Sergio Berensztein

Sergio Berensztein

Macri lo había prometido, pero hizo lo contrario. Alberto Fernández lo insinuó, aunque habla de "tierra arrasada".

 

Cumplido ya el primer mes de gestión y a modo de balance, podemos marcar que el presidente debió manejarse pendularmente entre la moderación, el pragmatismo y la intransigencia militante.

 

La crisis económica y la necesidad de combatir la inflación son reconocidas tanto por votantes del oficialismo como de la oposición. Para ambos sectores, educación, salud, cultura y jubilados figuran entre las prioridades a solucionar.

 

La Argentina está a punto de tener un Consejo Económico y Social a nivel nacional, en el que diversos sectores pueden ser escuchados en busca de consensos

Para 9 de cada diez consultados, la situación económica está peor que el año anterior. En cambio, la mitad se muestra esperanzada de cara al 2020, siendo únicamente los votantes del Frente de Todos los que mantienen el optimismo.

 

La cultura política argentina ha tendido históricamente a repeler los acuerdos, que generalmente despiertan sospechas de opacidad, conspiraciones o incluso contubernios, y a privilegiar las grietas, que siempre han sido muy valoradas, a punto tal de definir (o al menos permear) identidades, valores y hasta ideologías.

 

Hasta la asunción del nuevo presidente, el escenario político presentaba, cepo mediante, una sorprendente y tediosa calma.

 

La salud y la economía coparon la agenda. Tomar decisiones tiene siempre costos que se acotan si están precedidas por un debate amplio y democrático.

 

Los ambiciosos objetivos que enunció el Presidente, lejos de convalidar la hipótesis peronista de "tierra arrasada", tienden a refrendar la idea cambiemita de que "la base está"

 

El gobierno del Frente de Todos deberá enfrentar un sinnúmero de desafíos, mencionar cada una de las dificultades por las que atraviesa nuestro país nos demandaría mucho más tiempo.

 

El enigma de cómo será el nuevo gobierno se develará pronto; los próximos 100 días podrían determinar el destino de la próxima década

 

Los mercados de los Estados Unidos están expectantes a las definiciones económicas del próximo presidente.

 

La legalización del aborto podría generar tensión con los gobernadores del norte. Las similitudes de su modelo con la socialdemocracia europea de los '90.

 

En ambos casos, se trata de un juego de fuerzas dinámico que podría rápidamente degenerar en el endurecimiento de posturas y la profundización del enfrentamiento

 

Tanto en economía como en política exterior, es importante despejar dudas sobre el programa de la nueva administración; la calidad institucional será muy observada

 

Lo que debería ser normal, una rutina habitual e institucionalizada, en la Argentina constituye una excepción: comenzó una transición considerada "ejemplar" entre dos gobiernos de diferentes signos políticos por el solo hecho de mantener las formas y sonreír en las fotos.

 

Este domingo se eligen presidente y vicepresidente, además de 130 diputados y 24 senadores nacionales.

 

El deterioro institucional es una de las principales causas de la decadencia secular que experimenta la Argentina.

 

Hemos tenido en estos 36 años de vida democrática diferentes tipos de gobiernos, coaliciones que los respaldaban, liderazgos presidenciales y desafíos en términos de gobernabilidad. Y la trayectoria institucional y de desarrollo que experimentó el país está muy por debajo del umbral mínimo de mediocridad.

 

La táctica desplegada por los candidatos fue de atender su propio juego. Interpelaron a su núcleo duro de votantes, pero sin propuestas concretas sobre los temas tratados.

 

Este domingo a las 21, el primero de los dos que se harán antes del 27 de octubre. Un recorrido por la historia.

 

 

En un contexto de crisis socioeconómica y profunda incertidumbre respecto del corto plazo, un área donde se produjo un avance significativo en materia de política pública es en la lucha contra el narcotráfico.

 

No fue la única ni la primera, pero el impulso hegemónico de Cristina luego de la victoria en las elecciones de 2011, las del 54%, está fresco en la memoria: el vamos por todo, la idea refundacional de que la Argentina había comenzado el 25 de mayo de 2003, la tabula rasa respecto del pasado y una ambiciosa construcción política y cultural apoyada en un hiperestatismo.

 

La Argentina es un país lleno de matices que impiden hacer generalizaciones. Lo que ocurrió el domingo pone de manifiesto que estas características de heterogeneidad y pluralismo tienen sobre todo que ver con el proceso político electoral.

 

La suma de dificultades económicas y desafíos a la investidura presidencial provenientes del kirchnerismo radicalizado sería el principal problema para Fernández si fuera elegido en octubre

 

El ejemplo es preocupante. Parecería que para que el Congreso funcione lo que hay que hacer es cortar la calle. El problema es que puede haber un efecto demostración y otros actores puedan empezar a actuar de forma similar para lograr réditos.

