Jorge Vasconcelos

Jorge Vasconcelos

Considerando el último quinquenio, el año 2020 no será el más dinámico en términos del crecimiento del PBI mundial, pero apunta a ser el de mayor equilibrio entre las variables relevantes del contexto global para un país como la Argentina.

 

El gasto público fuera de escala, los déficits fiscales recurrentes, los cepos y/o el endeudamiento como instrumento de financiación, constituyen un combo que en la Argentina reconoce un común denominador: la falta de desarrollo sustentable por un tiempo prolongado.

 

El Gobierno elevó la presión tributaria, y el peso consolidado de Nación y de las provincias pasaría de 28% a 29,6% del PIB.

Aunque obvia, la consigna del empleo como la política social más apropiada cobra plena actualidad, cuando se pone en contexto lo que está ocurriendo en los países de la región y asoman disidencias acerca de sus causas y las eventuales soluciones.

 

Un riesgo que asoma de cara al 10 de diciembre es que se intente cubrir la brecha presupuestaria sólo con más recaudación, incluido el impuesto inflacionario, o que se asuma que será resuelta de manera natural, a través del crecimiento.

 

La "base monetaria cero" perdió credibilidad; hace falta que el gasto público asuma un rol central en bajar la inflación.

 

Mientras más caiga el precio de los bonos soberanos, mayor será la tentación de los denominados "fondos buitre".

 

La suba sostenida de los precios de las materias primas desde 2003 en América Latina generó un beneficio inédito, pero un aprovechamiento cortoplacista en Argentina.

 

Fundado el 4 de agosto de 2003

Top
We use cookies to improve our website. By continuing to use this website, you are giving consent to cookies being used. More details…