Mariano Pérez de Eulate

Mariano Pérez de Eulate

La gobernadora María Eugenia Vidal tiene decidido crear una suerte de Oficina Anticorrupción en la Provincia, con competencia para investigar a cualquier funcionario que trabaje en la administración del Estado bonaerense.

 

En tiempos de un reordenamiento interno generado por la derrota electoral y el destape de casos de corrupción durante la última década, el PJ provincial está destinado a recibir y absorber el impacto de la denuncia penal presentada recientemente por la diputada Elisa Carrió contra Daniel Scioli, acaso el mayor crédito partidario para las elecciones legislativas del año que viene. Eso, claro, si la denuncia prospera y los tiempos judiciales obligan al ex gobernador a una exposición desgastante.

 

Hay un cargo vacante en el gabinete de María Eugenia Vidal que, en la dinámica de la interna de Cambiemos, resulta apetecible: la Asesoría General de Gobierno, un sillón que quedó libre cuando Gustavo Ferrari dejó ese cargo para asumir como nuevo ministro de Justicia, a principios de junio. Un silencioso y -por ahora- civilizado tironeo para acercar un reemplazante se desarrolla en los pasillos del poder bonaerense.

Aunque no lo pondere en su agenda pública, el Gobierno bonaerense comenzó a tomar plena conciencia de los coletazos sociales del ajuste tarifario en la Provincia.

Las montañas de dólares y euros descubiertas a José López están destinadas a causar un impacto significativo en la política argentina. Al menos a corto y mediano plazo. Más incluso que los videos de la financiera La Rosadita, donde gente del entorno del empresario Lázaro Báez contaba moneda extranjera sin inmutarse.

Lo admitió la gobernadora María Eugenia Vidal, al hablar del “momento difícil”. También el ministro más influyente de su gabinete, Federico Salvai.

Sonará incorrecto, pero más de un radical de la Provincia debe haber sonreído ayer cuando se enteró de la salida de Carlos Mahíques del ministerio de Justicia bonaerense. Esa cartera era uno de los lugares apetecidos por el principal socio del PRO en la alianza Cambiemos cuando la gobernadora María Eugenia Vidal armaba su gabinete, a fines del año pasado.

La política bonaerense vive momentos de definiciones, con la Legislatura como centro de discusiones. Se negocia la reformulación o no de la alianza de gobernabilidad sellada el año pasado entre el oficialismo de Cambiemos y el opositor Frente Renovador que lidera el diputado nacional Sergio Massa.

 

Fuera de los micrófonos, en cada reunión política de la que participa con dirigentes de su partido, la gobernadora María Eugenia Vidal insiste con un concepto que repite casi como un mantra: para que el gobierno gane las elecciones legislativas del año próximo será clave, imprescindible, la aceleración de la obra pública.

 

Detrás de la gran efervescencia que generó el anuncio de las modificaciones en el Servicio Penitenciario Bonaerense, en el gobierno de María Eugenia Vidal existen otros “ruidos” de gestión que tienen poco rebote hacia afuera de las paredes de Palacio pero que reconocen un inocultable impacto intramuros.

 

Con el reloj en cuenta regresiva permanente hacia los comicios del año próximo y un panorama electoral que todavía aparece incierto para Cambiemos, la gobernadora María Eugenia Vidal se ha visto obligada a reformular algunas alianzas dentro del mundo PRO.

 

Estas horas de tensas negociaciones en torno al Presupuesto bonaerense para 2017 y el eventual resultado de las mismas resultan una suerte de examen frenético para la llamada “mesa política” de la gobernadora María Eugenia Vidal, que integran algunos funcionarios de su gabinete y ciertos legisladores.

 

Los cambios en el gabinete provincial anunciados recientemente, que se concretarían antes de fin de año, dejaron un gran interrogante que es motivo de especulaciones en las mesas políticas de Cambiemos: qué sucederá con el ministerio de la Producción, cuyo titular, Joaquín de la Torre, se mudará a la cartera de Gobierno.

 

El vicegobernador de la Provincia, Daniel Salvador, asumirá esta tarde -en un acto que se realizará en un teatro de La Plata- como presidente de la UCR bonaerense. Reemplazará en ese sillón al diputado nacional Ricardo Alfonsín, un rival interno en la dinámica partidaria.

 

A más de un año de la piña electoral que le pegó la actual gobernadora María Eugenia Vidal, el peronismo bonaerense comienza a despertar de la somnolencia. Con cierta ayuda del oficialismo, que no le encuentra la vuelta a los tiempos de la recuperación económica, se insinúa el inicio de una reacción que debería culminar con una propuesta más o menos competitiva para las elecciones del año que viene.

 

La designación del sucesor de María del Carmen Falbo en la Procuración General de la Suprema Corte está tomando un cariz mucho más polémico del que soñó inicialmente María Eugenia Vidal cuando decidió impulsar para ese cargo (nada menos que el de jefe de todos los fiscales de la Provincia), a un hombre de su confianza: su secretario de Legal y Técnica en la Gobernación, Julio Conte Grand.

 

Después que pase el mes de enero y Julio Conte Grand, el nuevo Procurador General de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, se asiente en su flamante cargo, es altamente probable que se desate una nueva batalla en el Ministerio Público: la que buscará desplazar al subprocurador, Juan Ángel de Oliveira, para completar así un proceso de renovación total en ese organismo que se inició con la salida de María del Carmen Falbo del sillón principal.

 

Nadie podrá objetarle en un futuro a Elisa Carrió que no avisó con tiempo sobre sus planes políticos: más de un año antes de las definiciones electorales en la provincia de Buenos Aires, con comicios de medio término que serán cruciales para el Gobierno, Lilita acaba de avisar que su nueva obsesión es el territorio donde gobierna María Eugenia Vidal, a quien la une una relación de afecto. La actual diputada por la Capital Federal se apresta a ser candidata en las legislativas de 2017 en representación de un distrito que, hasta ahora, le ha sido ajeno.

Página 3 de 3

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…