 

Este sábado, comenzó la campaña para las elecciones del 27 de octubre y nos preguntamos cómo "miden" los principales candidatos. Roberto Lavagna, es el único con balance positivo de imagen.

 

Tal vez sea prematuro hacer una evaluación completa de la experiencia de Cambiemos, pero algunos aprendizajes preliminares de los últimos años pueden ser útiles independientemente del resultado de estas elecciones.

 

En un contexto grave, es necesario que haya diálogo genuino y conducente entre los principales actores políticos

 

El actual se trata del sexto episodio crítico que la Argentina experimenta en los últimos 44 años; el principal desafío de la hora es la gobernabilidad

 

Más allá del descontento con el gobierno de Mauricio Macri, la unión de las distintas facciones de este espacio y el pragmatismo de Cristina Kirchner fueron claves en la contundente victoria del Frente de Todos en las PASO.

 

Una situación extraordinaria requiere decisiones fuera de lo común. Una elección primaria que carecía en principio de sentido derivó en uno de los hechos políticos más determinantes de los últimos tiempos. El sistema político quedó transformado a partir del domingo pasado.

 

Si el Gobierno lee el mensaje de las urnas, su administración puede finalizar de forma relativamente ordenada. De lo contrario, entraremos en una zona de fuertísimas turbulencias con riesgos de inestabilidad económica e institucional.

 

El planteo sobre una eventual manipulación de la información sobre el escrutinio provisorio de las PASO refleja un mal más profundo que arrastra la dirigencia argentina

 

Era evidente que la agudización del conflicto entre China y EEUU iba a generar repercusiones. Lo más importante es ver cómo puede impactar en el escenario no solo de las PASO sino también de las generales de octubre.

 

Pocos días antes de las PASO, un degradado debate electoral elude cuestiones de fondo urgentes para el país y preocupantes a largo plazo

 

En julio, se observa una mejora de 6 puntos porcentuales: el 35% de los bonaerenses aprueba lo realizado hasta el momento por el gobierno nacional, mientras que el 63% lo evalúa negativamente.

 

En un contexto de devaluación y sueldos por debajo de la inflación, la sustitución de primeras marcas ya se convirtió en un hábito de los argentinos.

 

La alusión peyorativa de la expresidenta a las segundas marcas revela tanto su desconocimiento de la economía como su desprecio por el esfuerzo emprendedor

 

La percepción que tiene el electorado de la situación económica en los dos distritos electorales más importantes del país y cómo podría impactar en las elecciones presidenciales.

 

No hay dos elecciones iguales: cada coyuntura es única e irrepetible y la configuración de la oferta electoral, en especial en entornos institucionales tan frágiles como el que padecemos en la Argentina, se transforma de manera casi permanente.

 

El último monitor que realizamos mensualmente junto a D´Alessio-Irol confirma la recuperación de las principales variables del Presidente, lo que genera un entorno propicio para el oficialismo en el inicio de la campaña por las PASO.

 

Por otra parte, los altos niveles de inflación y la incertidumbre sobre la actividad siguen estando al tope de los temas que más preocupan a los argentinos.

 

¿Podemos estar ante un motor de desarrollo para la Argentina? Sin lugar a dudas. Pero cuidado: si repetimos errores del pasado o caemos en las trampas en las que cayeron otros países podemos desperdiciar esta ocasión única.

 

En los acuerdos logrados en las cumbres internacionales prevalece el personalismo del gobernante de turno, lo cual relega a otros actores económicos y sociales

 

El distrito tiene una importancia capital en las elecciones. En la mayoría de las ocasiones desde el retorno de la democracia, el partido que gobernó la provincia es el que también ha ocupado la presidencia.

 

En un panorama polarizado, también importan el combate contra la pobreza, la falta de trabajo y la inseguridad, la incertidumbre económica y el castigo a los hechos de corrupción

 

El apagón del fin de semana pasado obliga a repensar aspectos fundamentales de los dilemas de seguridad del siglo XXI. Tradicionalmente, la infraestructura física más importante de un país era entendida como objetivo estratégico en términos militares: derribo de puentes, destrucción de vías férreas, inutilización de puertos y pistas de aterrizaje, ataques a los sistemas de agua, energía y comunicaciones.

 

El país podría estar comenzando a articular un sistema con un par de fuerzas preponderantes, amplias y diversas, que permitiría encarar mejor la agenda de reformas necesarias

 

Con la mira puesta en las primarias, el debate gira en torno a las fórmulas, en un clima de incertidumbre

 

Página 1 de 5

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…