementar la recaudación.

Volviendo a la Argentina, tanto EE.UU. como Irlanda y la reducción y quita de retenciones a las exportaciones de granos en nuestro país muestran que importantes reducciones tributarias generan un estímulo significativo en la economía ya que le devuelven poder de compra al contribuyente y transforman inversiones que antes no eran viables por la carga tributaria en inversiones viables. Sólo basta ver cómo están creciendo las ventas de tractores, cosechadoras, silos, etc. para advertir cómo la inversión se dispara cuando se reduce la carga impositiva.

Si luego de las elecciones el Gobierno logra un acuerdo con la oposición (PJ no k, massismo, etc.) para encarar una importante reducción impositiva; una reforma del Estado que permita bajar el gasto público (en nuestro caso va a ser indispensable porque el gasto público y déficit fiscal son récords heredados del kirchnerismo) y desregular aún más la economía, no sé si se darán los 20 años de crecimiento que pronosticó Nicolás Dujovne, pero sin duda por varios años la economía entrará en un sendero de crecimiento de largo plazo.

Roberto Cachanosky

Tras la buena performance electoral, resta ver si el Mauricio Macri iniciará un proceso de cambios estructurales para pasar de la reactivación al crecimiento

 

El Gobierno llega a los comicios de medio término con algunos logros económicos, pero insuficientes como para mostrar un éxito contundente de su política

 

Tendencia y volatilidad del tipo de cambio de pesos por dólar en un régimen de flotación administrada

 

Página 1 de 3

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…